Menú
Displasia de cadera en perros: lo que debes saber
Displasia de cadera en perros: lo que debes saber
DISPLASIA CANINA

Displasia de cadera en perros: lo que debes saber

Esta enfermedad afecta a la cadera de nuestra mascota, pero por suerte se puede prever y tratar este problema que pueden padecer los perros grandes y medianos.

La displasia de cadera es una enfermedad que afecta mayormente a perros grandes y medianos, y en raras ocasiones a pequeños. Hay determinadas razas que tienen predisposición a esta malformación, pero se trata de un aspecto que se puede prever y tratar. Pero, ¿en qué consiste realmente la displasia, y cómo podemos saber si nuestro perro la tiene? En Bekia te lo contamos con todo lo que debes saber para que tu mascota tenga los mejores cuidados.

¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia de cadera es una enfermedad osteoarticular, es decir de los huesos. Por regla general, cómo se ha dicho, los perros grandes tienen una mayor predisposición a sufrirla que los más pequeños. Aunque esto suceda en la mayor parte de los casos, las mascotas más pequeñas también pueden sufrirla. En cualquiera de los casos, hay una lista de las principales razas que la padecen.

Aunque es poco común, los perros pequeños también pueden sufrir este problemaAunque es poco común, los perros pequeños también pueden sufrir este problema

Esta enfermedad se presenta como una mala posición de las cabezas femorales de la cabeza, que están fuera de su lugar natural. Esto causa que, al no tener un buen sostenimiento, baila con el movimiento de las patas e inflama la zona. Además de debilitar la articulación y su propio tejido. Por ello, cuando el perro camina, con el paso del tiempo se va perdiendo movilidad y comienza a tener dolores.

Es necesario señalar, que no se trata de un mal cuidado, sino que se da debido a una malformación genética y hereditaria que se agrava por factores ambientales. La palabra displasia significa "desarrollo anormal". Esto básicamente resume el desarrollo de la enfermedad. Muchos perros nacen con las caderas mal desarrolladas y es con el paso del tiempo cuando se descubre si tienen displasia de cadera o no.

Razas que están en riesgo

Las razas no han parado de cruzarse por el ser humano, y todo ello ha causado una larga lista de enfermedades y dolencias que es muy probable que tengan nuestras mascotas. Problemas respiratorios y de huesos son los más comunes, que aunque sean tratados en muchas de las ocasiones como desenlace acortan la vida del animal. Muchas son las razas que están expuestas a una casi asegurada displasia de cadera.

El Pastor Alemán está dentro de las razas que corren el riesgo de padecer la enfermedadEl Pastor Alemán está dentro de las razas que corren el riesgo de padecer la enfermedad

Aunque el listado es bastante amplio, las principales razas que son desde muchos años más propensas son el Pastor Alemán, el San Bernardo, el Dogo y los Rottweiler. En un segundo plano, pero también con una predisposición de alto riesgo están el Mastín y el Presa Canario. De las razas más pequeñas, las que en mayor riesgo están son el Carlino y el Buldog, tanto inglés como francés.

Síntomas

Es necesario recalcar que, aunque haya síntomas comunes, hay que llevar siempre a tu perro al veterinario para que mediante una serie de pruebas pertinentes determinen si padece displasia de cadera o no. La edad del perro y la raza son los factores a tener en cuenta, debido a que, si se encuentra en la lista de razas con alto riesgo, estar atento durante su crecimiento es una obligación.

Si tu perro camina raro acude al veterinarioSi tu perro camina raro acude al veterinario

Es señal de alarma sobre todo cuando observas que tu perro camina raro o tiene un ligero balanceo en los paseos diarios, o incluso cuando esta por casa, además de que suele andar más lento. Pasarse un gran tiempo acostado descansando y al incorporarse hacerlo de manera lenta es otro de los indicios, junto con que cuando el perro este de pie junte las patas traseras. La importancia de acudir al veterinario es crucial para su tratamiento, y sobre todo para que el perro sufra lo menos posible.

Prevención y tratamiento

La prevención es posible en este tipo de casos, que nunca es para que no la padezca, sino para que sus síntomas y dolencias aparezcan lo más tarde posible. Dos imprescindibles para retardar los dolores son evitar el sobrepeso y por ello llevar una dieta. Los años decisivos para el desarrollo de la displasia son de los tres a los ocho. En este tiempo lo más aconsejable es realizar mucho ejercicio, pero siempre que no tenga mucho impacto.

Cuando avanzan en edad, si es una de las razas de riesgo es recomendable comenzar a alimentarse con un pienso específico que ayude a las articulaciones, e incluso hay soportes que corrigen la postura del animal para intentar retrasar el desarrollo de la enfermedad. Una vez que la displasia de caderas comienza a afectar a tu mascota hay todo tipo de tratamientos, pero todos ellos son paliativos, la enfermedad no se cura, solo se evita que el perro tenga dolores.

La silla de ruedas para perros es una buena opción para aliviar el dolor de nuestra mascotaLa silla de ruedas para perros es una buena opción para aliviar el dolor de nuestra mascota

Los métodos quirúrgicos son múltiples, y en lo que se refiere a medicina se recurre a antiinflamatorios y protectores del cartílago. Una silla de ruedas es una de las mejores maneras de ayudar a una mascota para que reduzca el peso de las patas traseras y regule el ejercicio. Los hábitos saludables ayudan a acabar con los dolores la mascota, como el ejercicio diario, masajes en la zona y mantener una línea de peso saludable.

Masajes y fisioterapia son otro de los complementos que pueden hacer de la vida de tu mascota, un alivio de los dolores debido a la malformación. Una de las múltiples ayudas que le puedes dar a tu perro para que su dolor disminuya y hacerle la vida lo más fácil posible. Aunque se reitera la importancia de asistir a un centro veterinario para asegurar el diagnostico y que el tratamiento sea específico para la mascota.

La displasia en perros es una de las enfermedades más comunes que se padece desde hace unos años. Se trata de una malformación que padecen muchas mascotas y que debido al cuál sufren un gran dolor a la hora de caminar, y su vida puede transformarse en un auténtico calvario pasándose los días acostados debido a las dolencias. Es genético y tiene maneras de atrasarla, por ello no olvides acudir a tu centro veterinario habitual para informarte y sobre todo si se trata de una raza con especial potencial de sufrir la larga lista de molestias. Realízale las pruebas a tu mascota cuánto antes y descubre si padece displasia de cadera.

Te puede interesar