Menú
Estrabismo en gatos
Estrabismo en gatos

CUIDA A TU MASCOTA

Estrabismo en gatos

Todo sobre el por qué algunos gatos no pueden mantener los ojos alineados al mismo tiempo.

Para explicar el estrabismo en los gatos, antes debemos conocer qué es este tipo de bizquera. Y es que hace referencia a la incapacidad de poder mantener los dos ojos de forma alineada para que estos actúen de manera simultánea, como si fueran un equipo.

En el estrabismo se puede dar el caso de que un ojo mire directamente a un objeto concreto mientras que el otro se encuentra desviado hacia adentro; lo que se conoce como esotropía, ojos cruzados u ojos bizcos, hacia arriba (reconocido como hipertropía) o hacia abajo (hipotropía). Además de la hipertropía y hipotropía, pueden sucederse dos tipos más: la esotropía; que sucede cuando uno o los dos ojos se desvían hacia adentro (donde se encuentra el lagrimal), y la exotropía; hacia afuera, desviando el eje visual hacia los laterales externos del ojo.

El estrabismo puede permanecer de manera constante o ser intermitente, e incluso en ocasiones, puede afectar únicamente a un ojo (estrabismo unilateral) o a los dos (estrabismo alternante). El estrabismo es relativamente frecuente en las personas pero, además, también puede darse en los animales. A fin de cuentas, ¡casi todos tenemos dos ojos!

El estrabismo en animales es bastante comúnEl estrabismo en animales es bastante común

El estrabismo en animales

A las mascotas con estrabismo las describen de muchas formas, algunos les llaman "ojos locos", e incluso otros prefieren llamarles "ojos desorbitados". Pero en realidad, a esta extraña predisposición de la visión, en medicina recibe el nombre de estrabismo. El estrabismo en los animales es bastante más común de lo que imaginamos, y al igual que en las personas, puede presentarse en uno o en los dos ojos. Además, también comparten con los humanos los cuatro tipos de variantes del estrabismo.

Aquellos animales, y en este caso, los gatos que tengan estrabismo, deben de visitar el veterinario para que el especialista valore si le afecta este tipo de visión en su vida cotidiana o, por el contrario, puede llevar una vida normal. Así descubriremos de igual forma si el estrabismo tiene origen desde su nacimiento o es algo que han desarrollado a lo largo de su vida por diferentes causas.

Causas del estrabismo

Si no conocen cuáles son las causas que pueden provocar este tipo de desviación en su mascota, deben saber que hay varios factores que pueden ser claves:

  1. Una de ellas es la predisposición genética, que recibe el nombre de estrabismo congénito y suele ser la principal causa en animales como los perros y los gatos, pues tiene cabida desde el nacimiento. Además, esto suele estar directamente relacionado con la raza de la que proceden. Un claro ejemplo de esta causa es el gato Siamés, una raza cuyo porcentaje es elevado en cuanto al padecimiento de estrabismo convergente, es decir, la exotropía. De manera similar ocurre en los perros, y las razas más propensas a este tipo de estrabismo son los Bull Dog americanos o los Pugs, entre otros. Sea como fuere, el estrabismo congénito, en los gatos o en otras mascotas, es el resultado de una línea genealógica deficiente y no suele provocar problemas más allá de lo estético.
  2. Otra de las causas puede deberse a una anomalía del nervio óptico. Esto ocurre cuando el animal ha sufrido algún tipo de alteración en el nervio del ojo. Esta anomalía también puede ser congénita, pero si tu gato tenía los ojos bien y ha comenzado a desviar la visión, es recomendable acudir al veterinario. Frecuentemente, este tipo de estrabismo suele ser provocado por una inflamación, un traumatismo o una infección en el nervio óptico, algo que solo es capaz de deducir un profesional mediante pruebas oculares.
  3. Siguiendo el hilo de las posibles causas de que los gatos padezcan estrabismo, los músculos extraoculares también pueden ser partícipes de este desarrollo. Su alteración o malformación congénita no tiene mayor importancia, y no es algo por lo que debemos preocuparnos en ningún caso. Estos gatos pueden llevar sin problemas una vida normal y, como sucede con el nervio óptico, las lesiones en los músculos exteriores del gato producen algún tipo de estrabismo. No obstante, si las lesiones son recientes o se deben a alguna circunstancia que no han ido con el gato desde su nacimiento, hay que acudir al veterinario lo más rápido posible para que se le examine y se siga un tratamiento que, en ocasiones, acaba con la práctica de una cirugía.

¿Cómo saber qué clase de estrabismo tiene mi gato?

