Menú
¿Qué hacer con mi perro en verano?
¿Qué hacer con mi perro en verano?
VACACIONES

¿Qué hacer con mi perro en verano?

Ir con tu perro de vacaciones puede ser la opción más divertida o la más estresante si no se tienen en cuenta algunos puntos cruciales.

Viajar junto a nuestro perro es la opción más popularViajar junto a nuestro perro es la opción más popular

En el momento en que acogemos a una mascota, sea del tipo que sea, hemos de ser plenamente conscientes de que supone una gran responsabilidad. Se convierte en un miembro de la familia más y al igual que el resto tiene una serie de necesidades que hay que cubrir. Sin embargo, no deja de ser un animal, por lo que puede llegar a ser complicado en algunas ocasiones incorporarlo en los planes familiares.

En el momento de planificar las vacaciones de verano es cuando nos damos cuenta de lo complicado que puede llegar a ser encontrar un espacio y unos planes que sean compatibles con nuestra mascota. Será entonces el momento de plantearnos si nos iremos de vacaciones con el animal o tendremos que buscar una alternativa que suponga separarnos del animal.

Vacaciones con la mascota

No hay lugar a duda de que la mayor parte de las personas que tienen mascota prefieren irse de vacaciones con ella. El problema es que no siempre es posible. Existen numerosas limitaciones a la hora de desplazarse y alojarse con un animal. Todo ello pondrá trabas en nuestros planes así que si estamos convencidos de querer viajar con nuestra mascota hemos de adaptarnos nosotros.

Empecemos por elegir dónde ir. Hoy en día los alojamientos turísticos se han dado cuenta de la necesidad de la gente de viajar con sus mascotas y cada vez ofrecen más opciones. Se puede encontrar hotel en cualquier localidad destacada que admita huéspedes con perro. Los apartamentos y las casas rurales son aún más permisivas con las mascotas, aunque también es cierto que principalmente hacen referencia a un perro y cuando se trata de más de uno u otros tipo de animales pueden ser recelosos.

Casas rurales con espacios al aire libre son la mejor elecciónCasas rurales con espacios al aire libre son la mejor elección

Lo mismo ocurre con espacios abiertos como la playa. En todo el territorio español, al igual que ocurre en otros países, existen arenales en los que está permitido que los bañistas acudan con su perro y éste pasee por la arena y se bañe en el mar como uno más. Si buscáis un destino de playa haceros con una buena guía de estos arenales porque en el resto está prohibido llevar al perro. Hacemos referencia a los canes porque otros animales ni siquiera se contemplan en la normativa vigente.

Irse de vacaciones a una casa rural, en la que permitan llevar animales, y con numerosos espacios verdes alrededor es una de las mejores opciones para aquellos que viajan con mascota. Se pueden encontrar propuestas tales como senderismo, que son compatibles para realizar con una mascota. Los viajes a grandes ciudades suelen entrañar más dificultades si se va acompañado de un perro o un gato.

Viajar con la mascota

El mejor modo de transportar a un animal es en un vehículo propio. Los medios de transporte públicos pueden poner objeciones al transporte de determinados ejemplares, sin contar que os pueden cobrar un plus y obligar a que no viaje con vosotros, sino en la bodega. Y no olvidemos que los viajes de varias horas pueden suponer un trastorno para la mascota. Deben viajar en un espacio habilitado para ellos, generalmente jaulas totalmente ventiladas y a través de las que pueden ver lo que ocurre a su alrededor.

Resulta más cómodo viajar en nuestro propio coche. Así gestionaremos el trayecto, el recorrido y podremos hacer cuantas paradas queramos y dejar que, por ejemplo si se trata de un perro, pueda salir y mover las patas. Durante el proyecto, con indiferencia del transporte elegido, hay que dar de beber al animal para mantenerlo hidratado. No es recomendable darles de comer porque pueden marearse y la comida sentarles mal.

Consulta una guía de playas donde se permitan los perrosConsulta una guía de playas donde se permitan los perros

Separarnos de la mascota

Si las vacaciones de verano que planteamos no son compatibles con nuestra mascota hay que buscar qué opciones tenemos para ella, que estará separada de nosotros durante unos días. La primera y a la que recurre casi todo el mundo es dejársela a un familiar o amigo que no vaya a cogerse días libres.

Esto depende de cada cual, especialmente de los seres cercanos que tenga y de si estos realmente pueden quedarse con el animal. Hermanos, padres y amigos a buen seguro que no pondrán pegas a cuidar durante unos días a nuestra mascota. Aunque también es cierto que no podemos aprovecharnos y convertirlo en una costumbre.

Hay que contar con todas sus necesidades
Es recomendable que en caso de hacerlo elijamos a alguien que nos sea muy cercano tanto a nosotros como al animal, para que éste no se sienta especialmente desplazado, ya que estará días sin vernos y viviendo con extraños. Es una sensación nada agradable y que puede provocar tristeza en el animal.

Para que sobrelleve mejor nuestra ausencia lo más apropiado sería que la mascota no se cambiara de casa y que fueran sus cuidadores temporales los que se trasladaran a la nuestra, para que no se sintiera extraña. Como esto no es posible en la gran parte de los casos la mejor sugerencia es que al llevarlo a otra vivienda llevar también sus juguetes, los recipientes en los que come y bebe habitualmente y todo elemento que le recuerde a su casa.

Eso es en el caso de mascotas que precisan más atención, como un perro o un gato. Hay otras como pájaros y peces que no necesitan tanta supervisión y bastará con que alguien acuda una o dos veces al día a darles de comer y controlar que se encuentren en buen estado.

Un hotel para perros cuesta alrededor de 10 euros por díaUn hotel para perros cuesta alrededor de 10 euros por día

Un hotel para animales

Por último nos queda ver la opción más profesional para cuando llega el verano y no podemos llevarnos a nuestra mascota de vacaciones: un hotel para animales. Cada vez están más extendidos este tipo de establecimientos en los que las mascotas son cuidadas con el mayor de los mimos.

Ten en cuenta el destino y sus requisitos
Se trata de instalaciones que habitualmente se encuentran situadas en el campo, con amplios espacios para que los animales gocen de mayor libertad. Además de que los cuidadores están pendientes de ellos y les darán comidas y cuidados veterinarios adecuados -si es que los precisaran- estarán acompañados de otros animales, algo que les hará más fácil la separación de sus dueños.

El alojamiento del animal en un hotel de estas características es relativamente barato, ya que se sitúa en torno a los diez euros por día e incluye todas las necesidades de la mascota. Incluso se puede encontrar alguna instalación gestionada por voluntarios de manera gratuita que pueda acoger mascotas durante unos días.

Abandonar a tu perro es un acto deplorable y egoistaAbandonar a tu perro es un acto deplorable y egoista

Numerosos abandonos en verano

Como hemos visto existen numerosas alternativas a la hora de plantearnos qué hacer con nuestra mascota en vacaciones. Sin embargo se siguen produciendo miles y miles de abandonos de animales cuando llega el verano, algo que se ha agudizado además con la crisis económica.

Las protectoras que cuidan a animales abandonados cada vez tienen más dificultades para mantenerlos ya que tienen menos ingresos y ayudas. Por ello conciencian de la responsabilidad que uno asume en el momento en que elige a un animal como mascota y le abre las puertas de su casa.

Hay que recordar que no son meros juguetes con los que uno puede jugar cuando le apetece y cuando no puede desecharlos en cualquier lugar. Se trata de animales que precisan de unos cuidados y un cariño como el que ellos mismos dan a la familia que los recibe.

Te puede interesar