Menú
Caballo en miniatura: cuidados necesarios
Caballo en miniatura: cuidados necesarios

CONSEJOS FUNDAMENTALES

Caballo en miniatura: cuidados necesarios

Estos animales cuentan con un aspecto peculiar y a su vez, requieren una serie de atenciones diarias para poder vivir de manera saludable.

El caballo en miniatura, tal y como su nombre indica, es un animal cuyo tamaño es más pequeño que el de los caballos que, por lo general, las personas están acostumbradas a ver. Estos últimos son conocidos como caballos ligeros o de silla y tiene una altura normalmente de entre 142 cm y 163 cm, mientras que los caballos en miniatura no suelen pasar de los 86 cm. Es por este motivo por el cual no se recomienda a los adultos montar a este tipo de animales, ya que podría causarles daños en su estructura musculoesquelética. No obstante, suelen ser utilizados para el trabajo en terapias de salud. En definitiva, la diferencia entre el caballo en miniatura y los caballos ligeros o de silla es más que evidente.

Muchas son las personas que desconocían que este tipo de caballos son una raza por sí mismos, ya que en ocasiones, se tiende a pensar que su aspecto se debe a alguna enfermedad o tipo de enanismo. Algo que es claramente erróneo. Este animal tiene su origen hace más de 300 años en Europa, en concreto, en las Islas Shetland ubicadas en Escocia. Surgió a raíz de la mezcla de los caballos Shetland con los ponis Dale de aquella región. Con la ayuda humana a la cría de aquellos animales y el paso de los años, hoy en día se han consolidado como una raza propia.

Caballo en miniatura marrónCaballo en miniatura marrón

Además, una de las razas de caballo en miniatura más conocida en el mundo es la Falabella. Este animal tiene la misma estructura que la de un caballo ligero o de silla con la diferencia de que su tamaño es mucho menor, llegando a pesar entre 70 y 80 kilos. Además, su pelaje es muy poblado, largo y sedoso, predominando habitualmente el color castaño o negro. Su origen se sitúa en Argentina pero hoy en día puede ser encontrado en cualquier lugar del mundo ya que tienen gran facilidad para adaptarse al medio.

¿Cómo cuidar a un caballo en miniatura?

Una de las dudas que rondan en torno al caballo en miniatura es la de si sus cuidados son los mismos que los de un caballo de dimensiones normales. Pero lo realmente importante es saber que esta mascota requiere una serie de atenciones y cuidados diarios, algo que habrá que valorar antes de adquirirlo ya que lo importante es mantener la buena salud y estado físico del animal. Por ello, en primer lugar se debe determinar si se dispone del acondicionamiento o espacio físico que necesitan, ya que ser pequeños no significa que puedan vivir en cualquier espacio. Se distinguen por lo tanto, dos maneras de criar a la mascota en cuestión:

Caballo en miniatura marrón cabalgandoCaballo en miniatura marrón cabalgando
  1. Cría a corral: Se refiere a cuando son criados en un espacio cerrado, es decir, cercado. Este deberá de contar con la sombra suficiente y la cantidad de agua necesaria para la mascota. Además, se estima que el espacio donde habite no puede ser inferior de los 20 o 30 metros por cada animal que haya dentro.
  2. Cría a campo: En este caso, si las circunstancias lo permiten, los animales serán criados en un espacio abierto. Para ello, se deberá de disponer de zonas de sombra, de sitios para el descanso y a su vez para la hidratación del animal. Por lo general, se recomienda que no haya más de entre 0,5 y 1,5 caballos por hectárea en el espacio.

Higiene del équido

Después de establecer esta diferenciación, es importante centrarse en los cuidados y la higiene del lugar que habitará el animal, dandole unas condiciones que le permitan crecer sano y de la mejor manera posible. Por ello, la desinfección de la cuadra debe de ser un paso a seguir de manera diaria con el fin de evitar que surjan insectos y bacterias que puedan dañar la salud de la mascota, en este caso, el caballo en miniatura pues la acumulación de comida en mal estado o defecaciones es una de las causas por las que se desarrollan muchos problemas y enfermedades. Además, hay que recordar que la limpieza no sólo debe ser en el espacio donde habite la mayor parte del tiempo sino también aquellos lugares por los que transite durante el día, en caso de estar más libre.

Caballo en miniatura recostado en la hiervaCaballo en miniatura recostado en la hierva

El siguiente paso, es cuidar la higiene del propio animal. Por ello, es preciso señalar que los caballos en miniatura no necesitan cuidados muy diferentes a los caballos de mayor tamaño. Su limpieza se recomienda hacerla fuera de las cuadras, para no generar acumulaciones de agua que puedan estancarse y acabar siendo contaminadas. Además, se utilizará un cepillo para eliminar en primer lugar la suciedad superficial, poniendo especial atención al pelo del caballo que es donde más restos se acumulan. Tras esto, se deberá de enjabonar al animal y aclararlo, poniendo especial cuidado en la zona de la cabeza con el fin de evitar que le entre jabón en los ojos provocando su irritación. Esto podría tener consecuencias negativas para el caballo. Finalmente, se recomienda secarlo tras haberlo aclarado, sobre todo en las épocas menos calurosas del año.

Te puede interesar