Menú
Cuidados para periquitos: consejos básicos
Cuidados para periquitos: consejos básicos

AVES

Cuidados para periquitos: consejos básicos

Aprende todo lo que necesitas saber para mimar a tu periquito: elegir jaula, cuidar su alimentación, mantener su higiene e incluso adiestrarlo.

Joven con su periquitoJoven con su periquito

Temas relacionados
El periquito es la elección ideal para aquellos principiantes en el cuidado de mascotas. Este ave se convertirá en el mejor compañero que puedas encontrar para tu hogar e incluso puede aprender a hablar. La vida media de este pájaro supera los 11 años, aunque factores como la reproducción pueden disminuir su longevidad. En Australia, lugar del que es originario el periquito, viven en bandadas. Conviene por tanto, que le proporciones una pareja o compañero en su nuevo hogar.

Debes tener en cuenta que, al igual que sucede con otros muchos animales criados en cautividad, dejar libre a tu periquito sólo conllevará la muerte del animal. La falta de costumbre ante las inclemencias meteorológicas y el tener que buscar su propio alimento, hará que el ave muera de frío o hambre, en el caso de q no sea devorado por otro animal.

El cuidado y mantenimiento del periquito no requieren un gran desembolso. No obstante, hay una serie de factores a tener en cuenta si buscas darle a tu nuevo amigo todas las comodidades que merece. Toma nota de nuestros consejos.

Cómo elegir jaula para tu periquito

Los periquitos deben disponer de su hogar dentro de tu hogar. La seguridad y la comodidad del animal son los principales factores a la hora de escoger la jaula para tu mascota, pero no los únicos. Olvídate de cuestiones estéticas o decorativas y céntrate en el bienestar del animal.

Forma y dimensiones

Los periquitos necesitan espacio, tanto si están solos como junto a otros periquitos. Por ello, la jaula para tu pájaro nunca debe tener menos de 50 centímetros de ancho por cada pareja de animales que habite en ella. El periquito amar trepar, así que lo mejor es que elijas una jaula con barrotes horizontales. Huye de los modelos que cuenten con recubrimiento de plástico y nunca elijas una jaula con los barrotes blancos. Estos dificultarán la visión del exterior al animal. Evita también los modelos de madera y escoge los de acero más resistentes.

Es importante que la jaula sea rectangular. Los periquitos buscan referencias en las esquinas cada vez que sienten temor o miedo y con las jaulas redondas carecerán de estos puntos referentes. Nuestra recomendación es que, además, elijas un modelo con doble fondo. Te ayudará a facilitar la limpieza de la jaula. Además, si el animal no tiene acceso al doble fondo, evitarás malos olores recubriendo el suelo de la jaula con arena.

A estas recomendaciones básicas, se suman detalles a tener en cuenta a la hora de adquirir el hogar para tu mascota. Así, el número de puertas con el que cuente la jaula será importante, ya que muchos de los accesorios y juguetes para periquitos cuelgan de ellas. La separación entre barrotes también resulta fundamental, la distancia ideal entre barrote y barrote es de un centímetro. Como colofón, elige una jaula con puertas abatibles para facilitar el aterrizaje del animal cuando decidas darle algo de libertad por la casa.

Jaula redondaJaula redonda

Ubicación de la jaula

Los periquitos son pájaros y por ello están acostumbrados a las alturas. Es importante que coloques la jaula en un lugar elevado, bastará con situarla a la altura de nuestros ojos.

No hay inconveniente en albergar a los periquitos tanto en el interior como en el exterior de la vivienda, siempre que se eviten los cambios de temperatura extremos. No obstante, sobrellevan mejor el calor que el frío, ya que son animales propensos a los resfriados si se exponen a bajas temperaturas o corrientes de aire. La luz natural es buena para ellos, pero es importante que puedan elegir siempre entre sol y sombra.

Recuerda que no es recomendable variar la ubicación de la jaula con frecuencia. Así que elige bien el lugar antes de tomar la decisión final. Si la instalas en el interior de la vivienda, busca un lugar tranquilo y con buena iluminación. Lugares como la cocina quedan descartados porque el humo y los vapores podrían resultar dañinos para ellos. El salón suele encontrarse entre las mejores opciones. No obstante, evita su proximidad al televisor y busca la cercanía de una ventana.

Comederos y bebederos

Un comedero, un bebedero y un hueso o piedra para afilarse el pico son los tres elementos que nunca pueden faltar en el interior de la jaula de tu periquito. Los hay de infinidad de formas y tamaños; pero desde aquí te recomendamos que optes por la seguridad y comodidad de tu mascota.

El tiempo de libertad es básico
Así, los comederos ideales son los abiertos por la parte superior, evitando aquellos en los que el animal se vea obligado a meter la cabeza. Con estos últimos, las cáscaras de la comida caen sobre el resto del alimento impidiendo que el periquito siga comiendo. Respecto a los bebederos, escoge los de tubo que cuelgan en la parte exterior de la jaula.

