Menú
Cuidados para un gato sordo
Cuidados para un gato sordo

CÓMO CUIDAR A TU GATO

Cuidados para un gato sordo

Si tienes como mascota un gato y padece de sordera, toma nota de estos consejos para saber como cuidar de él correctamente.

Los gatos son animales increíbles, son cariñosos, les gusta tu compañía y estarán a tu lado siempre que lo necesites. Si bien es cierto que los gatos son algo más independientes que otros animales de compañía como los perros, la realidad es que un gato te podrá dar todo el amor que necesitas en tu vida.

Los gatos tienen un gran oído y es que pueden oír pequeños ruidos a largas distancias, pero también, como ocurre en cualquier otra naturaleza de especies, también puede haber gatos sordos. Quizá, tengas un gato sordo en tu vida y no sepas del todo cuáles deberían ser sus cuidados.

Es posible que te dieras cuenta de que tu gato es sordo cuando no respondía a su nombre cuando le llamabas o que con golpes fuertes o estruendosos ni se inmutaba. También es posible que los gatos pierdan la audición a medida que envejecen. El veterinario tendrá que decirte si realmente tu gato está o no sordo. Si realmente tu gato está sordo, tendrás que cambiar la manera de comunicarte con tu gato.

La discapacidad en el gato

Cuando pensamos en gatos con discapacidad, normalmente pensamos en gatos con problemas visibles, que sean cosas obvias. Puedes hacerte rápidamente una imagen mental de un gato con tres piernas, que le falte un ojo o que tenga problemas de movimiento. En ocasiones, se pasan por alto otras discapacidades invisibles que tu gato puede estar viviendo.

Cuesta identificar cuando un gato padece sorderaCuesta identificar cuando un gato padece sordera

La sordera es una de estas discapacidades ocultas. Los gatos sordos son como cualquier otro gato. Cuando se descubre que tu gato es sordo o quieres adoptar un gato que tiene esta discapacidad, es necesario que sepas cómo puedes comunicarte con él y cómo debe ser vuestra convivencia para que sea adecuada para ambos.

Por qué un gato es sordo

Los gatos pueden perder su audición a medida que envejecen, al igual que lo hacen muchos humanos. En general, puede ser un proceso gradual, por lo que puede ser difícil de percibir. Los tímpanos se vuelven menos flexibles y los sonidos no se transmiten con la misma eficacia.

Por lo general, los gatos que se quedan sordos, muestran cambios de comportamientos sutiles como que deja de acudir a tu llamada o que no se da cuenta de tus movimientos. Algunos gatos nacen parcial o completamente sordos a causa de algún tipo de defecto genético, algo que se conoce como 'sordera congénita'.

La sordera puede venir dada por algún defecto genéticoLa sordera puede venir dada por algún defecto genético

En la mayoría de los casos de sordera congénita, la sordera está relacionada con el pigmento del gato, y la mayoría de los gatos sordos suelen tener un pelaje completamente blanco o casi blanco. No me refiero a que sean gatos albinos ya que pueden tener color en el iris del ojo y también en su piel e incluso, en parte del pelaje. Es un mito que todos los gatos blancos son sordos o que todos tienen los ojos azules o verdes.

Cómo saber si tu gato es sordo

Por lo general, es más difícil saber si un gato es sordo que si tu mascota fuese un perro.Un gato sordo juega con sus compañeros gatos del hogar, persigue por toda la casa a otros gatos o juega con juguetes como cualquier otro gato que no sea sordo. Un gato sordo utiliza mucho la visión para poder moverse por el mundo.

Puede ser más fácil darte cuenta de que tu gato es sordo cuando solo hay un gato en casa o cuando está en un dormitorio solo. Un gato sordo puede dormir tranquilamente y de repente, darte cuenta que se despierta muy sobresaltado, aunque no hayas hecho un ruido estridente. Puede ser que no se haya dado cuenta de que has entrado en el dormitorio mientras dormía.

Si realmente quieres darte cuenta de si tu gato está totalmente sordo, puedes aplaudir o sacudir tus llaves cuando el gato está de espaldas a ti. Si no hay reacción, entonces es muy probable que tu gato sea sordo.

Como cuidar de tu gato sordo

Todo ser vivo, incluidos tú y yo, podemos sentir las vibraciones. Si tu gato es sordo, tendrás que pensar en la forma en la que puedes llamar su atención para que sepa que estás comunicándote con él. Una forma es pisando fuerte el suelo mientras te acercas o cambiar la iluminación de encendido y apagado, así estarás creando una forma de comunicación que con el tiempo, tu gato entenderá y se adaptará a ella.

Ponte en la piel de una persona sorda y por supuesto, de tu hato sordo. Piensa en cómo puede comunicarse con los demás. Un gato sordo puede ser asustado fácilmente cuando alguien se acerca de repente, de igual modo que nosotros nos asustamos si alguien nos asusta con su presencia cuando sale de la nada.

Piensa que si por ejemplo tu gato está durmiendo tranquilamente y necesitas despertarle para darle, por ejemplo, su medicación antes de salir hacia el trabajo, no le golpees cerca porque se asustará. Tampoco enciendas las luces de golpe porque podrías aturdirle.

Si tu gato no reacciona a los ruidos probablemente padezca sorderaSi tu gato no reacciona a los ruidos probablemente padezca sordera

Una manera muy efectiva también para comunicarte con tu gato es haciendo señales con la mano y que te vea, por ejemplo, decirle que venga con un movimiento concreto mientras te mira, tocar el suelo o encima de una silla como forma de invitación para que se ponga a tu lado. Permite que sienta las vibraciones.

Te quedarás sorprendido de cómo un gato que es sordo es capaz de establecer una forma alternativa de comunicación para que de éste modo, puedas dirigirte a él y que te entienda. Él lo tendrá más fácil contigo porque usará su lenguaje no verbal para que puedas entender sus necesidades.

Tu gato aprenderá a comunicarse contigo sobre todo a través de la vista, el tacto y las vibraciones, por lo que no escatimes estos sentidos para comunicarte con él. Si por ejemplo, quieres modificar una conducta negativa como subirse al sofá o rascar las sillas, puedes usar un spray pulverizador con agua para pulverizarle cuando haga algo que quieras que no haga más. Es una opción que no duele, que llama la atención de tu gato y que sabrá que no te gusta que haga eso en concreto. Recuerda separar la corrección de tu conducta hacia el gato para que no tenga miedo y pueda corregir bien su comportamiento.

Te puede interesar