Menú
Mi perro ha muerto: ¿Me compro otro inmediatamente o debo esperar?
Mi perro ha muerto: ¿Me compro otro inmediatamente o debo esperar?

COMPRAR O ESPERAR

Mi perro ha muerto: ¿Me compro otro inmediatamente o debo esperar?

A veces las mascotas llegan a ser un miembro más de la familia y cuando fallecen no sabemos como reaccionar, si comprar otra o esperar a pasar el duelo.

Debes aceptar la pérdida y darte un tiempoDebes aceptar la pérdida y darte un tiempo

Nuestras mascotas viven unas vidas muy cortas comparativamente con nosotros, aunque nos acompañen desde que son cachorros, por lo que tarde o temprano nos van a abandonar. Hoy en día muchos de los casos de muerte, no se debe tanto a causas biológicas asociadas a la edad y muerte natural, como por la calidad de vida de nuestra mascota.

Llega una edad en la que ya sea por la edad, por enfermedad o por las propias limitaciones de la raza no nos va a quedar más remedio que acudir a la eutanasia. Este es uno de los mayores sacrificios que podemos hacer, pues con su muerte, le ahorramos mucho sufrimiento innecesario aunque eso nos llene de tristeza y notemos la falta de su compañía.En estos casos y más aún si tenemos niños de por medio, conviene explicarles con calma la situación antes de tomar la decisión, aunque esta nos corresponda por responsabilidad a nosotros. Muchos psicólogos expertos en relaciones entre mascotas y dueños recomiendan hacer una pequeña fiesta de despedida a nuestro perro, por ejemplo.

Salir a pasear en familia, darle un buen banquete, sacar fotos, jugar con él, en definitiva hacer que sus últimos momentos sean felices, tanto para él, como para nosotros y que ambos nos podamos despedir de la mejor de las formas posibles, que es compañía y con cariño. Llegados a este punto, tras la muerte de nuestro perro o cualquier otra mascota, ha llegado el momento de tomar una decisión.¿ Deseo ir a la tienda y comprar otro perro?, o ¿debo esperar a recuperarme de la tristeza de su perdida?

En este caso debemos de tener en primer lugar las circunstancias de nuestro entorno, lo que se traduce principalmente por nuestros hijos si los tenemos. Para ellos esta ha sido la primera experiencia con la muerte de un ser querido y deberemos de esforzarnos por explicarles que es la muerte, que ha sucedido y que es normal que sienta tristeza y traten de superar la fase de duelo. Debemos hacer partícipe a nuestra familia en esta nueva situación y valorar las posturas de todos y todas con el fin de llegar a un consenso, pues la muerte de nuestra mascota es sentida por todos y no todos la superaremos al mismo tiempo o de la mejor de las maneras.

La muerte de una mascota es ley de vidaLa muerte de una mascota es ley de vida

No decidas en un ataque de pasión

Una vez hablado, debemos de darnos la oportunidad a nosotros mismos de sentir su pérdida, ha sido parte de la familia durante años y la pérdida de su compañía duele, es natural. Por eso lo mejor en estos casos en darse un tiempo, normalizar la situación y adaptarnos a la rutina sin él, pues son los pequeños detalles los que nos pueden hacer llorar o sentir tristeza. Tengamos en cuenta, antes de sopesar la compra de otra mascota, pues no se trata de reemplazar a nuestro amigo, al igual que sucede con las personas, se ha ido y no volverá aunque compremos otro perro, precipitarnos aquí sería un error que pagaríamos tanto nosotros como la nueva mascota.

Este es el principal error que se comete, aunque para la familia un nuevo perro sea compañía animal, esta nueva mascota es totalmente diferente de la anterior, tiene sus manías, sus costumbres, diferente forma de relacionarse, incluso puede que no le guste ni la misma comida, ni los mismos juguetes que al anterior, de ahí que debamos recalcar y tener claro que nuestra nueva mascota es eso, una nueva, no alguien que suple al anterior y que tanto nuestro perro o gato o cualquier otro tipo de animal, deberá de generar nuevos sentimientos de afecto hacia nosotros y nosotros hacia él.

Otro factor a tener en cuenta según los expertos es no variar en mascota, es decir si tenemos un perro, no compremos un gato o viceversa. Esto se debe a la generación de expectativas y el posterior arrepentimiento, son ya no solo razas diferentes, sino también animales.Personalmente antes de ir a una tienda y comprar una nueva mascota siempre recomendare la adopción. Es cierto que en las perreras no suelen tener cachorros, tan demandados y que tanto gustan a los niños y con los que pueden crecer, pero hay un montón de perros que han sido abandonados y que pueden ser tan buenos como cualquier otro con tan solo dedicarles algo de tiempo.

¿Comprar o adoptar?

Deberemos de hacer un esfuerzo extra en comparativa con comprar un nuevo cachorro que podemos educar desde cero, sí, eso cierto, pero estaremos dando una segunda oportunidad a un perro u cualquier otra mascota que no ha hecho nada para merecerse acabar encerrado en una jaula esperando la muerte. Los perros de perrera son igual o más cariñosos que los comprados en una tienda pues conocen experiencias vitales y guardan recuerdos, tanto positivos como negativos y valoran nuestra compañía muchísimo más, aunque al principio se puedan mostrar desconfiados y distantes, tú también lo serias si te hubieran abandonado.

Uno de los consejos que suelen dar los encargados de las adopciones es no precipitarse con la elección y pasar algunas horas con el animal antes de llevarlo a tu casa con el fin de ver la relación que se establece, aunque no lo creas, le puedes caer mal a un perro y no deseará estar en tu compañía por mucho cariño o alimento que le proporciones, aparte de suponer un riesgo para tu familia, busca al adecuado. Además todo el proceso, puede servir como una valiosa lección de vida para nuestros hijos.

Plantéate la adopción de un perro o un gatoPlantéate la adopción de un perro o un gato

Sigue todos los pasos

Finalmente recuerda que deberás de realizar todos los trámites necesarios para llevarte a tu nueva mascota a casa. Eso implica las inspecciones veterinarias correspondientes y la adecuación de tu vivienda a las nuevas características del perro. Aunque no es estrictamente necesario si se recomienda que con la llegada de nuestra nueva mascota renovemos los enseres de nuestro anterior perro.

Como sabes los animales son territoriales y tiene un olfato muy agudo, por lo que estará continuamente detectando la "presencia" de otro animal y eso le puede alterar sobremanera, principalmente los primeros días. Por eso en la medida de lo posible, limpia y esteriliza algunos enseres que sean caros y no puedas permitirte volver a comprar y en el caso de cosas sencillas, como juguetes o platos para comer, es mejor que compres unos nuevos en la tienda para evitar los olores que puedan perdurar y así no generar problemas a tu nueva mascota ni a ti mismo.

Te puede interesar