Menú
Conjuntivitis en gatos: síntomas y soluciones
Conjuntivitis en gatos: síntomas y soluciones

ENFERMEDAD COMÚN

Conjuntivitis en gatos: síntomas y soluciones

Aunque es una enfermedad común que en la mayoría de los casos desaparece en cuestión de días, si no se detecta y cuida a tiempo puede dañar la visión de tu gato para siempre.

Una de las enfermedades más comunes en los felinos es precisamente la conjuntivitis. Esta dolencia que afecta a los ojos puede llegar a ser bastante molesta y aunque es fácilmente identificable, es imprescindible detectarla y tratarla a tiempo para que no derive en problemas mayores que perjudiquen la vista de tu gato de manera crónica. Para despejar todas las dudas y conocerlo todo sobre este problema, en este artículo te dejamos las claves sobre la conjuntivitis en gatos.

¿Qué es la conjuntivitis en gatos?

La conjuntivitis se produce cuando se inflama la mucosa de los ojos de tu mascota. Esta mucosa se denomina conjuntiva, es decir, se trata del área blanca que constituye la capa exterior del ojo y que también está presente bajo los párpados. La función de esta membrana es precisamente la de proteger al ojo de los agentes externos que puedan dañarlo, pero la conjuntiva puede inflamarse por varios motivos, como pueden ser la suciedad del ambiente, las alergias, exposición a agentes tóxicos, infecciones, los traumatismos, determinadas enfermedades o incluso por herencia genética. Asimismo, existen diferentes tipos de conjuntivitis felina atendiendo a su origen:

La conjuntivitis se produce cuando se inflama la mucosa de los ojosLa conjuntivitis se produce cuando se inflama la mucosa de los ojos

Conjuntivitis serosa

Se trata de la inflamación que suele ser más frecuente en los felinos y la que menos gravedad presenta. Se detecta porque los ojos de tu animal de compañía pueden estar algo irritados o hinchados y lagrimean continuamente, aunque la secreción es bastante líquida y transparente. Las causas por lo general son el polvo, el viento o incluso el frío.

Conjuntivitis folicular

Este tipo ya es algo más grave, dado que suele estar provocado por una infección o alergia. La consecuencia es la notable inflamación del párpado, que se traduce en la secreción de lágrimas con mucosa, es decir, menos líquida. En algunas ocasiones, el párpado puede hacerse más grande.

Conjuntivitis purulenta

Se produce cuando la conjuntivitis serosa se complica, normalmente a causa de una infección bacteriana. En este caso las lágrimas del animal son muy espesas e incluso la secreción puede llegar a ser con pus, impidiendo que tu mascota abra el ojo debido a la formación de costras. Si esto sucede, es importante que acudas al veterinario cuanto antes para tratar la inflamación, que posiblemente esté causada por alguna otra enfermedad, en la mayoría de los casos por un virus que afecte al sistema respiratorio.

La conjuntivitis es un problema muy común en gatos, especialmente en cachorrosLa conjuntivitis es un problema muy común en gatos, especialmente en cachorros

La conjuntivitis es un problema muy común en los gatos, como ya hemos comentado anteriormente. Sin embargo, es especialmente frecuente en felinos de corta edad, sobre todo en los cachorros abandonados, por la falta de higiene de sus ojos. Además, cabe señalar que la infección no tiene que producirse obligatoriamente en ambos ojos, sino que el animal puede sufrirla en uno solo.

