Menú
¿Por qué estornuda mi gato?
¿Por qué estornuda mi gato?

DESCÚBRELO

¿Por qué estornuda mi gato?

Los gatos estornudan al igual que los seres humanos, para eliminar los residuos de la nariz, pero existen otros motivos por los que puede hacerlo.

Cualquier cosa que le ocurra a nuestro gato, como parte de la familia que es, nos preocupa y mucho. De esta forma, cuando un gato estornuda resulta extraño, pero lo cierto es que no tienes por qué alarmarte si se trata de un estornudo puntual.

Al igual que los humanos, los gatos estornudan y no quiere decir que estén enfermos, sino que tratan de eliminar la materia de la nariz que haya irritado la membrana mucosa. De esta forma, no debes darle una gran importancia si tu gato estornuda de vez en cuando. Sin embargo, cuando estos estornudos empiecen a ser frecuentes y vayan acompañados de secreción nasal sí que puedes alarmarte.

El gato estará enfermo si estornuda y tiene secreción nasalEl gato estará enfermo si estornuda y tiene secreción nasal

Un gato que está enfermo presentará flujo tanto en los ojos como en la nariz y, posiblemente, desarrolle una falta de apetito. Esto se debe a que la congestión nasal evitará que el gato pueda oler su comida y, por tanto, no se la coma. De esta forma, a la primera señal de estornudos habituales con secreción nasal, deberás acudir a un veterinario para evitar que la enfermedad vaya a más.

Antes de acudir a un profesional, deberás observar cualquier otro síntoma que tu gato pudiera presentar para poder informar al veterinario. Lo síntomas más habituales en una congestión nasal son:

  • Dificultad para respirar
  • Secreción nasal amarilla o verde, que puede deberse a una infección
  • Inflamación o secreción del ojo
  • Apatía
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Ganglios inflamados
  • Tos

La tos, la inflamación o secreción de los ojos y la fiebre son síntomas de congestión nasalLa tos, la inflamación o secreción de los ojos y la fiebre son síntomas de congestión nasal

Causas de los estornudos

Pero ¿qué causas provocan los estornudos en tu mascota? Las más comunes suelen ser infecciones virales, como el calicivirus y el herpes felino, pero los estornudos también pueden deberse a alergias, a problemas dentales o a objetos extraños que se alojen en las fosas nasales de tu mascota.

1 Infecciones virales

Los virus como el del herpes felino o el calicivirus se transmiten entre gatos por el aseo mutuo, el intercambio de alimentos y agua, por compartir objetos, o, simplemente, mediante el aire si el gato infectado estornuda cerca del gato sano. Hay que tener cuidado con este tipo de infecciones ya que pueden derivar en una neumonía, una enfermedad mortal. Sin embargo, existe una vacuna, la FVRCP, que ayuda a prevenir el virus del herpes felino y a reducir al mínimo los síntomas de la enfermedad. En cuanto a las razas más propensas a este virus se encuentran los gatos persas o himalaya.

 La inmunodeficiencia felina es habitual en gatos callejeros o que pasan mucho tiempo en el exteriorLa inmunodeficiencia felina es habitual en gatos callejeros o que pasan mucho tiempo en el exterior

Un virus todavía más grave que también puede provocar los estornudos es el de la inmunodeficiencia felina. Es muy habitual entre los gatos que viven en la calle o que pasan mucho tiempo en el exterior y se contagia, sobre todo, por las heridas que se provocan dos gatos que se pelean entre sí y por las mordeduras profundas. La gravedad de esta enfermedad es que no tiene cura y puede afectar al sistema inmunológico de tu mascota.

2 Alergias

Tu mascota puede estornudar debido a cualquier clase de alérgeno que irrite su nariz, como por ejemplo el polen, pero hay ciertos alimentos que también pueden provocarle alergia y, consecuentemente, estornudos. De esta forma, tendrás que observar cuales son los alimentos que le causan este tipo de trastorno y acudir a un profesional.

Las alergias alimenticias también pueden provocar estornudos en tu gatoLas alergias alimenticias también pueden provocar estornudos en tu gato

3 Otras causas

Un gato puede estornudar debido a cualquier problema dental que tenga. En este caso, tendrás que acudir a un profesional para que lo solucione. También puede provocarle el estornudo una materia extraña que se aloje en su nariz, como la semilla de una planta. Sin embargo, una de las grandes causas de los estornudos son las bacterias, sobre todo la bordetella o la clamidia. Estas se contagian a través de la comida y el agua compartida entre gatos o a través del contacto físico. Si una infección por bacterias no se trata correctamente, podría convertirse en una neumonía.

Tratamientos para los estornudos

Depende de la causa que provoque esta congestión en tu gato deberás llevar a cabo un procedimiento de tratamiento u otro. En cualquier caso, lo primero que debes hacer es acudir a un veterinario para que te informe según el caso, implantar un humidificador en casa para mantener húmedo el aire y aliviar la congestión de tu mascota, y evitarle cualquier tipo de estrés.

Ante cualquier síntoma extraño no dude en acudir a un veterinarioAnte cualquier síntoma extraño no dudes en acudir a un veterinario

En el caso de las infecciones virales, aunque no existe una cura como tal para acabar con un virus, los síntomas pueden aliviarse mediante un suplemento L-lisina felino. Este es un aminoácido que logra retardar la propagación del virus por el cuerpo de tu gato y que permite una curación más rápida.

Cuando la causa es una alergia, probablemente tengas que administrar a tu gato antihistamínicos, en los casos más leves, o asteroides, en los más graves. Ambos aliviarán los síntomas de la alergia y reducirán la inflamación. Además, tendrás que alimentar a tu gato mediante una dieta hipoalergénica, la cual se basa en alimentos como el conejo, el pato y la patata. En el caso de las alergias muy leves no serán necesarios los asteroides ni los antihistamínicos, simplemente bastará con administrar a tu gato descongestionantes nasales.

Si los estornudos no cesan ni con medicación se podría llegar a una intervención quirúrgicaSi los estornudos no cesan ni con medicación se podría llegar a una intervención quirúrgica

Por último, en el caso de las infecciones por bacterias, el veterinario le recetará a tu mascota antibióticos. Además, si tienes más gatos en casa deberás aislar al enfermo para evitar que infecte a los demás, por si se trata de una neumonía. Si no se lograra frenar los estornudos, se puede llegar a una intervención quirúrgica tanto en infecciones por bacterias como en alergias y virus.

Te puede interesar