Menú
Todo lo que debes saber sobre la esterilización y castración en conejos
Todo lo que debes saber sobre la esterilización y castración en conejos

MEJORA SU VIDA

Todo lo que debes saber sobre la esterilización y castración en conejos

Descubre estos dos métodos que evitarán problemas de cría y mejorarán la calidad de vida de tu mascota.

El tema de la castración y esterilización está cada vez más visto y es mejor tratado por los profesionales. Todos hemos escuchado alguna vez la frase "crían como conejos". Y es que estos pequeños animales están preparados para la cría. Es por ello que si no tenemos pensado que nuestro conejo doméstico críe, la mejor opción para evitar futuros problemas sería la esterilización o castración.

Esterilizar y castrar no es lo mismo, pero ambas técnicas mejorarán la vida de nuestro conejoEsterilizar y castrar no es lo mismo, pero ambas técnicas mejorarán la vida de nuestro conejo

Lo primero que hay que hacer aclarar la diferencia entre estos dos términos. La esterilización es la ligadura de trompas en las hembras y una vasectomía en los machos. La castración, supone la extirpación de útero, ovarios y oviductos en las hembras y en machos les extirpan los testículos. Con esto, no solo mejoraremos la calidad de vida de nuestro conejo en cuanto a salud, si no también podremos evitar problemas psicológicos.

¿Por qué castrar/esterilizar a mi conejo?

Como dijimos anteriormente, los conejos son animales preparados para la cría, por ello si no decidimos esterilizarlos o castrarlos, puede conllevar varios problemas que abordaremos a continuación, en este caso, en las hembras.

- Las hembras son propensas a desarrollar cáncer. Una hembra no esterilizada tiene una probabilidad bastante alta, entre un 60% y un 80%, de desarrollar cáncer de útero pasados los dos años. La ovulación de las hembras es inducida, lo que quiere decir que no ovulan hasta después del apareamiento. Si una hembra no cría, sus niveles de estrógenos suben, alteran la mucosa del útero y puede producir cáncer. Otro tipo de cáncer que pueden sufrir es el cáncer de mama. Aunque este no es muy común, si se da se extiende rápidamente y es muy difícil de tratar.

Una hembra no esterilizada tiene una probabilidad muy alta de desarrollar cáncer de úteroUna hembra no esterilizada tiene una probabilidad muy alta de desarrollar cáncer de útero

- Embarazos psicológicos. Al ser animales con predisposición a la cría, es muy común que, aunque no estén cerca de ningún macho ni hayan tenido relaciones, las hembras puedan sufrir un embarazo psicológico. Si nuestra conejita acaba sufriéndolo, tendrá mal humor y la hará ser más territorial e incluso una conducta más agresiva.

Es decir, una vez que castremos o esterilicemos a nuestra coneja, eliminaremos, o al menos reduciremos, el marcaje de territorio; además aprenderá más fácilmente a hacer sus necesidades en la caja de arena; reduciremos los comportamientos destructivos, como morder los cables; y endulzaremos su carácter y posibilitará una convivencia más armoniosa con otros conejos.

En cuanto a los machos, no suelen tener los mismos problemas de salud que las hembras. Aun así, si un conejo macho no está castrado o esterilizado, puede sufrir cáncer de testículos. Es por ello que, igual que a las hembras, es recomendable castrarles por ello. Pero es verdad que, en el caso de los machos, la decisión de castrar o esterilizar se debe más a cambiar o armonizar conductas de comportamiento.

Aunque los machos no suelen tener los mismos problemas que las hemnras, también es recomendable castrarlosAunque los machos no suelen tener los mismos problemas que las hemnras, también es recomendable castrarlos

La castración o esterilización en un macho nos beneficiará en varias cosas:

- Reducción del marcaje territorial y la orina en aspersión, evitando que lo haga en superficies verticales como muebles o paredes.

- Igual que las hembras, es más fácil que aprenda a hacer sus necesidades en la caja.

- Disminución del olor de la orina que en los machos es bastante fuerte cuando los niveles de hormonas son altos.

- Disminuye los comportamientos destructivos igual que en las hembras.

- Mostrará un comportamiento más dulce y no tan agresivo, como gruñir, atacar, morder...

- Se reducirán los comportamientos como la monta y sus ansias por reproducirse.

- E, igual que en las hembras, ayudará a la convivencia con otros conejos.

¿Cuál es el mejor momento para castrar/esterilizar a nuestro conejo?

En cuanto a las hembras, el mejor momento es cuando esta alcanza la madurez sexual, pasados los 6 meses de edad, ya que cuando son más pequeñas puede producir riesgos.

En cuanto a los machos, se puede hacer en el momento que los testículos suban al escroto, pasados los tres meses y medio, aunque algunos veterinarios aconsejan hacerlo pasados los cinco meses. Cuando pasan los 6 años, hacer pasar a nuestro conejito por esta operación puede producirle algunos riesgos, sobre todo por la anestesia general.

¿Cómo es esta cirugía y cuáles son sus cuidados antes y después de la operación?

Se trata de una cirugía sencilla que siempre deben llevarlo a cabo veterinarios de exóticos y que tenga experiencia en este tipo de operaciones, para que nuestro conejo no sufra. Antes de la operación, es posible que pidan que le deis a vuestro conejo un estimulante de motilidad intestinal, ya que la anestesia ralentiza el tránsito. Posiblemente pidan un ayuno anterior de dos horas.

Los cuidados posteriores a la intervención son imprescindibles y muy importantesLos cuidados posteriores a la intervención son imprescindibles y muy importantes

Una vez recojamos a nuestra mascota, lo primero que hay que hacer es que vuelva a comer lo antes posible, sobre todo heno y agua. Si se muestra reacio a esto, podremos darle potitos de frutas con una jeringuilla.

Hay que tener en cuenta que los machos seguirán siendo fértiles durante unos días, por lo que, si conviven con hembras, debemos tener especial cuidado.

En cuanto a las hembras, pueden seguir teniendo comportamientos de celo. Por ello, si tenemos una pareja, lo mejor es mantenerlos alejados durante los primeros días después de la operación.

Si queréis esterilizar o castrar a vuestro conejo, lo mejor es que os pongáis en contacto con vuestro veterinario de confianza y que os resuelva cualquier duda que os pueda surgir antes de optar por este método. Aun así, la mayoría aconsejarán pasar por esta operación para mejorar la calidad de vida de tanto tu conejo como la tuya.

Te puede interesar