Síntomas de la conjuntivitis en gatos

Aunque se han mencionado distintos tipos de conjuntivitis y ya conocemos que pueden estar causadas por diferentes agentes, en realidad los síntomas que puedes detectar en tu gato son los mismos:

  • Enrojecimiento de los ojos debido a la irritación de la conjuntiva.
  • Picor o escozor en los ojos, que tu mascota querrá intentar calmar con el frotamiento de sus patas.
  • Lagrimeo constante que puede ir acompañado de dolor y que consecuentemente provoca la hinchazón del ojo.
  • El cierre de los párpados involuntariamente o dificultad para abrirlos.
  • Legañas o secreción de mucosa, en ocasiones bastante espesa y de color verde o amarillo.
  • En casos extremos o que ya lleven algún tiempo, puede darse el cambio del color del iris o incluso de su forma.
Para curar la inflamación del ojo se recomienda la limpieza con sueroPara curar la inflamación del ojo se recomienda la limpieza con suero

Tratamiento de la conjuntivitis en gatos

Es fundamental que si detectas algunos de los síntomas de conjuntivitis en tu gato, le lleves lo antes posible al veterinario para identificar su origen y que le administren el tratamiento recomendado, pues en los casos más graves pueden llegar a mandarle medicación. Otro de los motivos para la visita urgente al veterinario es que la conjuntivitis puede llegar a ser contagiosa en función de su origen, así que tu mascota puede portar el virus y transmitírselo a otros felinos, aunque ya esté curada. Asimismo, si no se detecta de forma precoz, la patología puede llegar a convertirse en crónica y afectar irreversiblemente a la visión del animal.

No obstante, para curar la inflamación de la conjuntiva ocular se recomienda la limpieza del ojo con suero fisiológico y una gasa esterilizada. El algodón no está indicado para estos casos dado que deja finos hilos que contribuyen a la suciedad del ojo, algo que se pretende evitar. La forma correcta de hacerlo es incidiendo primero en el lagrimal y después llevando la gasa hacia fuera del ojo, además de que es primordial que uses una gasa limpia para cada uno. El objetivo es evitar la acumulación de las legañas que bloqueen los párpados o que dañen la conjuntiva ocular.

En algunos casos, las pomadas o los colirios son necesariosEn algunos casos, las pomadas o los colirios son necesarios

Para determinados casos de conjuntivitis en gatos, el veterinario puede ordenar el uso de pomadas oftalmológicas o productos contra los ojos secos, como los colirios o las lágrimas artificiales. Asimismo, para los más delicados el especialista recetará el uso de antibióticos para suministrárselos a tu animal de compañía vía oral, y en el caso de las conjuntivitis desarrolladas por alergias, se utilizarán glucocorticoides para aplicar en colirios o pomadas. Además, es muy probable que el veterinario le coloque a tu mascota un collar isabelino para evitar que se rasque y agrave el problema.

Remedios naturales para tratar la conjuntivitis en gatos

A continuación detallamos algunos consejos caseros para mejorar el estado de los ojos de tu gato en caso de que esté afectado por conjuntivitis:

Baños de manzanilla o tomillo

Humedecer una gasa esterilizada en infusión de manzanilla o tomillo y aplicarla sobre el ojo inflamado de tu mascota para rebajar la hinchazón y reducir el picor. Además, los baños ayudan a eliminar las legañas.

Combinación de frío y calor

Nuevamente con gasas esterilizadas, aplica primero una humedecida en agua fría y después otra en agua caliente. Con el cambio de temperatura, lograrás reducir la hinchazón del párpado, pero siempre ten cuidado de no quemar a tu mascota.

Los baños de manzanilla o tomillo ayudan a bajar la hinchazón, siempre con gasasLos baños de manzanilla o tomillo ayudan a bajar la hinchazón, siempre con gasas

Vigila el aspecto de tu gato

Para evitar que el pelo moleste al órgano de la vista, lo más recomendable es que se lo cepilles apartándolo de los ojos de tu felino y, si fuera necesario, recórtale aquel que se le introduzca en los ojos.

Alimentación adecuada

Para que el sistema inmunológico de tu mascota esté sano, será fundamental que lleve una dieta equilibrada con un pienso que le aporte todos los nutrientes necesarios. De esta manera afrontará las patologías de manera más fuerte.

Te puede interesar