Menú
Hipotermia en reptiles: ¿qué debes hacer?
Hipotermia en reptiles: ¿qué debes hacer?

BAJADA DE TEMPERATURA

Hipotermia en reptiles: ¿qué debes hacer?

Los reptiles pueden sufrir hipotermia en época de frío por lo que es fundamental saber cómo afrontar esta situación.

Antes de explicar cómo afecta la hipotermia en reptiles y qué debes hacer si te encuentras ante esta situación, además de saber cómo reaccionan los animales y demás aspectos relevantes para esta complicación en su salud, vamos a ver en qué consiste esta urgencia médica. Y es que la hipotermia en reptiles es un problema bastante grave, pero que se puede prever con facilidad. A continuación, toda la información sobre la hipotermia en reptiles:

¿Qué es la hipotermia?

Se trata de una urgencia médica que se desarrolla cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que tarda en producirlo. Esto provoca una disminución de la temperatura corporal peligrosa, pues lo normal es que esté alrededor de 98,6 °F (37 °C). Sin embargo, cuando se tiene hipotermia, la temperatura corporal desciende por debajo de los 95 °F (35 °C).

A consecuencia de esta disminución de la temperatura corporal, el sistema nervioso, el corazón y otros órganos no son capaces de funcionar de forma normal. Y es que, si esta complicación en la salud no se trata, puede derivar en que el corazón y el sistema respiratorio, con el tiempo, dejen de funcionar y causen la muerte finalmente.

A causa de la hipotermia su sistema nervioso no funciona de manera normal

A causa de la hipotermia su sistema nervioso no funciona de manera normal

Una de las posibles causas de sufrir esta urgencia médica es la inmersión en agua fría o la exposición al clima frío. Sin embargo, hay tratamientos especiales para esto como métodos para calentar el cuerpo y que así se pueda recuperar la temperatura normal.

Hipotermia en los reptiles

Como hemos visto que la principal causa de tener hipotermia es el frío, es recomendable que todas aquellas personas que tienen un reptil y viven en lugares con cambios importantes de temperatura, tome precauciones para mantener a su mascota saludable y feliz. Aun así, aunque existen algunas diferencias, las preocupaciones por las tortugas, los lagartos y las serpientes son casi parecidas.

Hay que saber que estos animales son ectotérmicos, es decir, no son capaces de generar, por diversos procesos metabólicos o fisiológicos, su propio calor interno, ya se trate de una tortuga o de una gran iguana. Igual le pasa a las aves y a los mamíferos.

En un estado natural, los reptiles se calientan con el sol y se refrescan bañándose o poniéndose en la sombra, pues depende del lugar en el que se encuentren. Sin embargo, además de que son ectotérmicos, tampoco cuentan con mecanismos que les hagan evitar que su calor desaparezca, por lo que es fácil que se enfríen con rapidez si la temperatura disminuye.

Debes estar pendiente de la temperatura a la que este su terrarioDebes estar pendiente de la temperatura a la que este su terrario

Síntomas de la hipotermia

Procura que la temperatura del terrario donde se encuentra el reptil no sea demasiado baja, pues podrá desarrollar hipotermia. Algunos síntomas que nos alertarán de esto será su poca capacidad de reacción, su debilidad, su poco movimiento, su pérdida de sensibilidad y el oscurecimiento de su cuerpo.

Además, también podrá presentar estreñimiento, letargo y falta de apetito, por no hablar de lo frío que tendrá el cuerpo con solo tocarlo. Y es que, ante esta situación y si no se actúa rápido, las funciones vitales del reptil comenzarán a entrar en un estado de letargo que puede tener como desenlace la muerte.

Cuidados del reptil

Iluminación y hábitat de tu reptil en momentos frío

En situaciones de mucho frío, no solo hay que ser consciente de la temperatura que hace para tu mascota, sino también del recinto o terrario en el que se encuentre, pues debes adaptarlo para el reptil que tengas en concreto.

Para ello, tendrás que estar pendiente de la iluminación y la temperatura, es decir, tendrás que controlar la luz y el calor. Y es que casi todos los reptiles necesitan su luz y oscuridad diaria de 21 horas para imitar el día y la noche. Tan importante es esto como el aislamiento para estar seguros de que no se pierde el calor.

Puedes incluir calefacción en su terrarioPuedes incluir calefacción en su terrario

Calefacción

¿Sabías que existe la opción de hacer un gradiente de temperatura en su terrario? Puedes llevarlo a cabo poniendo un extremo de su recinto más frío y el otro extremo más caliente. Así, conseguirás que tu reptil vaya de un sitio a otro para regular su temperatura corporal, pero con unas temperaturas siempre dentro del rango apropiado para la especie. También puedes comprar un termostato para crear un sistema de temperatura automático y regular.

Sustrato para protegerlos del frío

Tienes que tener muy presente a la hora de construir el terrario para tu reptil de elegir adecuadamente el sustrato, pues no debes guiarte solo por la apariencia, sino por su eficiencia y capacidad para aislar. Y no olvides que limpiar más tarde el terrario no será fácil, esto dependerá del tipo de reptil que tengas. En caso de duda, pregunta en la tienda especializada o de animales cuál es el más recomendado.

