Menú
Hongos en gatos: cómo acabar con este problema
Hongos en gatos: cómo acabar con este problema

PRECACUCIÓN

Hongos en gatos: cómo acabar con este problema

Hay que estar muy atentos y observar desde cerca si tu mascota padece algún síntoma que esté relacionado con los hogos, ya que esto le puede ocasionar graves lesiones.

El gato doméstico lleva conviviendo con el ser humano alrededor de 9.500 años y es una de las mascotas favoritas en todas partes del mundo. Pertenecen a la familia de los félidos y existen más de 50 razas de gatos domésticos, con características diferentes, sobre todo en la longitud del pelo y en el color.el

Una de las enfermedades más comunes en los gatos son los hongos, afectando a su piel. Y es que aunque los felinos sean independientes, fuertes y con una alta esperanza de vida, también están expuestos a enfermedades. Por ello, hay que estar pendientes de la salud de nuestro gato y si nos muestra el mínimo indicio de que algo no va bien, actuar.

Hay que estar pendiente de esta mascota por si muestra algún síntomaHay que estar pendiente de esta mascota por si muestra algún síntoma

Los hongos son organismos eucariotas, es decir un núcleo con membrana celular, que se encuentran en el medio ambiente y se alimentan de componentes orgánicos muertos, es decir, en estado de descomposición. De hecho esta es su función en el medio ambiente, ayudar a descomponer materia muerta junto con bacterias y otros organismos. Además, también se alimentan de tejidos de organismos vivos consumiendo aminoácidos de las células del organismo y nutrientes. Esto puede desembocar en enfermedades en dicho organismo, empezando como una enfermedad de la piel y llegando a afectar todo el funcionamiento interno de los órganos.

Los hongos en los gatos son un tipo de infección, también conocida como dermatofitosis o tiña, que se produce cuando el hongo Microsporum Canis se introduce en el cuerpo del animal a través de úlceras en la piel, heridas o incluso por las vías respiratorias. Esto desemboca en una infección de la parte superficial de su piel y también en las zonas muertas como las uñas y el pelo.

Los hongos pueden crearle infecciones en la piel o el peloLos hongos pueden crearle infecciones en la piel o el pelo

Hay varios tipos de hongos que afectan a los gatos, sobre todo incidiendo sobre su cara y sus patas, y que causan muchos síntomas en nuestra mascota como inflamación, lesiones en la piel, costras y zonas sin pelo. Esto provoca un estado de incomodidad en tu animal muy difícil de soportar porque no parará de morderse y rascarse sobre la parte afectada.

Por último, ten cuidado porque este hongo desarrolla esporas que son muy contagiosas y pueden sobrevivir en el ambiente durante mucho tiempo y contagiase por todos lados. Por ello, es aconsejable, además de desinfectar al animal, desinfectar también todo el hogar mediante el uso de químicos especializados.

Síntomas de los hongos

El hongo más común que afecta a los gatos es el Microsporum Canis, pues es el que se da en un 90% de las situaciones. Es muy contagioso tanto para los animales que están cerca del animal como para los humanos que lo rodean. Por ello, es imprescindible conocer los síntomas que indican esta enfermedad.

Uno de los síntomos es que tenga lesiones en las patasUno de los síntomas es que tenga lesiones en las patas

Y es que lo más probable es que tu gato presente lesiones en las uñas, lesiones circulares en las patas, orejas y cabeza, partes de su cuerpo sin pelo, picor continuo y síntomas de inflamación y piel escamada.

Diagnóstico de los hongos

Si ves que tu gato presenta alguno de estos síntomas, es primordial que lo lleves lo más rápido posible al veterinario para que estudie a tu animal, confirme el diagnóstico y te de unas indicaciones a seguir. Lo importante es que no pierdas la calma, pues tal vez esos síntomas se deban a otra cosa que no sea la tiña.

El veterinario cuenta con la ventaja de que, además de explorar físicamente al gato, puede observar el pelo dañado en el microscopio y utilizar la lámpara de luz ultravioleta o hacer un cultivo fúngico para confirmar si tiene hongos y para especificar qué cepa fúngica ha causando y está causando los hongos en tu mascota.

Los veterinarios con el microscopio podrán ver si tienen hongosLos veterinarios con el microscopio podrán ver si tienen hongos

Tratamiento de los hongos

Una vez el veterinario haya estudiado a tu mascota y haya confirmado la presencia de hongos en su cuerpo, el siguiente paso será seguir sus consejos en cuanto al tratamiento que se le dará al gato. Y es que el veterinario es la única persona especializada que puede decirte qué tratamiento farmacológico tienes que ofrecer a tu gato.

Lo más probable es que el profesional recurra a principios activos antifúngicos como el ketoconazol, que se puede administrar de diversas formas:

  • Tratamiento tópico: Este paso es imprescindible para que se trate bien el problema.

    Se deben utilizar productos que desinfecten como fungicidas, yodo y antisépticos apropiados para actuar en enfermedades de la piel. También pueden utilizarse productos de higiene corporal como componentes antifúngicos para bañar periódicamente al gato.

  • Tratamiento por vía oral: Solo se utilizará en casos más graves y cuando no haya mejoras con la aplicación del tratamiento tópico. Esto se debe a que los fármacos antifúngicos pueden tener reacciones adversas y podría poner en riesgo la salud del animal.
Los dueños tendrán que ser constantes en la aplicación del tratamientoLos dueños tendrán que ser constantes en la aplicación del tratamiento

El dueño del gato tiene que estar muy comprometido con esto porque la aplicación de estos tratamientos antifúngicos necesitan de una buena constancia y cumplimiento durante un tiempo continuo hasta que se acabe con los hongos.

