Menú
La chinchilla, una mascota para nuestra casa
La chinchilla, una mascota para nuestra casa

TU MASCOTA

La chinchilla, una mascota para nuestra casa

Descubre los cuidados y las características de las chinchillas para que cuides correctamente a este adorable roedor.

La chinchilla es un roedor que requiere de escasos cuidadosLa chinchilla es un roedor que requiere de escasos cuidados

La chinchilla pertenece a la familia de los roedores. Se trata de pequeños mamíferos originarios de la cordillera de los Andes. Es una mascota perfecta para tener en casa ya que no requiere de demasiados cuidados, ni necesitan un espacio determinado de habitar, ni obliga a sacarlos a la calle para hacer sus necesidades o pasear que es el pesar de todos los dueños de mascota y lo que retrae a la hora de adquirirlas.

Además, se trata de un animal que nos acompañará durante muchos años pues su esperanza de media de vida está comprendida entre los 15 y 20 años de duración. Blanca Caballero, veterinaria de la clínica madrileña Animalium, cuenta para Bekia las características y necesidades propias de este roedor.

Características de la chinchilla

La chinchilla posee unas características que comparte con el resto de roedores, aunque tienen algunas características diferenciales, pero en su mayoría son similares. La primera característica importante a valorar, si queremos tener este animal de mascota, es plantearnos la idea de adquirir más de un chichilla pues el roedor es un animal que no le gusta la soledad. Les produce depresión y malestar e incluso en alguno casos la propia muerte. Según afirma la veterinaria Blanca Caballero: "Para evitar problemas, lo mejor es no adquirir las dos chinchillas machos, pues éstas se pelean entre sí mucho para marcar su territorio.

La alimentación y los cuidados de la chinchilla son baratos
Además, si tampoco queremos tener descendencia lo mejor es que nuestro roedor sea hembra. Así evitaremos peleas entre ellas y la posibilidad de quedarse embarazada". A pesar de que este animal es ideal para tenerlo en casa por lo citado anteriormente y porque se trata de animales dóciles, es cierto que lo que les diferencia a la chinchilla del resto de roedores es que son animales nocturnos. Esta mascota puede ser bastante ruidosa por la noche, por ello es mejor mantenerla alejada de las habitaciones.

En cuanto al mantenimiento básico de la chinchilla es muy sencillo. La comida, el heno y el sustrato, tres productos que necesitan no suelen ser caros. Como con cualquier otra mascota, el desembolso principal puede resultar algo costo pues necesitará adquirir una jaula amplia y a ser posible con diferentes alturas. Según la veterinaria Caballero, aunque la jaula sea amplia no se recomienda que pasen metidas dentro de ela las 24 horas del dia, hay que sacarlas para que se muevan en un mayor espacio y corran, pues son animales muy activos que necesitan actividad diaria.

La chinchilla es un animal independiente pero sociable y cariñosoLa chinchilla es un animal independiente pero sociable y cariñoso

A la hora de los cuidados veterinarios es bueno saber que las chinchillas no necesitan vacunas (otra razón más para ser una buena adquisición como mascota low cost), pero si es necesario llevarlas a revisión cada seis meses para desparasitarlas y evitar parásitos internos y problemas dentales, las enfermedades más comunes entre el roedor. Como buen roedor, la chinchilla es un animal muy independiente pero una vez que consiguen adaptarse a su nueva vida (que lo suele hacer bastante rápido) son animales muy sociables y cariñosos con sus dueños.

Los pequeños de la casa pueden hacerse cargo de la chinchilla
Al principio, al cambiarlos de hábitat, puede ser que se estresen (es una de sus características comunes) pero si se les deja a sus anchas, que vaya inspeccionando su nuevo hogar y conociéndolo sin agobiarlo (sin cogerlo constantemente, sin darle sobresaltos ni someterlos a ruidos fuertes) este estrés se le pasará a los pocos días. El tema de la temperatura si hay que tenerlo en cuenta y tener especial cuidado, según alerta Blanca Caballero: "Son animales que acumulan muy bien el calor por su alta densidad de pelo, lo que supone un problema en verano. Con temperaturas superiores a 25 grados hay que prestarle mucha atención a nuestra mascota ya que como los humanos, la chinchilla puede padecer un golpe de calor que le lleve a la muerte o a dejarle secuelas irreparables".

Adquirir una chinchilla

Si a la hora de adquirir una chinchilla tenemos dudas de cuál es la elección más acertada, la veterinaria Blanca Caballero nos indica cuales son las pautas a valorar para poder elegir la mejor chinchilla.

Las chinchillas se pueden adquirir en tiendas específicas de venta de animales o en criadores caseros. Si escogemos la segunda opción, debemos tener en cuenta que el criadero sea de confianza o que tengamos buenas referencias y que tengan todas las inspecciones de sanidad pertinentes. Las chinchillas las hay de diferentes colores. A la hora de adquirir una debemos cogerla lo más joven posible, pero siempre que este destetada, que suelen ser las que tengan alrededor de los 2 o 3 meses.

Esto es sencillo de entender, los primeros meses de vida del animal, necesitan alimentarse de la madre y tenerlas cerca. Estos primeros meses sin importantes ya que determinará que la chinchilla salga adelante con buena salud o que en algunos casos mueran. Cogerla a partir de los dos meses, nos asegura que está en buen estado y que ya pueden empezar su vida separados de su madre.

Los niños pueden hacerse cargo de las chinchillasLos niños pueden hacerse cargo de las chinchillas

Antes de adquirir nuestra chinchilla, debemos observar principalmente los ojos del roedor (que se encuentren bien abiertos) orejas sin costras que determina que no tienen infección, la boca limpia y que los dientes no se encuentren por fuera de ella, manos y patas firmes, que se sostengan sin problema en el suelo. En cuanto el pelo, si posee pelos que sobresalen unos de otros no pasa nada, simplemente es que esa chinchilla ha pasado estrés pero eso no quiere decir que no esté sana. El hocico no debe tener mucosidad, esto puede denotar que el animal es propenso a resfriados y derivarse en neumonía, una de las causas principales de enfermedad de los roedores.

Para finalizar, Según Blanca Caballero: "Tener una chinchilla como mascota en casa, es una muy buena decisión. No requiere invertir en ellas demasiado tiempo y los gastos básicos que requieren son asequibles para cualquier persona. En el caso de que tengamos niños, el roedor es el animal perfecto de compañía. Su pequeño tamaño les permitirá a los pequeños de la casa a poderse hacer cargo de ellos y su docilidad tranquilidad tendrá confiadas a las mamás de que nos les hará daño a sus hijos".

Te puede interesar