Menú
5 consejos para que tu perro duerma toda la noche
5 consejos para que tu perro duerma toda la noche
TIPS Y CONSEJOS

5 consejos para que tu perro duerma toda la noche

Tu nueva mascota tiene que adpatarse a vuestro hogar y es posible que las primeras noches tenga dificultades para conciliar el sueño por ello te damos estos consejos para garantizar que ambos descansáis.

Adquirir una mascota puede llegar a ser uno de los momentos más importantes de nuestra vida. Este nuevo compañero pasará muchas horas con nosotros y estará siempre a nuestro lado en el hogar.

Sin embargo, puede que te suponga también algún imprevisto si no lo tienes tan bien cuidado o no le prestas toda la atención que se merece. Alguno de estos inconvenientes puede ser que no duerma durante toda la noche o que te despierte constantemente muy pronto por la mañana. Eso será porque seguramente que no se ha ido a dormir cansado o no ha realizado el suficiente ejercicio que necesita durante el día y, por la noche, no tiene sueño como para dormir durante ocho horas seguidas. Por lo tanto, deberemos seguir una serie de pautas y consejos si queremos que nuestro perro nos deje descansar toda la noche y además se sienta cansado y feliz al acostarse. En Bekia te damos 5 consejos para que tu perro duerma toda la noche.

El perro necesita un espacio adecuado para dormirEl perro necesita un espacio adecuado para dormir

1. Cómprale una cama adecuada

Muchos dueños creen que el perro duerme bien directamente en el suelo. No obstante, y aunque pueda descansar a menudo sin nada debajo, el perro puede sentirse incómodo e irá moviéndose por toda la casa con tal de encontrar el lugar adecuado para él y conciliar el sueño, sobre todo si nos acabamos de mudar o la mascota ha llegado recientemente al hogar y todavía no se lo conoce bien.

Así pues, lo mejor que podemos hacer es adquirir una cama específica para el perro. La pondremos en un lugar que se encuentre cerca de nosotros. Piensa que los perros son animales de manadas, que se mantienen siempre todos juntos y cuando uno queda excluido es porque el resto no lo quiere en el grupo. Si no quieres que tu mascota lo pase mal no lo dejes durmiendo fuera en el jardín (además de por razones climatológicas obvias) y no lo alejes mucho de tu habitación.

Hay dueños que dejan sus mascotas dormir en el mismo cuarto, pero uno de los mejores consejos es que tu mascota tenga tu propia cama. Si duerme contigo seguramente se mueva mucho y no te deje descansar. Es un animal, por lo que puede que ronque, te dé calor e, incluso, te pida entrar y salir de la habitación porque tiene sed o hambre.

Si no está suficientemente cansado no se va a dormir fácilmenteSi no está suficientemente cansado no se va a dormir fácilmente

2. Asegúrate de que está cansado antes de ir a dormir

Dependiendo de la raza de perro que tengas necesitará más o menos ejercicio. Sin embargo, esto no quita que todas estas mascotas deban ser paseadas, al menos, tres veces al día y durante al menos quince minutos. De este modo podrán hacer sus necesidades siempre en la calle y habrán realizado un poco de ejercicio, perfectos para conciliar el sueño.

No obstante, puede que este ejercicio no sea suficiente para tu mascota y necesite más para estar cansado y descansar durante toda la noche. Entonces dependerá de ti dedicarle más tiempo a tu perro. Podéis ir a pasear durante más rato o jugar en casa o en el parque. Piensa que mientras juega con la pelota no solamente se está cansando sino que está usando la adrenalina y la diversión que le proporciona el juego, con lo que sentirá más relajado cuando termine pero también menos excitado, porque habrá tenido tiempo de quemar esta energía. Es muy importante que los perros estén en constante movimiento, no solo para mantener la línea o estar cansados para ir a dormir, sino además porque deben estar mentalmente motivados y contentos, sin llevar una vida demasiado aburrida y monótona, pasando mucho tiempo solo o sentado en casa.

Antes de dormir tiene que haber hecho sus necesidadesAntes de dormir tiene que haber hecho sus necesidades

3. Asegúrate de que todas sus necesidades están cubiertas

Para que tu perro duerma durante toda la noche otro de los consejos muy importantes que lo hayas sacado a pasear justo antes de ir a dormir. De este modo no podrá pedirte que lo bajes de nuevo a la calle, porque ya habrá hecho todas sus necesidades. Por supuesto algún día puede tener problemas de vientre mientras duerme y te pida excepcionalmente volver a bajar.

También es muy importante que le tengas siempre puesta agua limpia. Los perros ensucian muy rápido el agua del bebedero, por lo que deberás cambiarla al menos dos veces al día. Algunas mascotas no querrán beber agua sucia, por lo que mientras más tardes en cambiársela más tiempo habrán estado deshidratadas. Asegúrate también de que le has dado de cenar a tu perro antes de ir a dormir. Así no podrá pedirte más comida durante la noche y te dejará dormir de un tirón.

4. Si sospechas que algo no va bien, llévalo al veterinario

Quizás tu mascota esté desarrollando algún tipo de molestia o enfermedad y por eso no pueda dormir adecuadamente por las noches. Así pues, si ves que se está comportando de un modo distinto de lo habitual quizás deberías llevarlo al veterinario para que pueda detectar si realmente le está pasando algo.

Como comentábamos, si tiene problemas intestinales pedirá durante la noche bajar a la calle para hacer de vientre y seguramente se encuentre nervioso. Puede que haya comido algo que le ha sentado mal y tenga ganas de vomitar o, simplemente, tenga dolores que le hagan estar más movidos en general mientras duerme, pero nosotros quizás solo seamos conscientes durante la noche, cuando no nos deja dormir. Por lo tanto, habla con el veterinario para poder descartar que sea un problema de salud.

Si observas que tu perro sigue sin acostumbrarse llévalo a un veterinario para descartar un problema de saludSi observas que tu perro sigue sin acostumbrarse llévalo a un veterinario para descartar un problema de salud

5. Si tu mascota tiene miedo

Puede que tu perro esté asustado o algo nervioso durante la noche. Quizás haya alguna fiesta, mucho ruido por parte de los vecinos, la casa sea nueva o fuegos artificiales. Todos estos factores pueden hacer que tu perro esté muy asustado y no pueda conciliar el sueño. Si este es su caso intenta dejarle prendas de ropa usadas para que se sienta menos solo. También puedes utilizar esencia de lavanda para tranquilizarle frotándosela directamente sobre la piel (asegúrate que es un producto específico para perros).

Si estas soluciones no funcionan puedes optar por dejar que duerma más cerca o dentro de tu habitación durante los días de más ruido. Piensa que si tu perro está asustado no es porque quiera y existen factores externos a él que le impiden poder actuar con normalidad. En algunos casos, cuando el miedo es demasiado intenso, deberemos consultar con un profesional y conseguir que nuestro perro vuelva a estar tranquilo y feliz.

Te puede interesar