Por otro lado, utilizar guantes continuamente para tratar a tu gato es una buena idea, al igual que aspirar suavemente su piel para destruir las esporas de los hongos. No hay que olvidar que antes de tratar la dermatofitosis hay que tener muchos factores en cuenta como: la edad, el daño causado, si hay riesgo de contagio y es estado de su salud y sistema inmune.

Homeopatía para gatos

Además de los numerosos tratamientos nombrados anteriormente, otra opción muy aconsejable es recurrir a la homeopatía para gatos. Esto es una terapia natural en la que se utilizan remedios sacados de cepas de animales, vegetales y minerales, además de otros orígenes. Estas sustancias se diluyen para dárselas al animal siguiendo unas determinadas reglas hasta que se consigue el remedio homeopático, que al tener pocas concentraciones, te garantiza una muy buena seguridad en la salud de tu gato. Además, se pueden comprar algunos de los remedios más básicos en las tiendas, los cuales puedes tener en un kit de primeros auxilios para tu gato.

Algunos remedios se pueden comprar en un kit de primeros auxilios en las tiendasAlgunos remedios se pueden comprar en un kit de primeros auxilios en las tiendas

La idea básica de la homeopatía es que cualquier enfermedad se puede tratar con dosis pequeñas de una sustancia que produciría los mismos síntomas que sufre el paciente. De esta forma, se asume que lo que causa determinados síntomas puede curar esos mismos síntomas si la dosis es baja.

Los remedios homeopáticos están disponibles en diferentes potencias. Si lo estás usando en casa, ten en cuentan que el de 6 potencias es suficiente, pero. como siempre, la persona más indicada para recomendar esto siempre el veterinario homeópata, que podrá tratar a tu gato de manera individual y administrarle la dosis más adecuada. Con esto dicho, los remedios homeopáticos más comunes para los gatos son:

  • Caléndula: para que no se infecten las heridas y cicatricen bien.
  • Árnica Montana: para cualquier traumatismo, mordedura, caída o lesión que provoque dolor a tu mascota.
  • Asenicum Album: para aquellos gatos con ansiedad por andar por la noche sin rumbo fijo.
  • Calcarea Carbonica o Belladona: para aquellos gatos que presenten ansiedad por morder.
  • Nux Vomica: para expulsar bolas de pelo ingeridas.
  • Natrum Muriaticum: para un estado depresivo, sobre todo si se trata de la muerte de algún miembro de la familia o animal cercano.

Otros tipos de hongos en gatos

Criptococosis

Esta enfermedad es producida por un hongo llamado Cryptococcus neoformans. Se encuentra en lugares contaminados por excrementos de aves como las palomas. El gato inhala los hongos en forma de esporas y proceden a bajarle las defensas.

Estos hongos les pueden bajar las defensas a la mascotaEstos hongos les pueden bajar las defensas a la mascota

Si no se ve a tiempo esta infección mediante las señales de esturnudos y tos, dificultad para respirar, hinchazón de la cara y la nariz, sangrado de nariz o creación de granulomas subcutáneos, puede llegar al cerebro y provocar convulsiones, ceguera, falta de coordinación y acabando en meningitis.

Histoplasmosis

Esta enfermedad está causada por el hongo Histoplasma capsulatum, presente en sitios donde el suelo tiene mucho nitrógeno y donde hay grandes cantidades de materia orgánica y excrementos de aves y murciélagos, medio por el que el hongo infecta al gato con mayor facilidad.

La histoplasmosis suele confundirse con una enfermedad pulmonar y muy pocos gatos sobreviven. Los síntomas que producen son: fiebre, falta de apetito y coordinación para caminar, debilidad, tos seca, malestar respiratorio y problemas en los ojos.

Los síntomas de estos hongos suelen ser fiebre o falta de apetitoLos síntomas de estos hongos suelen ser fiebre o falta de apetito

Esporotricosis

Enfermedad causada por los hongos Esporas esporothrix, los cuales pueden encontrarse en el ambiente y pueden transmitirse tanto a otros animales como a los propios seres humanos a través de heridas en la piel, mediante la inhalación o mediante la ingestión del hongo.

Los síntomas más destacados que provoca esta enfermedad son: fiebre y malestar en todo el cuerpo, heridas, inflamación de los ganglios linfáticos, tos y neumonía, propagación a las articulaciones, cerebro y huesos, e incluso pérdida de peso.

Cuidados de los gatos con hongos

Gracias a los siguientes cuidados, podrás ayudar a tu gato a prevenir los hongos además de otras enfermedades de tipo contagioso:

Limpia todos los sitios por los que ha estado el gatoLimpia todos los sitios por los que ha estado el gato
  • Alimentación: Para que tu gato tengas siempre un buen sistema inmunológico y las defensas altas, es muy importante darle una alimentación rica en nutrientes.
  • Higiene: Limpia todo el entorno por el que se mueva tu gato con el fin de prevenir nuevas enfermedades o de que empeore su estado de salud. Tira también todos aquellos elementos con los que el gato haya entrado en contacto.
  • Precaución: Lava tus manos siempre después de manipular algo relacionado con tu mascota para evitar infectarte y aísla a tus otras mascotas, si tienes, para que tampoco se contagien.
  • Material de prevención: Utiliza tapabocas y guantes.
Te puede interesar