Menú
Razas de gatos: Gato de Bengala o Bengalí
Razas de gatos: Gato de Bengala o Bengalí

DIFERENTES RAZAS

Razas de gatos: Gato de Bengala o Bengalí

Muchas personas tienen un gato pero no saben como cuidarlo, aquí se explica todo lo necesario para criarlo.

Muchas son las personas apasionadas por el mundo de los felinos de gran tamaño. La mayoría de estos animales son salvajes, viven en libertad y no son recomendados como animales domésticos, por su hábitat, su forma de vivir y su gran tamaño. Aunque te gusten mucho los tigres, los guepardos o incluso los leones, es evidente que no se trata de animales que sirvan para convivir en una casa pequeña o un piso, sino que son animales en libertad y salvajes. Pero si te gustan los felinos exóticos como el leopardo, puedes pensar en adoptar como mascota en casa un gato Bengalí.

El gato Bengalí es como un tigre o un leopardo en miniatura, debido al estampado de su manto y la forma de su cuerpo, que lo hace parecer mucho más ágil que a otras razas de gatos domésticas. El gato de Bengala es un híbrido realizado por el ser humano en EEUU al cruzar varias generaciones de gatos comunes domésticos y gatos leopardos (más pequeños que los leopardos salvajes y de origen asiático).

El gato de Bengala es un felino con toda la agilidad y físico de un leopardo pero con el cariño y la calma de un gato doméstico.

El gato de Bengala es un híbrido creado en EEUUEl gato de Bengala es un híbrido creado en EEUU

Características del gato bengalí

Como hemos mencionado, la característica física principal del gato Bengalí es su apariencia. Esto se debe todo al color de su pelaje, muy similar al del leopardo con manchas de distintas variedades de colores. Si ves a un gato Bengalí cachorro con el pelo bien cuidado es difícil incluso distinguirlo de otras especies más salvajes. Su cuerpo es muy robusto y musculoso, lo que le proporcionan mucha agilidad y un porte muy elegante a la hora de caminar. Su manto es muy delicado y suave, por lo que tendrás que tener especial cuidado a la hora de mantenerlo. La punta de su largo rabo suele ser de color negra y las patas acaban en pequeñas zonas moteadas al igual que su cuerpo.

Por su carácter juguetón y atlético no suelen ser gatos de gran envergadura por lo que pesan entre 5 y 8 kilogramos en su etapa adulta, dependiendo de la cantidad de actividad física que realicen. Las hembras de esta especie suelen ser de un tamaño mucho más pequeño en comparación con el macho, y pesan unos 3,5 kilogramos.

Tienen una cabeza muy pequeña y con hocico puntiagudo que en la mayoría de las especies estará marcado por dos líneas negras que cruzan su cabeza. Tienen la mandíbula marcada, símbolo de sus antecesores salvajes, y los ojos almendrados y muy bonitos, normalmente en tonos desde el amarillo hacia el verdoso.

No suelen ser muy grandes, su carácter es juguetón y atléticoNo suelen ser muy grandes, su carácter es juguetón y atlético

El carácter del gato Bengalí es muy juguetón, inteligente y cariñoso, sobre todo si decides adoptar un cachorro desde pequeño. Podrás socializarlo para que tenga incluso los mismos comportamientos que un perro y vaya a saludarte cuando vuelvas a casa. No les gusta estar solos, sobre todo cuando van a dormir, por lo que son una gran opción para casas donde hay niños pequeños u otras mascotas, con las que saben llevarse muy bien, ya sean otros gatos, perros e incluso hurones.

El gato de Bengala necesita de ejercicio y actividad constante, por lo que estará constantemente recorriendo cada rincón de la casa en busca de algo nuevo por descubrir. A veces necesitan de espacio exterior para sacar su parte más salvaje por lo que es ideal tener algún patio o jardín donde pueda hacer sus travesuras libremente.

Aunque parezca raro, es un gato que no teme al agua y que si está acostumbrado desde cachorro incluso buscará algún lugar como un barreño o incluso un estanque donde poder darse algún que otro chapuzón. Esto puede deberse a la herencia que reciben de los gatos leopardos, que son grandes nadadores ya que se dedican a pescar su propio alimento.

El gato de Bengala no teme al aguaEl gato de Bengala no teme al agua

Salud y cuidados

Los cuidados del gato de Bengala no son mucho más complicados que los de cualquier otra raza de gato doméstico. Es importante que mantengan una alimentación equilibrada, basada en comida de alta calidad y a la que puedes incluir algún dulce o chuchería especial para mascotas, que podemos encontrar en tiendas del sector.

Dentro de casa hará sus necesidades como cualquier otro felino en su caja de arena, que debemos limpiar y cambiar de forma constante para evitar posibles enfermedades contagiosas.

Es importante que lo mantengas siempre activo, por lo que lo ideal es que tenga siempre algún que otro juguete con el que poder entretenerse. También es importante para ello el cuidado de sus uñas, que se soluciona con colocar un rascador en casa que le mantenga ocupado mientras consigue tener las uñas perfectas.

Es importante que mantengan una alimentación equilibradaEs importante que mantengan una alimentación equilibrada

El único cuidado especial con el gato Bengalí es el de mantener siempre correcto su manto de pelo. Esto será suficiente con un cepillado semanal, que puedes incrementar en la época de muda de pelo. Es importante ya que un exceso de pelo suelto puede llegar a provocarle bolas de pelo en el estómago, ya que los gatos suelen tragarse los pelos al realizar los lavados lamiéndose.

Cada 6-12 debes llevarlo al veterinario para realizar los chequeos de salud, aunque no es una especie que tenga graves problemas de enfermedades. Su esperanza de vida ronda entre los 13 y los 16 años de edad.

Te puede interesar