Métodos de actuación ante la hipotermia

Antes de nada, debes saber que si te encuentras ante un caso de hipotermia en tu reptil, lo primero que debes hacer es llamar a un veterinario o a un especialista y preguntar qué hacer y qué pasos llevar a cabo, es decir, debes actuar siempre bajo las indicaciones de un experto.

Nuestro objetivo será el de aumentar poco a poco la temperatura del animal, pues no es para nada recomendable ponerle directamente una temperatura muy alta porque sus tejidos pueden resultar dañados ante tal cambio brusco. Lo más recomendable es que lo metas en agua que esté sobre los 21ºC aproximadamente, es decir, siempre un poco más caliente que su cuerpo. Es importante que no le metas la cabeza en el agua porque no será capaz de moverse con normalidad y puede ahogarse.

Dale tiempo para recuperarse y no le presionesDale tiempo para recuperarse y no le presiones

Tras el baño de una media hora o veinte minutos, puedes sacarlo del agua y secarlo con cuidado y precaución. El siguiente paso será taparlo con una toalla seca y caliente y dejarlo en el interior del terrario con una temperatura más baja del intervalo apropiado.

Poco a poco, cada hora, aumente la temperatura ambiental hasta que llegue al punto más alto del intervalo, donde tendrá que estar aproximadamente una hora. Puedes darle de beber agua con una temperatura ambiente mediante una jeringa. No te asustes si al principio no reacciona o muestra debilidad, lo importante es que le des tiempo y no le presiones, pues si le llenas la boca y aspira el agua, puede ahogarse.

Tras estas pautas, hay que llamar a la calma porque los reptiles suelen recuperarse casi siempre y a las 24 horas de pasar la hipotermia empiezan a comer poco a poco. Aun así, ten siempre presente que la baja temperatura en la respuesta auditiva de los mamíferos, sobre todo en humanos (20 a 27ºC), causa la pérdida del potencial evocado auditivo del tronco encefálico, al igual que convulsiones cuando llega a los 20 a 21ºC.

Debes estar pendiente de él porque puede sufrir más enfermedadesDebes estar pendiente de él porque puede sufrir más enfermedades

Otras enfermedades comunes en reptiles

Teniendo en cuenta que estamos hablando de reptiles domésticos, es decir, que viven en cautividad, en espacios de dimensiones reducidas en comparación de su medio natural; sabemos que son propensos a heridas, accidentes, etc, y tienen más facilidad de contraer ciertas patologías. A continuación, vamos a descubrir algunas:

  • Este animal, al ser esquivo y complicado de manipular, tiende a sufrir accidentes por cortes o rozaduras con los elementos del terrario. Si ves que lo que se ha hecho es grave, no dudes en llamar a un especialista para que lo supervise y le de la cura apropiada.
  • Por otro lado, el reptil doméstico también puede sufrir quemaduras, y es que son atraídos por el calor. Si esto lo juntas con que los elementos de calefacción o iluminación del terrario están mal colocados, puede sufrir accidentes quemándose, incluso puede llegar a tener infectada la quemadura fácilmente si ha sido grave. Esta cura se suele realizar con lavados diarios y antibióticos.
  • En cuanto a enfermedades, una de las más comunes en este animal es la disecdisis, es decir, aquella que ocurre por problemas con el proceso de muda como consecuencia de falta de alimento, de humedad, presencia de parásitos... Lo que hay que hacer para evitarlo es, o bien quitarle la piel seca con tus propias manos, o bien colocar en el terrario elementos con los que se pueda rozar fácilmente para que mude su piel.
  • Si el reptil retiene el huevo, éste puede infectarse y provocarle problemas importantes en el animal. Esto recibe el nombre de distocia, y lo más recomendable es ir de forma inmediata al veterinario para que le extraiga el huevo al animal.
  • Si tu animal sufre de heridas, estrés, infecciones y cursa con gingivitis y pérdidas dentales, la enfermedad que padece es la estomatitis. Además, otra enfermedad ocasionada por el estrés o por cambios de temperatura es la neumonía, aunque es fácil de detectar porque verás como a tu reptil le cuesta respirar y tiene la boca entreabierta.
  • La enfermedad metabólica ósea suele presentarse en estos animales como consecuencia de una falta de vitaminas A, ya sea por ausencia de radiación ultravioleta B, o por una mala dieta. La curación en esta patología es posible, pero no se corrigen las anomalías óseas.
  • Por último, otra cosa de la que puede sufrir tu reptil son los parásitos internos, pues son muy frecuentes en estos animales. Para evitarlo puedes hacerle desparasitaciones periódicas frente a gusanos, protozoos y coccidios. En cuanto a los parásitos externos, también pueden ocasionar problemas en la piel de este animal, como garrapatas o ácaros.

Te puede interesar