Menú
10 juguetes caseros para gatos
10 juguetes caseros para gatos

¡A JUGAR!

10 juguetes caseros para gatos

En casa encontrarás todo tipo de materiales básicas con los que podrás fabricar algunos juguetes fáciles de hacer para que se diviertan los gatos.

El que tiene gatos en su casa, sabe a la perfección lo activos que son estos animales. Por su naturaleza, necesitan poder correr, liberar su energía, perseguir "presas" (no necesariamente hablamos de presas reales), esconderse, fingir cazar... ¡Así son los gatos! Lo habitual es que, para todo esto, cuando se encuentran en casa, acaben usando los juguetes que les compramos, o incluso acaben creando ellos sus propios juguetes caseros. Los gatos son muy curiosos y tienen mucha imaginación en este sentido, e incluso el tapón de una botella y una goma del pelo pueden ser los mejores juguetes caseros de la historia para ellos.

Por casa encontrarás todo tipo de juguetes para tus gatosPor casa encontrarás todo tipo de juguetes para tus gatos

Teniendo esto en cuenta, hoy os vamos a enseñar nuevos juguetes caseros que podréis fabricar para vuestros gatos. Hemos querido tener en cuenta que todos los productos puedan encontrarse fácilmente y, sobre todo, que no resulten dañinos para vuestros gatos. Eso sí: tened siempre mucho cuidado, y procurad que no se coman nada que no deban, puesto que los gatos son muy dados a hacer este tipo de cosas, ¡y no queremos una obstrucción intestinal! Sin más dilación, os vamos a enseñar diez juguetes caseros para gatos que harán que vuestras mascotas disfruten como nunca.

1. Rollo de papel higiénico con comida dentro

Todo el mundo tiene a su alcance un rollo de papel higiénico, ¡y no hace falta más que eso! Porque con este instrumento se pueden crear decenas de juguetes caseros. El primero del que os vamos a hablar hoy no puede ser más sencillo; lo único que tendrás que hacer es doblar los bordes del rollo, creando un recipiente cerrado. Antes de cerrarlo del todo, procura meter dentro algún tipo de alimento que a tus gatos les resulte atractivo, ¡y ciérralo!

Dale un rollo de papel higiénico a un gato y estará jugando durante horasDale un rollo de papel higiénico a un gato y estará jugando durante horas

Enséñaselo a tu mascota, tíraselo y verás cómo se entretiene con algo tan sencillo. Tendrá el incentivo de querer sacar la comida de dentro, con lo cual puede pasarse horas jugando hasta que consiga hacerlo.

2. Muñecos con rollos de papel

Si tus gatos prefieren perseguir presas, y sus juguetes favoritos son los ratones o las serpientes de mentira, probablemente sea buena idea que fabriques una especie de marioneta con un rollo de papel. Es muy sencillo: no tendrás más que forrar uno o varios rollos (dependiendo del tamaño que quieras) con tela, y añadirle una cola o una especie de lengua, dependiendo del animal que quieras hacer. Ten cuidado con la tela, o la cuerda, porque los gatos pueden llegar a arrancarla y comérsela. Este juguete es sencillo, pero triunfará entre tus gatos, que estarán deseando fingir que es su presa.

3. El tapón de una botella

En ocasiones no necesitas nada más allá que tapones de botellas para diseñar los mejores juguetes caseros para gatos. Coge el tapón, tíralo al suelo, y disfruta viendo cómo tu gato lo golpea y lo persigue. Un gran incentivo para el animal es que tú formes parte del juego, porque así se sentirá más atraído hacia el mismo.

4. Un puzzle para gatos

Si tienes una caja de cartón, unas tijeras y una pelota, tus gatos serán los animales más felices del mundo. Porque lo único que tendrás que hacer es recortar unas circunferencias en la caja, introducir la pelota dentro, y esperar a que sean ellos los que intenten jugar a sacar y meter la pelota; este tipo de juguetes son sus preferidos, y hay muchas variables en el mercado que podéis imitar con materiales caseros y sin necesidad de gastar más dinero de la cuenta.

5. Una caña de pescar

Una de las aficiones de los gatos es perseguir cualquier cosa que tenga plumas, y eso es algo que seguramente ya habrás comprobado de sobra. Prueba a coger un palo largo, atarle una cuerda y dejar de la cuerda colgando una pluma; no tendrás más que mover este nuevo juguete delante de tu mascota para ver cómo se vuelve loca y disfruta como nunca. Los gatos adoran atrapar objetos aéreos, correr, saltar y brincar; y si además le echas un poco de hierba gatuna, ¡su excitación aumentará!

Juega con tu gato con algo que tenga plumas, le encantaráJuega con tu gato con algo que tenga plumas, le encantará

6. Calcetines viejos

Todo el mundo tiene en su casa calcetines viejos que no tiene intención de usar nunca más, ¿verdad? ¡Pues se pueden transformar en un increíble entretenimiento casero para tu felino! Lo único que tienes que hacer es atar dos calcetines, reforzar bien el nudo y recortar las tiras que hayan quedado libres. ¡Y a morder! Tu gato disfrutará mordisqueando sin parar este nuevo juguete.

7. Si tienes una luz, tienes un juguete

Como ya hemos señalado anteriormente, los gatos adoran cazar, sobre todo si su objetivo es aéreo. ¡Y adoran perseguir luces! Con lo cual, si tienes un puntero láser, podrás ver cómo tu gato persigue el punto de luz sin parar (literalmente, ¡estos animales son incansables!). Recuerda darle, en algún momento del juego, cualquier tipo de "presa" que pueda tocar, y no tenerle siempre persiguiendo un haz de luz; el no ser capaz de capturar su presa podría acabar provocándole un sentimiento de frustración que se debe evitar.

8. Ratones con fieltro

El fieltro puede convertirse en uno de vuestros grandes aliados. No tendrás más que diseñar cualquier tipo de juguete con él; incluso una pelota con un pequeño rabo sirve, porque hará que tu gato lo asocie con un ratón y querrá perseguirlo. Recuerda que puedes usar hierba gatuna para conseguir que sus ganas de cazarlo sean incluso mayores.

Dale un ratón de juguete, no parará de jugar con élDale un ratón de juguete, no parará de jugar con él

9. Un peluche viejo

Si tienes por casa cualquier tipo de peluche que ya no necesites, o no quieras usar, rocíalo de hierba gatuna y juega con él como si de una pelota se tratara. ¡Tu gato lo perseguirá como nunca! Eso sí: procura que se adapte lo mejor posible al tamaño del animal, puesto que si eliges uno demasiado grande podría no caberle en la boca y de poco le serviría el juego.

10. Bobinas de hilo vacías

No uséis nunca una madeja de lana para que vuestro gato juegue, a menos que estéis constantemente vigilándole, porque podría acabar comiéndose la lana y esto le provocaría una obstrucción intestinal. Podéis sustituir esto por una bobina de hilo (siempre vacía), y sencillamente lanzarla y dejar que el animal la persiga.

Lo positivo de los gatos es que juegan con prácticamente cualquier cosa. Lo negativo es que se acaban cansando, ¡con lo cual hay que estar siempre innovando!

Te puede interesar