Menú
¿Qué puedo hacer si mi gato me araña?
¿Qué puedo hacer si mi gato me araña?
FELINOS

¿Qué puedo hacer si mi gato me araña?

Ante la amenaza el gato puede añadir. El problema viene cuando en cualquier momento se siente amenzado y no atienden a las órdenes.

Un gato bien educado no suele arañar a sus dueños, normalmente un gato cuando utiliza las uñas para arañar siempre suele ser como defensa a un ataque, es decir, se sienten amenazados. Los dueños de gatos suelen decir que los problemas principales en sus mascotas felinas es que muerden o arañan.

Cuidar sus uñas ayudará a que arañe menosCuidar sus uñas ayudará a que arañe menos

Los gatos tienen personalidad, igual que las personas. Las experiencias tempranas en los gatos tienen una influencia muy importante sobre el posible comportamiento agresivo en el futuro. Cuando un gato se comporta de forma agresiva, normalmente es por un motivo en concreto y si te cuesta aceptar este comportamiento, entonces será necesario que pienses una manera de frenar su conducta agresiva.

La agresividad puede ser un verdadero problema para los dueños y para otros animales del hogar. Además un arañazo mal curado (o un mordisco) puede dar lugar a infecciones poco deseadas. Es necesario que si tienes un arañazo de tu gato te desinfectes bien la herida y si ves que no tiene buen aspecto, que acudas a tu médico para saber cómo tratarla.

Enséñale a controlar sus fuerzasEnséñale a controlar sus fuerzas

Tu gato no es malo

Cuando un gato muerde o araña con fuerza es porque no sabe controlar ni medirla pero eso no significa que tu gato sea malo o que no te quiera. En ocasiones, los gatos cuando juegan lo pasan tan bien contigo que pueden morderte o arañarte porque están disfrutando del tiempo a tu lado, pero cuando no miden su fuerza puede que te haga daño.

Un gato que no mide su fuerza cuando muerde o araña es porque no ha recibido la educación que necesitaba de su madre y posiblemente se arrebató de su lado demasiado temprano. Cuando no crece con su madre o con sus hermanos, no tiene la oportunidad de aprender que sus uñas y sus dientes pueden hacer bastante daño, pero como tú eres ahora quien tiene el rol de cuidador, deberás enseñarle que sus uñas y dientes tienen efectos negativos si no los controla. Pero para enseñarle, deberás hacerlo siempre desde el cariño y el respeto hacia tu mascota.

Además, una forma de evitar grandes zarpazos es utilizando un corta-uñas y cortarle sus uñas una vez cada dos semanas para mantener sus afiladas garras a raya. Si no sabes cortar las uñas de tu gato deberás pedir consejo a tu veterinario para aprender a cortarlas correctamente, hacerlo mal podría hacer que peligre la vida de tu felino.

Los gatos tienen un instinto aventurero y cazadorLos gatos tienen un instinto aventurero y cazador

Soluciones para que deje de arañar

En el juego

Los gatos son animales cazadores y ese es su instinto, un instinto natural que no se debe vetar por muchas ganas que tengas de que deje de arañar. Por eso los gatos de vez en cuando se te pueden lanzar a los pies o te pueden traer un pájaro como presa y regalo. A los gatos les encanta explorar, acechar cualquier cosa que se mueve y saltar sobre pequeños objetos que hacen pasar como presa.

Cuando los gatos juegan a cazar pueden morder y arañar, pero es muy fácil enseñarle que lo que está haciendo no te gusta y que está usando demasiada fuerza. Cuando tu gato te araña o te muerde puedes utilizar un gruñido agudo, como los maullidos agudos de los gatos cuando muestran dolor. De este modo, tu gato se dará cuenta de que te está haciendo daño y dejará de hacerlo porque el vínculo emocional que siente hacia ti es más fuerte.

Si te hace daño mientras juega con tu mano, no quites la mano rápidamente ni la sacudas, porque entonces tu gato pensará que sigues jugando y seguirá mordiéndote y arañándote. Lo mejor que puedes hacer en este caso, es hacer el gruñido agudo y al mismo tiempo, retirar la mano o la pierna lentamente. Así tu gato entenderá que no te está gustando ese tipo de juego.

Con el paso de los años el gato sabrá qué es lo correctoCon el paso de los años el gato sabrá qué es lo correcto

Si tu mascota es joven y empiece a crecer y a madurar, junto con tus guías y tu educación hacia él podrá aprender que ese tipo de comportamiento no es correcto en el juego y que lo desapruebas.

Juega con él con juguetes

Si tu gato es un poco bruto cuando juega contigo y aunque le intentas enseñar que no te gusta sigue sin controlar la fuerza, entonces una fortexto enlacema de solucionar este problema es jugando con él con juguetes diseñados para gatos.

Estos juguetes les encantan y además les ayudan a que su instinto cazador siga patente. En este sentido puedes pensar en algún juguete para gato ideal para la personalidad de tu mascota. Puede ser una pelota que haga ruido, un palo con una cuerda y un muñeco al final de la cuerda para que juguéis juntos, una pelota de papel que pueda perseguir por toda la casa...

Piensa en cómo es la personalidad de tu gato y busca un juguete que realmente le pueda interesar. Así podrás agotar sus energías y después no tendrá fuerza para poder morder o arañar tu piel con demasiada presión.

Los gatos tienen emociones que pueden controlarLos gatos tienen emociones que pueden controlar

Cuida su salud emocional

Los animales al igual que las personas son seres emocionales, los gatos también. Si un gato hasta las doce semanas de vida no ha podido disfrutar del amor de una madre gata o de una familia humana, es posible que se convierta en un gato temeroso y cauteloso con las personas, algo que le hará sentirse enfadado rápidamente.

Los gatos cuando se asustan suelen echar las orejas hacia atrás, curvan su cola hacia dentro e inclinan sus cuerpos lejos de la amenaza percibida. Cuando se sienten muy amenazados pueden arañar y morder a cualquier cosa que se acerca a ellos. Este comportamiento se produce a menudo cuando el gato está en un ambiente desconocido o estresante. Cuando un gato se siente de este modo sus pupilas se dilatan y pueden maullar y gruñir para mostrar sus dientes en señal de defensa, su pelo también se puede erizar.

Cuando un gato siente temor por las personas es necesario no dejarlo para que el comportamiento no se arraigue en su personalidad. Deberás acostumbrar a tu gato a ser tocado y la mejor forma de hacerlo es cuando esté relajado y contento. Puedes darle un premio que le guste y acariciarle en señal de amistad. Tu mascota se sentirá mucho mejor a tu lado poco a poco.

Te puede interesar