Menú
Cómo entrenar a un conejo enano
Cómo entrenar a un conejo enano
SE HACE ASÍ

Cómo entrenar a un conejo enano

Los conejos son animales muy listos por eso es fundamental acostumbrarles a hacer ejercicio a través del entrenamiento.

Los roedores están a la orden del día, ya que son unas mascotas bastante sencillas de cuidar y dan mucho cariño. Además, no ensucian en exceso aunque hay que tener su jaula siempre acondicionada y perfecta para evitar posibles infecciones en el roedor y malos olores en el hogar. El conejo es uno de los más típicos en los hogares y hay que procurar que tenga un buen entrenamiento que le haga ser un animal activo y sin sobrepeso.

Para conseguir que el conejo haga cosas hay que hacer un entrenamiento correcto y no siempre es fácil. Concretamente, un conejo toy suele ser más activo que los conejos de orejas caídas y es más difícil conseguir que se concentren en lo que les estás ordenando. Todo el mundo tiende a pensar que entrenamiento está relacionado con que corra, salte o responda a su nombre, pero hay que comenzar por lo más básico para que el animal aprenda a comportarse correctamente.

Entrenamiento básico de un conejo toy

Cuando el conejo toy llegue a un hogar será bastante huidizo hasta que coja confianza con las personas que lo van a cuidar. Aunque este tipo de roedor es bastante limpio, hay que procurar que realice sus necesidades siempre en un mismo sitio para evitar que ensucie la jaula sin necesidad. Además, cuando pasea por la casa a su libre antojo hay que entrenarle para que sea capaz de no entrar a determinados sitios si tu no quieres, que no se coma o roya ciertos elementos de tu hogar, etc.

Los conejos son una mascota muy común debido a su fácil cuidadoLos conejos son una mascota muy común debido a su fácil cuidado

Comencemos por lo más sencillo pero que más constancia requiere: dónde hacer sus necesidades. Generalmente los conejos, y en este caso los toy, suelen coger la costumbre de hacerlo siempre en el mismo lugar. Pero hay que ayudar al animal a que adquiera esa costumbre. Bien tengas un esquinero dentro de la jaula o bien quieras que haga las necesidades en la paja de una de las esquinas de la jaula sin necesidad de esquinero, hay que motivarle e incitarle a que lo haga ahí.

Para eso, uno de los trucos más utilizados es coger con una pala algo de paja de la jaula que esté mojada con su pis y depositarlo en la esquina en la que queremos que haga sus necesidades. Esto es muy efectivo porque los conejos se guían mucho por el olor. Aunque los primeros días no notes los resultados, es fundamental ser constante, porque el conejo toy, por pura inercia irá ya siempre a la misma esquina para evacuar.

Por otro lado, es muy importante que aprendan a no hacer las cosas que tú no quieres que hagan. Esto es algo que costará más, pero que con esfuerzo y constancia se puede conseguir. En un hogar hay muchos elementos que al animal le pueden resultar muy atractivos pero que, si muerde, puede estropear algo e, incluso, ser peligroso para él mismo. A los conejos les gustan mucho los cables, por eso es fundamental que no haya cables sueltos por la casa. Lo cierto es que es bastante complicado que no haya ninguno por eso hay que enseñarle a que no los muerda.

Para el cuidado de un conejo toy es necesario prestar atención a instrumentos dañinos como los cables en casaPara el cuidado de un conejo toy es necesario prestar atención a instrumentos dañinos como los cables en casa

Cuando son pequeños les atraen muchísimo y será bastante complicado evitar que los muerdan, por lo menos al principio. Si pillas a tu conejo toy con las manos en la masa, es decir, mordiendo un cable, hay que decirle un NO, alto y contundente. Verás cómo el animal se quedará parado mirándote y con las orejas bien tiesas. Eso indica que entiende la orden porque le has llamado la atención, pero habrá que repetirlo muchas veces para que lo termine asimilando.

No se trata de pegarle un grito sin ton ni son, sino de que el animal entienda que lo que está haciendo no debe hacerlo. Con el paso del tiempo, acabará pasando por alto ese elemento de tu hogar que tanto ansiaba. Habría que hacer lo mismo si se metiera en algún rincón en el que no quieres que se meta o si se come alguna planta de tu casa.

Entrenamiento más dinámico y de diversión

Cuando los conejos van creciendo van ganando peso y eso es algo que también hay que tener bastante controlado. Por eso, los entrenamientos caseros son fundamentales para que tu animal sea dinámico y no se convierta en un conejo sedentario. Una de las formas de entrenamiento más utilizada es a través de la comida. A parte del pienso para animales con el que hay que alimentarle, es fundamental darle fruta y verdura a tu conejo. Por eso, una forma de entrenarle y de que haga ejercicio es coger algún tipo de verdura que cuelgue como berros, perejil o rúcula y colgárselo en la parte superior de jaula. Así el conejo se verá obligado a ponerse en las dos patas de atrás y hacer un esfuerzo para coger la verdura.

Para entrenar a tu conejo toy es necesaria una buena alimentaciónPara entrenar a tu conejo toy es necesaria una buena alimentación

También se puede hacer esto cuando el animal esté fuera de la jaula y hacer que suba y baje moviendo la verdura a nuestro antojo. Otro aspecto a tener en cuenta es que el conejo tiene que poder ir variando de espacios dentro del hogar, es decir, conviene tener algún elemento en el que pueda subir, saltar... En definitiva, poder hacer ejercicio. Por ejemplo, un puf o caja normal sirve para que el animal salte, suba y baje, y así pueda hacer ejercicio. Si le da miedo y no salta, se le puede enseñar diciéndole SUBE, de forma contundente, acompañando la voz de un gesto con la mano que señale el trayecto que debe saltar. Verás como el animal sigue la mano con sus ojitos y terminará subiendo.

Cuándo y cómo entrenarle: Consejos básicos

Los conejos están más activos a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, por eso serán los mejores momentos para intentar entrenarle y adiestrarle. Si tiene el estómago lleno tampoco será muy proclive a atender lo que le decimos, ya que sino, las golosinas que se le den como incentivo para el entrenamiento no harán mucho efecto.

También es importante que el conejo no pierda la ilusión por los juegos y los entrenamientos, por eso hay que ser constante pero evitar que repita algún juego más de tres veces. El perejil, la lechuga o la manzana serán los alimentos que más llamen la atención del animal a modo de recompensa y que le incitarán a seguir con los ejercicios. Los obstáculos, bien en su jaula o bien en el hogar, son muy necesarios para que el conejo se mueva y haga ejercicio.

Te puede interesar