Menú
Cómo cuidar a una ardilla
Cómo cuidar a una ardilla

UNA MASCOTA ESPECIAL

Cómo cuidar a una ardilla

En bekia te contamos todos los trucos para que puedas cuidar a tu ardilla, un animal de lo más especial

Es posible que tengas una ardilla y que por las circunstancias que sean no la puedas devolver a su hábitat natural. Si es una ardilla bebé lo ideal es devolverle a su madre pero si no puedes hacerlo, entonces tendrás que saber cómo cuidar de una ardilla para que pueda sobrevivir y crecer feliz a tu lado. O también puede ser que tengas una ardilla porque alguien te la regaló pero nunca antes pensaste en que algún día tendrías que cuidar de una ardilla, por lo que no sabes lo más importante que debes tener en cuenta.

No te preocupes porque cuidar a una ardilla bebé no es demasiado complicado, solo necesitarás tiempo y mucho amor para regalarle. Si realmente quieres puedes conseguir que tu ardilla prospere, que crezca y que además, sea capaz de establecer un buen vínculo afectivo contigo.

Cuidados básicos

Si la ardilla que tienes es bebé deberás hacer que mantenga una buena temperatura corporal. Para ello deberás meterla en una caja de cartón si tiene menos de 5 semanas y usar bolsas calientes de arroz para colocarlas dentro de la caja. Puedes poner también lana sobre la bolsa para que sienta más suavidad cuando esté durmiendo. Es importante que no alimentes a la ardilla hasta que no tenga una buena temperatura corporal.

 Si la ardilla que tienes es bebé deberás hacer que mantenga una buena temperatura corporalSi la ardilla que tienes es bebé deberás hacer que mantenga una buena temperatura corporal

Al mismo tiempo es necesario que la mantengas bien hidratada por lo que deberás darle agua. Si pellizcas su piel y no vuelve rápidamente a su forma original es que está deshidratado y el proporcionarle agua es cuestión de vida o muerte en algunos casos. Además, si le ves la piel arrugada, los ojos hundidos y tiene un mal aspecto, es que la deshidratación es muy severa.

Las ardillas bebés como cualquier bebé hacen tres cosas: comer, hacer sus necesidades y dormir. Por eso, es importante que se sientan cómodas allá dónde están. Lo ideal es que tenga espacio suficiente para explorar su hogar en cuanto abra los ojos y empiece a moverse con mayor agilidad. Pero también necesitará que le estimules como lo haría su madre para poder orinar y mover sus intestinos. Para conseguirlo deberás usar una bola de algodón humedecido en agua tibia y estimular sus genitales para que empiece a orinar.

En los cuidados básicos no puede faltar la alimentación de la ardilla. La leche de vaca queda totalmente prohibida porque de dársela podría matarla. Para saber qué tipo de alimentación debes darle será necesario que acudas a un veterinario (de animales exóticos) y preguntes qué puedes darle para que coma, ya que dependerá del tiempo que tenga y de lo desarrollado/a que esté tu ardilla. Te puede decir una buena combinación para preparar alimento para ardillas bebés.

Qué debes saber de las ardillas bebés

Cuando la ardilla tenga más de 5 semanas verás cómo abre sus ojos. En este momento necesitará una jaula grande adaptada a sus necesidades saltarinas (piensa que son animales que saltan en los árboles) y además se podrán introducir nuevos alimentos en su dieta de forma gradual.

 Cuando la ardilla tenga más de 5 semanas verás cómo abre sus ojosCuando la ardilla tenga más de 5 semanas verás cómo abre sus ojos

Será a partir de las 8 semanas cuando ya tendrá suficientes dientes para masticar los alimentos y podrás introducirle alimentos sólidos. Las ardillas para tener buena salud necesitarán tener proteínas, minerales y calcio.

A las ardillas les encanta jugar con juguetes y puedes optar por algunos para su diversión. Deberán ser juguetes sin trozos pequeños para evitar que puedan ingerirlos accidentalmente. Es mejor que sean pequeños juguetes con rellenos naturales. Juguetes para que puedan correr por dentro como túneles o ruedas, peluches pequeños para jugar con ellos... Son muchas las opciones, aunque dependerá de la personalidad de tu ardilla que prefiera una u otra opción.

Si tienes dudas de cómo cuidar a tu ardilla para que crezca sana y feliz, no dudes en acercarte a tu veterinario para que te pueda dar algunas indicaciones.

Te puede interesar