Menú
Mi tortuga no come, ¿cuál es la razón?
Mi tortuga no come, ¿cuál es la razón?

INFORMACIÓN ALIMENTICIA

Mi tortuga no come, ¿cuál es la razón?

Existen varias causas que provocan que una tortuga no coma, ya sea porque esté hibernando o porque tenga un problema de salud grave.

Las tortugas son animales que suelen tener un gran apetito, lo que hace que prácticamente devoren cualquier cosa que le pongamos por delante. No obstante, esto no implica que podamos alimentarlas con cualquier cosa ya que la mayoría de problemas de salud que pueden tener estos animales se deben a una falta de dieta equilibrada y a una exposición insuficiente de luz solar.

Es por esto que, si te has percatado de que tu mascota no come, no tiene apetito o come muy poca cantidad de alimento, deberás estar alerta ya que esto podría indicar que tu mascota sufre de algún tipo de enfermedad. Ante posibles síntomas como la falta de apetito lo mejor es llevarla al veterinario para que él como experto te diga qué es exactamente lo que le ocurre a tu mascota. No obstante, en este artículo vamos a hablar sobre las posibles causas que provocan que este animal no coma y la diferencia que hay entre que tu tortuga esté hibernando (y por eso no coma) o que tenga un problema de salud grave.

Causas por las que una tortuga no come

Lo primero que debemos tener en cuenta es que es frecuente en las tortugas que hagan ayunos de unos días, no obstante, si notas que este ayuno se extiende por más días de lo habitual, puede que estemos ante un problema de salud de nuestra mascota, esto son algunos de los motivos más comunes, y no peligrosos, por los que las tortugas pueden dejar de comer:

Una dieta equilibrada es fundamental para la salud de las tortugasUna dieta equilibrada es fundamental para la salud de las tortugas

  • Cambios en su entorno o rutina, como un cambio de habitáculo o de casa.
  • Cambios en la alimentación suministrada.
  • Cambios bruscos de temperatura o humedad, normalmente cuando hay un cambio de estación o si os mudáis a otra ciudad con un clima diferente.
  • Cambios en la unidad familiar como la incorporación de nuevos miembros a la familia.

Síntomas de una tortuga enferma

En el caso de que ninguno de los factores mencionados anteriormente haya cambiado y que tu tortuga no esté hibernando o haciendo un ayuno de pocos días, el motivo por el que pudiera no estar comiendo es porque tiene algún tipo de enfermedad, los síntomas más comunes de que una tortuga esta enferma son los siguientes:

Las tortugas son animales que suelen tener un gran apetitoLas tortugas son animales que suelen tener un gran apetito

Si observamos algunos de estos síntomas en nuestra mascota, lo mejor será que acudamos de inmediato al veterinario para que así pueda detectar mejor qué es lo que le ocurre al animal y le puede poner un tratamiento. Algunas de las enfermedades que pueden causar que las tortugas no coman son bastante serias, desde infecciones oculares hasta alteraciones respiratorias o presencia de parásitos.

¿La tortuga cierra mucho los ojos o los tiene completamente cerrados?

Los problemas oculares en las tortugas son bastante comunes, si nuestra mascota sufre de ellos es probable que tampoco le apetezca comer. Normalmente cuando nuestra mascota no abre los ojos bien porque no quiere o bien porque no puede, se debe a que se ha producido una hipovitaminosis. Esto es (a grandes rasgos), una carencia de vitaminas en el organismo del reptil provocada porque la alimentación que le damos no contiene las vitaminas esenciales para nuestra mascota.

Las tortugas atraviesan fases de hibernación durante el añoLas tortugas atraviesan fases de hibernación durante el año

Si sospechamos que el animal puede estar sufriendo de esta enfermedad, como siempre, lo mejor que podremos hacer será llevarlo al veterinario para que este determine si efectivamente se trata de hipovitaminosis o si es una infección ocular. Si finalmente lo que le ocurre a la tortuga es que no toma todas las vitaminas necesarias, el tratamiento que deberá seguir será el de un cambio de alimentación y la aplicación de colirios ricos en vitamina A.

¿La tortuga duerme mucho?

Puede que si notamos que nuestra mascota no come y duerme mucho nos preocupemos pensando que algo malo le puede estar pasando, sin embargo, la mayoría de las veces esto se debe a que está atravesando una fase de hibernación. Las tortugas al igual que los osos, tienen ciclos de hibernación y es de lo mas normal. La hibernación consiste en que el reptil entra en un estado de somnolencia, bajando el ritmo de funcionamiento, disminuyendo así sus constantes vitales.

Si el caparazón comienza a perder dureza y color acude al veterinarioSi el caparazón comienza a perder dureza y color acude al veterinario

Esto es un mecanismo completamente normal en el animal que le permite preservar sus reservas orgánicas. Debemos prestar atención a la temperatura a la que está expuesta nuestra mascota ya que lo más frecuente es que estos animales hibernen cuando la temperatura es muy baja. Para regular la temperatura de su habitáculo, lo normal es recurrir a lámparas de rayos UVA y UVB, que además son importantes para su caparazón.

¿Tu tortuga no come y tiene el caparazón blando?

Si notas que el caparazón de tu reptil comienza a perder dureza y color deberemos acudir de inmediato al veterinario ya que esto es un síntoma muy grande de que algo malo le está ocurriendo a animal.

Los rayos UVB son necesarios para que obtengan vitamina D3Los rayos UVB son necesarios para que obtengan vitamina D3

Cuando un caparazón se reblandece lo que nos está indicando es que el animal está absorbiendo poca cantidad de calcio o no lo está haciendo de forma adecuada. Normalmente esto se debe a que la dieta que le estamos proporcionando a la tortuga tiene un déficit de este mineral por lo que debemos solucionar esto de forma inmediata ya que el calcio es de vital importancia para que el caparazón esté en buenas condiciones.

Asimismo, otro de los motivos por los que quizás nuestra mascota tiene el caparazón blando se deba a que no recibe suficiente luz UVB. Los rayos UVB son los que permiten que el organismo del reptil produzca vitamina D3, la cual es necesaria para que su organismo pueda absorber el calcio de los alimentos. Es por esto que debemos asegurarnos de darle no solo una buena alimentación a nuestra tortuga, sino que tenga una suficiente exposición a rayos UVB, recurriendo a lámparas UVB si no se puede hacer que la tortuga reciba luz solar directa durante el tiempo suficiente. Recuerda que el animal debe exponerse a esta luz durante unas 8 o 10 horas al día.

Te puede interesar