Menú
¿Qué es un petauro del azúcar?
¿Qué es un petauro del azúcar?
ROEDOR EXÓTICO

¿Qué es un petauro del azúcar?

El petauro del azúcar es un animal que proviene de Australia. Descubre qué cuidados y necesidades tiene esta mascota exótica.

El petauro del azúcar, con este nombre tan singular, es un pequeño animal mamífero que aunque parece un roedor, se trata de un marsupial australiano del mismo grupo de los canguros. Se le denomina así por su preferencia hacia todo lo dulce y la forma de su cuerpo al desplazarse "volando" y planeando entre las copas de los árboles.

Es un animal exótico que proviene de Australia Es un animal exótico que proviene de Australia

Aunque es un animal salvaje en su nacimiento y su hábitat natural es la selva australiana, puede convertirse en una mascota que nos acompañará durante una gran parte de nuestra vida, ya que al igual que los perros, el petauro es un animal con un promedio de vida de 15 años. Pese a ello, y aunque no necesiten de un mantenimiento muy extremo, son muchas las características a tener en cuenta en la vida del petauro si queremos hacer de este mamífero parecido a un roedor nuestro mejor amigo.

Apariencia del petauro del azúcar

Este pequeño marsupial tiene, como hemos dicho antes, apariencia de roedor y su tamaño es muy parecido al de un jerbo. Tiene grandes ojos saltones y su pelo es grueso y suave como el del visón, con un color gris intenso. Una raya negra recorre todo su cuerpo justo en la línea de la columna vertebral, incluida la punta de su cola.

Algo que caracteriza la apariencia del petauro del azúcar es la forma de parapente que adquiere su cuerpo cuando se desplaza entre las copas de los árboles. Esto se debe a que entre las patas delanteras y traseras hay una membrana que se abre cuando salta, pareciendo una cometa. Sus patas acaban en unos largos dedos, sobre todo uno más gordo que actúa como el pulgar humano en forma de garra. La hembra, como buen mamífero marsupial que es, tiene una bolsa marsupial en la parte del vientre, al igual que los canguros.

Aunque no tenga que ver con su apariencia física, otra característica a destacar de este animal son los sonidos que realiza, que van desde chillidos como si fueran un pequeño roedor, hasta ladridos como si fueran perros.

Alojamiento

Hay que tener en cuenta que el petauro del azúcar es un animal que está acostumbrado a trepar y moverse entre los árboles. Por ello, a la hora de tener a este pequeño en casa, debemos darle el alojamiento más cómodo para que sea feliz. Aunque sea de un tamaño no superior a los 20 centímetros, necesita de una jaula de grandes dimensiones, siendo incluso más importante la capacidad vertical que horizontal, para que pueda trepar. No nos vale con una jaula para roedor, pues su tamaño no es suficiente. Así, le colocaremos también escaleras, barrotes y plataformas para que esté en continuo movimiento y pueda desarrollarse físicamente, de lo contrario podría llegar a tener problemas tanto depresivos como de salud en su organismo.

Deberán estar en jaulas con grandes capacidades Deberán estar en jaulas con grandes capacidades

Tenemos que saber también que es un animal acostumbrado a las temperaturas y al ambiente australiano, por lo que la temperatura la debemos controlar. No pongamos la jaula en un lugar donde haya corrientes frías si no que incluso llegue el sol y la temperatura sea de entre 22 y 32ºC. Le gusta controlar lo que pasa alrededor y estar pendiente de los movimientos de la casa le entretiene, por lo que estaría bien colocar la jaula en un sitio visible, y no escondida.

El petauro es un animal nocturno, es decir que la mayoría de su actividad la realiza de noche, pero eso no significa que tengamos que dejarle a oscuras siempre. Ellos mismos se pasarán la mañana durmiendo y se despertarán sobre el atardecer para comenzar sus movimientos. Son animales muy sociables, por lo que se contraindica que se tenga a un solo ejemplar de petauro, si no que al menos sea una pareja. En el caso de que no pueda ser y solo se tenga un ejemplar, se tendrá que tener en cuenta que el dueño deberá pasar mucho tiempo al día con él.

Alimentación

Como animal exótico que es, el petauro del azúcar necesita de igual modo una dieta exótica. En las tiendas especializadas de animales podemos encontrar mixturas de pienso para estos marsupiales. Además de esto necesita proteínas, por lo que se le puede administrar frutas, verduras y frutos secos de forma diaria. Como premio y de forma más puntual le daremos insectos vivos.

Se pueden alimentar de frutas, verduras, pienso e insectos vivos Se pueden alimentar de frutas, verduras, pienso e insectos vivos

Reproducción

En su hábitat natural, el petauro del azúcar suele tener crías dos veces al año. Cuando está en cautiverio en una casa y dispone de una pareja en su misma jaula, puede llegar a tener muchas más al año, debido a la comodidad y la buena alimentación. En cada camada salen entre 1 y 3 crías, aunque lo más habitual es que sean 2. Las hembras llegan a la madurez sexual para poder comenzar a reproducir a los 8 meses de vida al menos, mientras que los machos llegan a esa madurez antes, desde los 4 meses.

El periodo de gestación de este animal es de unos 15 o 17 días, en los que no se notará que la hembra estará embarazada hasta que la diminuta cría empieza a desplazarse hasta la bolsa marsupial. Una vez ya se ha colocado dentro de la bolsa, la cría se quedará ahí agarrada a uno de los pezones de su madre durante unos 2 meses o algo más, hasta que ya abandona la bolsa, aún sin pelo y con los ojos cerrados. Una curiosidad de la reproducción de este animal es que puede tener un embarazo mientras que la bolsa marsupial está aún ocupada. Para ello dejará en pausa ese embarazo y se volverá a retomar una vez la cría anterior ya ha abandonado la bolsa.

Si hemos decidido tener uno de estos ejemplares en casa debemos tener en cuenta que no se trata de un roedor común y que son muchos los cuidados especiales que debemos tener con este mamífero. No es un animal con mucha tendencia a grandes enfermedades, pero debemos llevarlos a revisiones a un veterinario especializado en este tipo de animales exóticos y acudir a él en el momento en que veamos cambios en el comportamiento o aspecto físico de nuestro petauro, sobre todo en su pelo, una gran alerta.

Te puede interesar

Comentarios