Menú
Los vacunas anuales para perros según la normativa
Los vacunas anuales para perros según la normativa

TRATAMIENTO

Los vacunas anuales para perros según la normativa

Como todas las mascotas, los perros deberán llevar al día las vacunas que obliga la normativa europea. Te contamos cuáles son y cuáles son sus efectos.

Proteger a nuestros mejores amigos caninos de enfermedades cotidianas y rutinarias que pueden acabar con su salud es muy fácil si llevamos a cabo ciertos cuidados básicos. Vacunar a nuestro perro todos los años contra enfermedades comunes es algo que queda recogido en la normativa y que deberíamos cumplir a rajatabla, ya que en el caso contrario podríamos sufrir incluso alguna que otra sanción administrativa.

Las vacunas son un asunto obligatorio que deberán llevar nuestras mascotas Las vacunas son un asunto obligatorio que deberán llevar nuestras mascotas

En este caso, las vacunas que son obligatorias para nuestros perros no suelen ser excesivamente caras, ya que los ayuntamientos realizan a veces campañas para que vacunemos a nuestros perros incluso de forma gratuita. En general, existen muchas vacunas diferentes para que los perros se mantengan sanos, pero la mayoría son de carácter voluntario, solo algunas son obligatorias.

¿En qué consisten las vacunas para perros?

Al igual que en los humanos, los perros tienen que ser vacunados para evitar que contraigan diferentes enfermedades contagiosas y esta se expanda así provocando una epidemia. Las vacunas consisten en introducir en el organismo del perro, a través de una inyección, un preparado de antígenos del virus sobre el que se quiere actuar para que el organismo del perro reaccione creando anticuerpos para eliminar dicho virus y así fortalecerse frente a este. Con ello lo que estamos haciendo es preparar el cuerpo de nuestra mascota por si en algún momento este virus intenta atacarle, él pueda defenderse y no contagiarse de dicha enfermedad.

Las vacunas son importantes para tu mascotas y para los demás animales que conviven con ellos Las vacunas son importantes para tu mascotas y para los demás animales que conviven con ellos

En cuanto a cuándo tenemos que vacunar a nuestro perro, existe una normativa en la que se especifica cuando es el momento adecuado para realizar la vacunación en nuestra mascota. Este calendario de vacunas obligatorias hay que tenerlo muy en cuenta ya que en este se estima cual es el mejor momento según la edad de nuestro perro para combatir ciertos virus y enfermedades.

Las vacunas anuales para nuestros perros según la normativa

Aunque cada comunidad autónoma tiene diferentes requisitos a la hora de llevar a cabo la normativa de vacunación de los perros, en la mayoría de los casos está muy generalizada, por lo que llevar a cabo los cuidados en las mascotas es casi igual para todo el país. A continuación especificaremos cuales son los requisitos y las fechas de vacunación estimadas por norma general en los perros.

- Cuando nuestro cachorro cumple un mes y medio de edad, es recomendable ponerle la vacuna de la parvovirosis, el moquillo y otras dos polivalentes.

- Cuando tiene dos meses de edad hay que recurrir a otra vacuna polivalente.

- A los tres meses hay que ponerle un refuerzo de la vacuna polivalente que le pusimos los meses anteriores para que los anticuerpos se vuelvan más fuertes.

Las primeras vacunas que deberás ponerle a tu perro son cuando tenga los primeros meses de edad Las primeras vacunas que deberás ponerle a tu perro son cuando tenga los primeros meses de edad

- Una vez que nuestro cachorro ha cumplido los cuatro meses de edad es hora de ponerle el microchip que va a tenerlo controlado siempre, a la misma vez que tenemos que vacunarlo contra la rabia, que es una de las enfermedades más mortales entre los perros.

- Hasta que nuestro perro no cumple un año no tiene obligación de recibir más vacunas, y será a los doce meses cuando tendremos que vacunarlo de nuevo con un refuerzo de la polivalente y otro refuerzo para luchar contra la rabia.

- A partir de que nuestro compañero canino cumple un año solo tendremos que poner una vacuna anual, en algunas comunidades solo es obligatoria cada dos años, en la que se le pondrá un refuerzo de la rabia y otra de la polivalente.

Efectos secundarios de las vacunas

Aunque vacunemos a nuestra mascota para mejorar sus cuidados hay que tener en cuenta que esta puede provocar en ellos algunos efectos secundarios que pueden ser completamente normales, ya que como hemos dicho antes la vacuna consiste en introducir en el organismo del perro el virus contra el que se quiere luchar, y en muchas ocasiones el cuerpo reacciona de esta manera.

Algunos de los síntomas que pueden padecer nuestros perros son picores, fiebre o algún pequeño quiste Algunos de los síntomas que pueden padecer nuestros perros son picores, fiebre o algún pequeño quiste

- Fiebre alta. La temperatura corporal de un perro adulto es algo superior a la de los humanos, aun así es bastante normal que nuestro perro sufra de fiebre alta en las siguientes horas de ponerle una vacuna ya que su cuerpo intenta luchar contra el virus. La fiebre no significa que nuestro perro sufra una enfermedad, es un síntoma de que algo está pasando en su organismo, por lo que no hay que preocuparse demasiado.

- Ronchas. Hay algunas ocasiones en las que la vacuna puede provocar ronchas, granitos y picores en el perro, lo mejor en esta situación es acudir al veterinario para que este le recomiende alguna pomada que le alivie el picor, el escozor y los cuidados necesarios que hay que llevar a cabo en estos momentos.

- Quiste. Muchas veces la zona en la que se ha producido el pinchazo de la vacuna se puede ver un poco inflamada e, incluso infectada. Esto es debido a que nuestro perro no ha estado lo suficientemente quieto durante la punción o el líquido inyectado no ha fluido bien por la sangre. En el caso de que este quiste perdure varios días y nuestra mascota se sienta un poco incómoda, lo ideal es acudir al veterinario.

Te puede interesar