Menú
Otitis en perros: Síntomas, causas y tratamiento
Otitis en perros: Síntomas, causas y tratamiento

MASCOTAS

Otitis en perros: Síntomas, causas y tratamiento

Normalmente los perros sufren una otitis externa en la que se ven afectados sus conductos auditivos y que se puede deber a causas de muy distinta índole.

La otitis es una enfermedad del oído que se produce cuando éste se inflama. La inflamación se produce tanto en la parte externa como en la interna y puede llegar a afectar a los distintos componentes de éste. Normalmente, los perros tienen una otitis externa en la que se ve afectado uno de los conductos auditivos.

Puede tener un carácter temporal o crónico, pero lo que sí que hay que destacar de la otitis es que, al igual que en las personas, se trata de una dolencia bastante molesta por el dolor tan agudo que puede llegar a crear. Lo importante cuando un perro tiene otitis es que estemos atentos a los síntomas que pueda presentar y que más adelante os vamos a explicar para poder pillar la infección cuanto antes.

La otitis es una dolencia que produce un dolor muy agudoLa otitis es una dolencia que produce un dolor muy agudo

Síntomas de la otitis en los perros

En lo que respecta a los síntomas de los perros, deberemos estar atentos, ya que de nuestra atención dependerá que podamos darnos cuenta de que le pasa algo y así ponerle remedio. Por lo tanto, más que atender a los propios síntomas que el perro puede sentir, que al final se resumen en dolor, tendremos que atender a su comportamiento. Para ello, aquí te dejamos algunas pautas para saber a qué debemos prestar atención:

1. Cambios en su comportamiento. Nuestro perro ya no tiene las mismas ganas de jugar ni de moverse y parece apático. Suele estar sentado sin moverse ya que está padeciendo un dolor intenso. Además, no suele estar muy receptivo a que las personas tengan gestos de cariños hacia él por si acaso le hacen daño.

2. No le gusta que le toquen las orejas. Al haberse producido la inflamación, el animal no va querer que sus orejas sean, ni tan siquiera, rozadas. Si aparte de los síntomas que está padeciendo, se le aumenta el dolor porque nosotros le tocamos, podrá tener una reacción violenta a la que no estamos acostumbrados.

3. Problemas de audición. Éste es uno de los síntomas que variará dependiendo de cómo sea la infección. Normalmente, un perro suele tener otitis en un único oído, por lo tanto éste será el que tenga problemas de audición. Nos daremos cuenta porque no responderá con la misma rapidez que cuando está en perfectas condiciones.

4. Sacudidas. Cuando tiene otitis, un perro siente que tiene algo extraño en la oreja, por lo tanto se sacudirá para intentar deshacerse de él. Muchas veces, a parte de las sacudidas, se rozará con todo aquello que encuentre en su camino para ver si, así, puede deshacerse de eso tan molesto que tiene en su oreja.

Existen numerosos síntomas que indican que nuestro perro sufre otitisExisten numerosos síntomas que indican que nuestro perro sufre otitis

5. Aumento del cerumen. Al estar infectado, el oído produce más sustancias de las normales y termina quedándose acumulado. No es sólo la cera la que se acumula, también es posible que aparezca un liquido entre marrón y negro que procede de la infección y que suele tener un olor un poco desagradable.

6. Enrojecimiento de la oreja. Al ser una infección, esta parte del cuerpo adquiere un color rojizo que dependerá del grado de ésta. Esto debe ponernos en alerta de que algo en nuestro perro no está bien y que deberemos llevarle al veterinario lo antes posible. No es un síntoma que se dé siempre o que sea muy visible en todos los casos.

Causas

Saber las causas de la otitis en un perro nos hará hacer una prevención con el fin de evitar que nuestro animal tenga padecer esta dolencia. Para ello, aquí te dejamos alguna de las causas más comunes que pueden llegar a producir esta inflamación.

Normalmente, la otitis en los perros suele ser causada por uno de los parásitos que suele vivir en este animal. Por ello, será necesario que limpiemos las orejas de nuestra mascota a menudo con gasas y el jabón que habitualmente utilices para bañar a tu perro. En el caso de la cavidad interna, será necesario que empleemos líquidos especiales para limpiarla. Estos variarán dependiendo de la raza a la que pertenezca nuestro perro. Además han de tener en cuenta características médicas de éste.

También pueden existir causas muy diversas como las alergias o descompensaciones del propio organismo. En estos casos, la prevención no es tan importante como el seguimiento del estado de salud de nuestro perro. Algo a tener en cuenta es cuidar la calidad del agua que toma nuestro animal. Muchas veces, las causas de las enfermedades de éste viene porque no se filtra el agua y, al final, hay bacterias que entran en su organismo.

Tratamiento

Antes de nada, deberemos de ser nosotros mismos los que nos demos cuenta de que a nuestro perro le está pasando algo y que será necesario llevarlo al veterinario. En caso de que tenga otitis, éste será el tratamiento que el especialista le pondrá para conseguir que su salud vuelva a estar en óptimas condiciones. No lo dejes pasar, ya que cuanto más tiempo pase, peor va a ser la infección y más medidas habrá que tomarse para combatirla.

Es necesario mantener las orejas de nuestro perro limpias para evitar esta dolenciaEs necesario mantener las orejas de nuestro perro limpias para evitar esta dolencia

En primer lugar, el especialista analizará qué tipo de otitis tiene el perro para así comenzar a limpiar su oreja con unos productos y otros. Con sumo cuidado y ayudado de una gasa, irá limpiando los rastros que puedan quedar de la infección. Así se consigue que aquellas bacterias que han provocado la otitis desaparezcan. Por otra parte, será mucho más fácil que el veterinario examine la cavidad si ésta está limpia.

Otra parte que se ha tener en cuenta para realizar un tratamiento es que éste debe ser aplicado al animal teniendo en cuenta su estado, su raza y sus características. No se puede pensar que todos los casos son iguales ya que hay distintos grados de afección de la otitis.

Una vez que el veterinario ha examinado a nuestro perro, nos receta el tratamiento que tenemos que seguir en casa para conseguir que se cure. Normalmente, éste suele consistir en unas gotas para los oídos. Se trata de un tratamiento con antibiótico que se pone con el propósito de bajar la inflamación. Aun así, es posible que el perro reciba algún tipo de inyección o pastilla para que el dolor se rebaje mientras le dura la otitis.

Te puede interesar