Menú
Claves para entender el comportamiento de nuestro gato
Claves para entender el comportamiento de nuestro gato

TU MININO

Claves para entender el comportamiento de nuestro gato

Los gatos tienen muchos y variados comportamientos que hay que saber analizar y estudiar para comprender el carácter del felino.

 Los gatos son más independientes que los perros Los gatos son más independientes que los perros

Los gatos tienen un comportamiento más difícil que otro tipo de mascota o animal que podemos tener como un perro. Su forma de expresarse es muy distinta y nos puede costar saber cuál es su problema y sus necesidades como animal. Las diferencias de carácter entre los gatos y los perros son muy notables, los gatos pueden pasar mucho más tiempo solos en casa sin que por ello se angustien o sufran. Los gatos son más territoriales que otros tipo de mascota y eso puede ser muy perjudicial si, por ejemplo, queremos incorporar a la familia otro gato o perro.

Actualmente, los gatos son las mascotas que muchos españoles prefieren por la facilidad que conlleva el cuidar de ellos, pero siempre hay que atender ciertas necesidades y comportamientos que toda mascota puede tener en un momento determinado.

Los gatos son un animal muy difícil de adiestrar
A pesar de que los gatos son una mascota muy independientes, también existen algunos que en contra del comportamiento habitual son mucho más apegados a sus dueños. Mientras que el gato puede estar hasta tres días solo mientras tenga comida, agua, un lugar donde dormir y su bandeja higiénica, los perros no solo necesitan sus tres paseos diarios, precisan mucho más cariño por parte de su dueño.

Los gatos son un animal muy difícil de adiestrar y domesticar, tienen una naturaleza mucho más salvaje que otro tipo de mascota como puede ser el perro. Son cazadores solitarios que no necesitan a nadie más para poder sobrevivir en el mundo, pero que sea solitario no significa que el gato sea arisco, solamente que tiene otros hábitos para sobrevivir.

Los gatos son muy territorialesLos gatos son muy territoriales

Todo lo individuales que pueden ser los felinos con su comportamiento también son más territoriales que otros animales. La casa en la que viven junto con sus dueños es su territorio, y les gusta tenerlo controlado y no permiten que cualquier extraño se pasee por sus dominios. Cuando un gato se sube a un lugar alto, o se encarama al respaldo del sofá no es más que una muestra de territorialidad y control del entorno. En muchas ocasiones ese afán de controlar todo se puede confundir con curiosidad por conocer cada uno de los recovecos de la casa.

Al contrario que un perro, el gato solo acepta las caricias cuando a él le apetecen y exigirá a su dueño que le preste atención cuando él quiera. Para llamar la atención de los de la casa ronroneará. Además los gatos necesitan estar en el lugar más cálido en invierno y en el más fresco en verano por lo que cuando se sienta agobiado por los inquilinos de la casa y quiera más independencia, acudirá a esos lugares según la época del año.

El gato solo acepta las caricias cuando a él le apetecen
Al contrario que un perro, los gatos son más nocturnos que diurnos, por lo que estarán más activos por la noche, momento en el que les gusta aprovechar para hacer una de las cosas propias de su personalidad: cazar. Aunque este aspecto de su personalidad es el que más se puede cambiar ya que los gatos se aclimatan al ritmo de vida de su familia, y más cuando no necesita de la caza para sobrevivir.

Otro aspecto a tener en cuenta de su comportamiento es que, al tratarse de animales nocturnos, suelen dormir más por el día. Por lo general pueden llegar a dormir hasta 12 horas, pero hay muchos momentos en lo que solamente dormita y es capaz de mantenerse alerta para cualquier cosa que pueda ocurrir. Otro aspecto a tener en cuenta es que duermen también en función de su actividad, es decir, un gato aburrido dormirá mucho más que otro que se mantiene activo durante el día.

Los gatos son las mascotas más limpiasLos gatos son las mascotas más limpias

Los gatos son una de la mascota más limpia que podemos encontrar, es por eso que se lame y se acicala varias veces al día. Si acostumbramos a nuestro gato al agua desde pequeño aceptará de buen gusto los baños, al igual que el uso de la bandeja higiénica o dormir en lugares cómodos.

Por lo general, el comportamiento de los gatos es mucho más difícil de entender que el de los perros, es por eso que ante cualquier duda acudamos a nuestro veterinario. Hay problemas de nuestra mascota que puede que no veamos a simple vista pero que observando a nuestro animal podamos descifrar que le ocurre algo.

Antes de adoptar un gato en nuestro hogar, plantéate si es la mascota adecuada a tu situación y personalidad, busca información y pregunta, no adoptes a una mascota que después no puedas mantener y cuidar.

Te puede interesar