Menú
El loro: características y cuidados para tenerlo como mascota
El loro: características y cuidados para tenerlo como mascota

OTRO AMIGO DEL HOMBRE

El loro: características y cuidados para tenerlo como mascota

Este ave puede ser una buena compañía para tener en casa, siempre y cuando su cuidado sea el adecuado según sus características

Cuando piensas en tener una mascota en casa, la mayoría de las personas se decantan por un perro, un gato o incluso algún tipo de roedor. Pero cada día son más las familias que deciden hacerse con un ave como compañero de hogar. Dentro de las aves, una de las más comunes es el loro, un animal alegre, divertido y cariñoso con el que puedes alegrar tu día a día.

Si estás planteándote tener un loco como mascota en casa, lo primero que debes saber es que son animales muy longevos, es decir, que tienen una esperanza de vida muy larga. Un loro común vive de media unos 60 años, por lo que es un gran compromiso pensar en tenerlo en casa, ya que serán muchos los años que te acompañe y necesite de tus cuidados.

Características del loro

La principal característica que define al loro es, además del gran colorido de sus plumas dependiendo de la especie que tengamos en casa, la capacidad que tienen para hablar e imitar el lenguaje de las personas que lo rodean. Pero no creas que esto es una tarea fácil. El loro no habla desde el primero momento en que llega a un nuevo hogar, sino que necesitarás armarte de paciencia e introducirle el lenguaje poco a poco mediante un entrenamiento diario. Lo que es seguro, es que una vez comience no podrá parar y se volverá la alegría de tu hogar.

Existen numerosas especies de loros, pero todos ellos se caracterizan por ser cariñosos y dependientesExisten numerosas especies de loros, pero todos ellos se caracterizan por ser cariñosos y dependientes

El loro es un ave de tamaño mediano comparado con otros más pequeños que también suelen ser muy elegidos como mascotas como el canario o el agapornis. Suele medir unos 40 centímetros y tiene un amplio plumaje muy colorido, dependiendo de la variedad de hasta 300 especies que podemos encontrar y posee un gran pico. Debes tener en cuenta que su pico no nace igual en la parte superior que en la inferior, algo que será muy importante a la hora de cuidarlo.

Son animales muy cariñosos e inteligentes, por lo que conocerán muy bien quiénes son sus dueños y pedirán mimo y compañía en muchos momentos, ya que no les gusta estar solos. Por esto, muchas personas que deciden tener un loro como mascota se decantan por hacerse con una pareja, para que las horas en las que tengan que quedarse solos en casa sean mucho más llevaderas, y evitar así posibles episodios de depresión.

Cuidados del loro

Si decides tener este ave como animal de compañía en casa, lo primero que debes preparar es el lugar donde va a pasar la mayor parte de su tiempo. Lo ideal es hacerte con una pajarera grande, de al menos 1 metro y medio de alto por 2 metros de ancho, para el que el animal pueda realizar vuelos y colgarse de varios lados, algo que lo mantendrá entretenido y en constante movimiento. Esto también dependerá de la cantidad de ejemplares de la especie con los que te vayas a hacer.

Los loros necesitan atenciones y cuidados, si no se les hace caso se vuelven agresivos y pueden llegar a tener depresión

Los loros necesitan atenciones y cuidados, si no se les hace caso se vuelven agresivos y pueden llegar a tener depresión

Si por espacio no es posible, también existen en el mercado muchas jaulas que, aunque más pequeñas, están adaptadas para el tamaño de este animal y también le permitirán movimiento. Lo que sí debes saber es que cuanto más pequeña sea la jaula, más tiempo tendrás que dejar que salga de ella para poder dar vuelos por la casa y seguir con su entrenamiento diario, sino podrías conseguir que sus alas se acabarán atrofiando de no ejercitarlas.

La jaula debe estar colocada en un lugar seco y sin corrientes de aire, donde tampoco afecte la luz directa del sol. Lo más adecuado es tenerlos en la sala de estar, donde además puedan estar atentos a todos los movimientos de personas que se suceden por la casa, ya que odian la soledad. Es muy importante mantener la jaula en óptimas condiciones, y limpiándola al menos dos veces al mes.

Otra de las cosas a tener en cuenta cuando decides tener un loro en casa, es saber que es un animal que necesita de muchas atenciones. Además, son muy agradecidos con el cariño que le muestran sus dueños y si no es así, pueden volverse muy desagradables y agresivos, algo que te harán saber a través de sus gritos o picoteando para romper la jaula.

La belleza de los loros es indiscutible, por lo que también es muy importante su cuidado físicoLa belleza de los loros es indiscutible, por lo que también es muy importante su cuidado físico

La alimentación de los loros no es muy complicada de llevar. Su dieta está principalmente compuesta por alpiste y semillas, pero también agradecen algo de fruta y verdura de vez en cuando. Evita los dulces y alimentos fuertes y derivados de lácteos.

Una de las mejores cosas que tienen los loros es su increíble belleza, sobre todo cuando se encuentran volando, por lo que también debes dedicar tiempo a su cuidado físico. Cortarle las uñas al tamaño indicado dependiendo de la edad del ave, recorta sus alas para que no se excedan de peso y tamaño y mantén siempre su pico limpio, ya que además esto hará que sea menos probable que contraiga enfermedades derivadas de infecciones debido al picoteo constante.

Te puede interesar