El tercer elemento indispensable es un hueso o piedra que facilite al animal mantener su propia higiene. Un hueso de jibia le permitirá afilar su pico y recortar sus uñas sin necesidad de que debas acudir al veterinario para ello.

Complementos y juguetes para periquitos

No imprescindibles pero sí muy recomendables son las perchas o travesaños. Lo mejor es optar por ramas naturales sobre las que el animal pueda posarse. Ramas de distintos diámetros de cualquier árbol frutal les ayudarán a ejercitar sus patas. Colócalas a distintas alturas y no las sitúes sobre los comederos y bebederos para evitar que defequen sobre ellos.

Si lo que quieres es colmar de mimos a tu mascota, los columpios y las escaleras son el complemento ideal. Entre los juguetes favoritos de estos pájaros, se encuentran también las bañeras, ya que el agua les gusta bastante y les ayuda a refrescarse.

Entre los elementos prohibidos se encuentran los espejos y otros objetos reflectantes. La extendida creencia de que ver su reflejo ayudará a tu mascota a sentirse acompañado es errónea. Confundirá su imagen con otro animal e interactuará con él. La falta de respuesta podría ocasionar serios problemas a tu mascota.

Alimentación del periquito

Mantener bien alimentado y cuidado a tu periquito es tarea sencilla. Estos pájaros se alimentan principalmente de alpiste, mijo y otras semillas. Existen preparados que combinan estos productos y por un módico precio en todas las tiendas de animales. Limpiar su comedero y cambiar el agua a diario, son requisitos indispensables para el buen cuidado de tu mascota.

Además de las citadas semillas, los periquitos son unos grandes amantes de la fruta y la verdura como parte de su alimentación. El producto estrella para ellos es la lechuga. Recuerda siempre lavar y secar las hojas antes de ofrecerlas al animal. Puedes introducir trocitos de berenjena, manzana, melón e incluso piña en su menú. No obstante, el abuso de frutas y verduras puede provocarles diarreas.

Es importante que conozcas la lista de alimentos prohibidos que podrían dañar seriamente la salud de tu periquito. El aguacate, el perejil, la patata y el ciruelo son algunos de los alimentos que quedan descartados en la dieta de tu mascota. Evita también los alimentos demasiado fríos.

Completa el cuidado alimentario de tu periquito con un hueso de jibia o con grit. Además de ayudarles a afilar su pico, les proporcionará el calcio y minerales necesarios, sobretodo en épocas de reproducción. Por último, presta atención a la época de muda de la pluma y refuerza su alimentación con preparados especiales disponibles en tiendas de animales si fuera necesario.

El periquito, la mascota idealEl periquito, la mascota ideal

Otros cuidados

Limpieza e higiene

La limpieza de la jaula y los accesorios del periquito son fundamentales a la hora de mantener la salud de nuestra mascota. Limpia con agua hirviendo cada uno de los alimentos como mínimo una vez a la semana y controla la presencia de insectos bajo las alas de tu periquito.

La longitud de sus uñas es otro de los factores a tener en cuenta. Si disponen de los elementos necesarios en el interior de la jaula, los periquitos mantendrán la longitud adecuada de sus uñas. Si crecen demasiado, te recomendamos que acudas al veterinario. En caso de que decidas cortarle tu mismo las uñas, podrías provocarle una hemorragia. Estos pájaros tienen una vena en sus patas que podrías dañas con facilidad.

Vuelo libre y adiestramiento

Es conveniente que permitas a tu periquito volar en libertad por tu salón de forma habitual. El tiempo ideal es de unas dos horas diarias, pero puede variar según las rutinas de dueño y mascota.

Respecto a la posibilidad de adiestrar a tu mascota, no tendrás grandes dificultades. Los periquitos son pájaros muy inteligentes que aprenden rápido, con unos 15 minutos al día será suficiente. En ejemplares adultos, puede resultar algo más costoso.

Reproducción

La vida en pareja de los periquitos es lo más recomendable. Puedes unir dos machos, evita la convivencia de dos hembras en la misma jaula y te recomendamos que unas a macho y hembra.

Si tienes una pareja de periquitos, no temas por su reproducción, no lo harán a no ser que les proporciones un nido para ello. Los más apropiados son los de madera que sobresalen de la jaula y que permiten la entrada y salida de los animales sin complicaciones.

Los periquitos ponen de dos a seis huevos y los incuban durante unos 18 días. Tanto el macho como la hembra se ocupan de la alimentación de las crías, las cuales, son capaces de abandonar el nido alrededor de los 35 días después de su nacimiento. A partir de ese momento, tú pasarás a ser su cuidador. ¿Estás preparado?

Te puede interesar