Es algo muy sencillo de averiguar porque la posición indica el tipo de estrabismo. La postura más habitual en gatos es el estrabismo convergente (esotropía), y tiene lugar cuando a ambos ojos convergen hacia el centro. Por el contrario, en el estrabismo divergente (exotropía), los ojos divergen hacia el exterior.

Acude al veterinario si piensas que tu mascota padece estrabismoAcude al veterinario si piensas que tu mascota padece estrabismo

Por otro lado, si nos damos cuenta que nuestro gato tiene tendencia a desviar la mirada hacia arriba, ocultando el iris bajo el párpado superior, el estrabismo será dorsal (hipertropía). Y si uno o los dos ojos miran permanentemente hacia abajo, el estrabismo será ventral (hipotropía).

Saber qué tipo de estrabismo padece tu mascota es muy simple, puesto que no hay más ciencia que la que indica la posición de los ojos. No obstante, si no supieras averiguarlo, un veterinario es la persona que más te puede ayudar. Y si tienes un oftalmólogo en casa... ¡también podría hacerlo!

Tratamiento del estrabismo en gatos

Existen multitud de tratamientos que reducen o acaban definitivamente con el estrabismo, pero generalmente, si el gato que lo sufre tiene buena salud, el veterinario no nos aconsejará ningún tipo de tratamiento, puesto que podría alterar el metabolismo y vida del animal.

Sin embargo, los casos más graves y preocupantes son aquellos que vienen derivados de una anomalía que se ha adquirido y afectan al ritmo de vida normal del gato, por lo que deberán someterse a un tratamiento quirúrgico que ayuden a mejorar su calidad de vida. Además, el profesional podrá aconsejarte en caso de que tu mascota necesite un tipo de tratamiento y diferentes medidas. De todos modos, si tu gato no tiene una enfermedad compleja derivada del estrabismo, es extraordinaria la idea de tener un gato con ojos sanos, y sin duda, divertidos.

¿Por qué hay tantos gatos siameses con estrabismo?

El aspecto de los gatos siameses responde a un tamaño mediano con un cuerpo esbelto acompañado de unas largas patas ovaladas. Cuando alcanzan la edad adulta, las hembras suelen pesar entre tres y cuatro kilos, y los machos, entre cuatro y cinco. Los siameses son animales albinos, lo que quiere decir que producen poca cantidad del pigmento melanina. Es gracias a ello que tienen variaciones en su color.

Este tipo de gatos son los más propensos a sufrir estrabismo. Esto es debido a su genética, y existen diversas versiones que explican su origen de tal alteración congénita.

Vacuna y desparasita a tu gatoVacuna y desparasita a tu gato para que no haya mayores problemas

Según multitud de estudios veterinarios, el gen responsable del albinismo apunta a ser la principal causa del estrabismo. Además, este tipo de estrabismo tiene un alto índice de afinidad con otros animales albinos. Esta causa, junto con el nistagmo (movimientos rápidos e involuntarios con los ojos) es otra de las alteraciones que está presente en los siameses con estrabismo. Sin lugar a duda es un gato diferente, aunque a muchas personas les gusta este tipo de mascota por su modalidad ocular y creen que eso les hace diferentes.

Otros cuidados en gatos

Los gatos no requieren de cuidados complicados, pero si de algunos básicos como cepillar su pelaje de vez en cuando para retirar los pelos sueltos. Los pequeños felinos adoran el calor, así que, si mantienes la casa a una temperatura medio alta, ellos seguro que te estarán agradecidos. Y es que, a pesar de lo que dice la gente, son mascotas muy sociables y afectuosas, pero requieren de una confianza previa.

Colocar en la casa rascadores con varios niveles hará que tu gato pueda desfogarse de la forma debida, ya que le encantan los sitios elevados. Además, si es posible dejarlos salir de casa para que se muevan y entretengan, sería genial. Como medida de seguridad, no está mal asegurar tu balcón con una red para gatos, e incluso no está de más si lo sacas a pasear.

Por otro lado, esta mascota padece con frecuencia enfermedades hereditarias causadas por la cría, como la atrofia de la retina o enfermedades cardíacas. Por ello, es aconsejable tener a tu gato vacunado y desparasitado para evitar posibles enfermedades que puedan afectar a su vida, y el espacio para vivir tiene que ser adecuado. Además, la alimentación no es muy exigente. El pienso y la comida, junto con un alto contenido de carne, son idóneos. Para cuidar su hidratación, el agua fría es esencial.

Advertencia

Este artículo únicamente trata de informar al lector sobre el estrabismo en los gatos, pero cabe señalar que no recetamos tratamientos veterinarios ni realizamos diagnósticos para animales. No somos expertos veterinarios, pero si tu mascota padece estrabismo, te invitamos a llevarla al veterinario, sobre todo si este afecta a su día a día y comodidad.

Te puede interesar