Menú
¿Puede morir de calor mi conejo?
¿Puede morir de calor mi conejo?
PRECAUCIÓN EN VERANO

¿Puede morir de calor mi conejo?

Si tienes un conejo como mascota es fundamental que sepas cómo cuidar de él en los meses de mayor calor para evitar problemas.

Los conejos son animales muy cariñosos y excelentes mascotas, ya que no requieren un exceso de atención como puede ser el caso de un perro. Sin embargo, los conejos no dejan de ser animales que necesitan cuidados de sus dueños, mucho cariño y que se les preste atención sobre todo en los meses de verano.

Estos roedores son animales que tienen gran cantidad de pelo y, aunque ellos mismos se regulan y hacen la muda de pelo, si hace calor extremo necesitan un poco de ayuda de sus dueños. En cuanto a la pregunta de si los conejos pueden morir a consecuencia del calor, la respuesta es sí, ya que son animales que toleran muy mal las altas temperaturas.

Los conejos suelen resistir a las temperaturas, pero tienes que tener cuidado cuando superan los 30 gradosLos conejos suelen resistir a las temperaturas, pero tienes que tener cuidado cuando superan los 30 grados

A partir de los 27 grados y, ni que decir tiene, temperaturas más altas de los 30 grados, los conejos pueden empezar a tener algunos problemas. Con el calor propio del verano empezarás a notar como tu mascota está ligeramente más apagada, probablemente no tenga tantas ganas de correr y, ni siquiera de moverse. Tenderá a quitar la paja de la jaula para intentar estar más cerca del plástico y así sentir algo más de fresco.

Además, el conejo probablemente estará extendido casi en su totalidad y con mucho letargo. La preocupación puede llegar cuando se note que el conejo respira con dificultad, con la boca abierta, cuando no responda a algunos estímulos externos al llamar su atención e incluso puede llegar a convulsionar ocasionándole la muerte.

Es fundamental que estés pendiente de tu conejo en épocas de excesivo calor, ya que si percibes alguno de estos síntomas más extremos deberás llevarle al veterinario de manera inmediata. Si por el contrario percibes que no llega a esos extremos pero sí que está más apático de lo habitual, controla su temperatura tocando las orejas. Los conejos expulsan su calor a través de esta parte del cuerpo, por eso es importante que su dueño controle el calor que estas desprenden tocándolas.

Formas de prevenir los golpes de calor

En la época de verano es muy importante que los conejos tengan un ambiente fresco. Cierto es que esto no es fácil ya que no todo el mundo vive en casas con aire acondicionado por eso hay ligeros aspectos que se pueden tener en cuenta para evitar que tu mascota sufra un golpe de calor. Una de las formas más recurrentes, como ya se ha mencionado anteriormente, es echar menos paja en la jaula para así evitar que el conejo tenga que estarla retirando para apoyarse en el plástico de la jaula y estar más fresco.

Otro truco muy recurrente y también efectivo es mojar las orejas con agua no excesivamente fría pero sí fresquita para conseguir que baje su temperatura corporal. No hay que echarle una cantidad excesiva, simplemente mojarnos las manos y refrescarle sus orejitas. Se notará cómo pasado un tiempo su temperatura ha descendido y las orejas están a una temperatura más normal.

Mantenerles hidratados es fundamentalMantenerles hidratados es fundamental

Una botella congelada puede ser otra forma de conseguir que nuestra mascota sea capaz de refrescarse. Consiste en colocar una botella de plástico congelada dentro de la jaula para que el conejo haga lo que quiera con ella. Puede tumbarse sobre ella para refrescar su cuerpo, puede lamerla y así sentir algo más frío de lo habitual, etc. Es una manera que hacer que el conejo se refresque solo.

Por supuesto no hay que olvidar tener siempre el bebedero bien lleno y cambiar el agua asiduamente. Si el conejo no se ha terminado el agua puede ser que la sienta muy caliente y no la quiera, por eso hay que estar muy pendiente para cambiarla, ya que es fundamental que los conejos estén perfectamente hidratados. Otra forma de refrescarle es utilizar un spray para echarle un poquito de agua por encima. Siempre desde lejos para que no sienta que se trata de un castigo por haber hecho algo mal.

No dejarlo en el exterior

En el caso de que seas una persona que tiene a su mascota en el exterior del hogar, bien porque tengas una terraza grande o un jardín, es muy importante que el conejo no se encuentre fuera en las horas donde el sol es más fuerte. A esta mascota no le puede dar el sol directamente y, más aún, si es blanco, pero esto también es importante en cuanto a los golpes de calor ser refiere. El conejo tiene que tener una madriguera o un refugio en el que no le de el sol y donde pueda sentirse fresco. Además, acompañar esto con alguno de los trucos mencionados anteriormente para disminuirle la temperatura propia de los meses de más calor.

Te puede interesar