Menú
Conoce los distintos tipos de Bulldog: Inglés, francés y americano
Conoce los distintos tipos de Bulldog: Inglés, francés y americano

PERROS ACTIVOS

Conoce los distintos tipos de Bulldog: Inglés, francés y americano

Conoce cuales son las características de cada uno y aprende a distinguir entre los diferentes tipos dentro de la misma raza.

Existen numerosas y variadísimas razas caninas con sus características propias y diferenciadoras de otras. Sin embargo, algunas razas de perro también tienen distintas clases dentro de sí mismas con muchos puntos en común, especialmente genéticos, pero con rasgos distintos, ya sea por su carácter, aspecto físico o procedencia.

Este es el caso de los Bulldogs, ya que podemos encontrar tres tipos diferentes dentro de esta raza: el inglés, el francés y el americano. Tres clases de Bulldog con varias características comunes, pero también con notables diferencias que van más allá de la procedencia que les da nombre y que hacen de cada una de ellas una raza canina en sí misma.

1. Bulldog inglés

Este tipo de Bulldog es el más conocido y, probablemente, el primero que nos viene a la cabeza cuando escuchamos su nombre sin el apellido. Como dicho apellido indica, el Bulldog inglés procede de Reino Unido. Esta variedad de la raza se caracteriza por tener un cuerpo musculoso y regordete.

Ejemplo de bulldog inglésEjemplo de bulldog inglés

Y es que, a pesar de no ser muy alto - con unos 40 centímetros de estatura - este perro puede superar los 25 kilogramos, lo cual es un peso elevado en relación con su tamaño mediano. En cuanto a su carácter, este robusto can tiene una personalidad muy agradable ya que, además de ser una raza divertida y juguetona, también tiene un temperamento muy tranquilo, por lo que es habitual que disfrute compartiendo momentos de calma y relax con sus dueños.

2. Bulldog francés

Este tipo de Bulldog, cuyo origen se remonta a la Francia del siglo XIX donde la sociedad lo utilizaba como animal de compañía, ha estado muy de moda en los últimos tiempos entre los que buscan un perro pequeño pero potente como mascota. Aunque posee características físicas muy parecidas a las de su homólogo inglés, la versión francesa también guarda muchas semejanzas con el Boston terrier. Sin embargo, se diferencia de esta raza canina en que su cuerpo es más musculoso y su cara más ancha.

Ejemplo de bulldog francésEjemplo de bulldog francés

En cuanto a sus diferencias con el inglés, el Bulldog francés tiene un tamaño más pequeño y más compensado que su compañero de raza, ya que su cruz varía entre los 25 y los 30 centímetros de altura y su peso no rebasa los 14 kilogramos. Respecto a su personalidad, este Bulldog es muy extrovertido y cariñoso. Tan alegre y entregado que, en ciertas ocasiones, puede resultar algo escandaloso, pero, con el adiestramiento adecuado, se trata de una mascota muy dulce y sociable con la gente.

3. Bulldog americano

Este tipo de Bulldog es el menos común de los tres, diferenciándose considerablemente de las versiones europeas de la raza, por las particularidades de su aspecto físico, cuyo rostro sí guarda las similitudes presentes en todas las clases de Bulldog. El Bulldog americano - que se divide, a su vez, en otros dos subtipos: Scott y Johnson - es el más grande de los tres gracias a una altura en la cruz que puede llegar hasta los 70 centímetros y a un peso que puede alcanzar hasta unos 55 kilos como máximo.

Ejemplo de bulldog americanoEjemplo de bulldog americano

Esto hace que este perro sea considerado de tamaño grande y, por tanto, requiera una alta dosis de actividad física, por lo que es la mascota ideal para aquellos que disfrutan de dar largos paseos, de hacer excursiones, de salir a correr o de practicar cualquier tipo de deporte en el exterior con la compañía de una raza de perro que destaca por su inmensa lealtad, nobleza y fidelidad de cara a sus dueños.

En resumen, la raza canina Bulldog se caracteriza por tener tres subtipos que se caracterizan por poseer unos ejemplares con un carácter jovial, sociable y apacible y un rostro con unos rasgos muy particulares y simpáticos; y que se diferencian básicamente en el tamaño de su cuerpo y, por tanto, en los correspondientes entrenamientos y cuidados específicos que necesiten cada uno de ellos en relación con su físico.

Te puede interesar