Menú
7 Diferencias entre un amante de los perros vs. una madre/padre de perros
7 Diferencias entre un amante de los perros vs. una madre/padre de perros

COMO UN HIJO

7 Diferencias entre un amante de los perros vs. una madre/padre de perros

Cuando entra un perro en nuestra familia pasa a ser un miembro más y lo queremos tanto que parece un hijo.

Cuando adoptamos o adquirimos una mascota estamos obteniendo una gran responsabilidad. El hecho de traer el animal de compañía a casa conlleva tener que pensar en todos sus cuidados y asegurarnos de que es feliz a nuestro lado desde el primer día. Como un integrante más de la familia que será, debemos tener en cuenta que tendremos que modificar nuestras rutinas y hacer una inversión económica con tal de que nuestra mascota pueda vivir en las mejores condiciones posibles y esté siempre a gusto con nosotros.

Además, sobre todo durante los primeros meses, es importante que la educación de tu mascota sea tu prioridad. Por eso, deberás seguir unas pautas para que tu mascota aprenda a hacer las necesidades fuera de casa o en el lugar asignado y aprenda unas normas de comportamiento y de convivencia, para que todos podáis estar a gusto en casa. En el caso de que sea un perro, también deberás enseñarle a cómo comportarse durante los paseos con los otros perros y con las personas de todas las edades, con tal de que tenga una buena educación y puedas evitar que haga daño a nadie.

Invierte tiempo en su educaciónInvierte tiempo en su educación

Así pues, el adquirir o adoptar una mascota significa que tu vida va a cambiar de manera notable. De hecho, es muy parecido a cuando una pareja tiene un bebé, que todos sus hábitos y costumbres cambian, por lo que ambos deberán seguir una nueva rutina y adaptarse a la llegada de su hijo a casa. Por eso, muchos amantes de los perros que tienen una de estas mascotas en casa se consideran padres o madres de su animal de compañía, puesto que le dedican un tiempo y le dan unos cuidados parecidos a los que los padres podrían darles a su bebé, salvando las diferencias, haciendo que sea diferente el hecho de que te gusten estas mascotas y seas un amante de los perros o bien seas una madre o un padre de perros.

Descubre entonces cuáles son siete de las diferencias que existen entre un amante de los perros y una madre o padre de perros, para saber a cuál te pareces más.

1 El perro en el dormitorio

Las personas que son amantes de los perros seguramente se sienten muy contentas cuando ven uno cuando van a casa de sus amigos o familiares y les encanta tocarlo o pasar rato con él. Sin embargo, es posible que un amante de los perros no comprenda el vínculo que existe entre la mascota y su dueño, por lo que es normal que no le parezca correcto que el perro entre en el dormitorio o que, incluso, duerma en la misma cama que la persona.

Si el vínculo con su mascota es muy grande pueden llegar a dormir con ellaSi el vínculo con su mascota es muy grande pueden llegar a dormir con ella

Sin embargo, los padres o madres de perros tienen un gran vínculo emocional con su mascota, por lo que probablemente muchos de ellos les permitan entrar en el dormitorio, dormir a los pies de su cama o bien encima de la misma. Aunque existen opiniones muy diversas sobre si es bueno o malo que el perro duerma con nosotros, seguramente nuestra mascota esté muy contenta si le dejamos pasar la noche a nuestro lado.

2 Adaptar sus planes

Los padres o madres de perros intentarán pasar el máximo de tiempo posible junto a su mascota, por lo que es muy probable que les cueste separarse de ella. Aunque pueden dejarla sola en el hogar, como hacen cuando van a trabajar por ejemplo, es muy probable que en su tiempo libre quieran llevársela con ellos, algo que hará que tengan que cambiar muchos de sus planes. Quizás el amante de los perros no comprendería este esfuerzo, algo que un padre o madre de perros hace sin dudarlo.

3 Cuando se encuentran a otro perro por la calle

Un amante de los perros seguramente saludará al perro si tiene ocasión y poco más. No obstante, un padre o madre de perro querrá también conocer todos los detalles de este animal, puesto que ellos también tienen una mascota como esta. Sobre todo si es de la misma raza, puesto que entre ellos, los dueños de las mascotas, pueden contarse detalles importantes o darse consejos para el cuidado de sus propios perros. Si eres un padre o madre de perros, seguramente conoces los nombres de la mayoría de los perros de tu barrio que salen a la misma hora a pasear que tú, pero no los nombres de sus dueños.

Los dueños socializan con otros dueños para hablar de sus mascotasLos

dueños socializan con otros dueños para hablar de sus mascotas

4 Fotos junto a la mascota

A un amante de los perros seguramente le guste mucho verlos, pero no tendrá el teléfono móvil repleto de las fotos de su mascota. Sin embargo, una madre o un padre de perro es muy probable que tenga a su mascota como fondo de pantalla, multitud de selfies a su lado e incluso fotos de su perro en el hogar. Para ellos el animal de compañía es un miembro más de la familia y, como tal, deben tener también fotografías suyas.

5 La casa llena de juguetes

Un amante de los perros gustará de saludar y jugar con estos animales de compañía ocasionalmente, pero los padres y madres de perros sabrán lo que es tener la casa llena de juguetes o de alimentos diferentes. Cada vez que salgan a comprar, seguramente se acuerden de su mascota y quieran traerle algo a casa para que esté contenta al recibirle.

6 Hablarle a tu mascota

Los amantes de los perros pasarán ratos con ellos, pero quizás no tengan un vínculo emocional tan grande como lo tendría un padre o madre de perros, quien no dudará en contarle a su mascota cómo le ha ido el día o le hablará con una voz distinta, señal de cariño y del amor que le procesa.

Muchas personas hablan a sus mascotas como si se tratara de un humanoMuchas personas hablan a sus mascotas como si se tratara de un humano

7 Acordarte de tu perro en los momentos más inesperados

Para un padre o una madre de perros cualquier momento es adecuado para acordarse de su mascota. Por lo que es normal que si pasan por un parque muy grande o conocen el perro de otra persona no puedan dejar de pensar en el suyo y en cuánto podría gustarle pasar ese momento con ellos. Además, no les gustará dejarlos solos en casa, por lo que es normal que tengan muchas ganas de llegar al hogar para poder pasar tiempo con su mascota, puesto que el perro se pasará el día esperando a que llegue su dueño para poder jugar, salir a pasear o dormir a su lado.

Te puede interesar