Menú
Cómo cuidar a un conejo recién nacido
Cómo cuidar a un conejo recién nacido

CUIDADOS BÁSICOS

Cómo cuidar a un conejo recién nacido

La gestación de una coneja dura entre veinte y treinta días, y pueden llegar a tener entre una y seis crías por cada camada, además es importante separarla del macho cuando de a luz.

Cuando se tiene una mascota hay que cuidarla siempre en función de sus necesidades, ya que no todos los animales son iguales. Lo mismo ocurre en las diferentes etapas de su vida, ya que no son los mismos los cuidados de un conejo recién nacido que en su etapa adulta. Para ello hay que prestar atención a los siguientes consejos para que nuestra mascota viva en un lugar acogedor con todo tipo de faciliades y así mejorar su calidad de vida.

Información sobre las crías de conejo

Las crías de conejo, son también conocidas como gazapos, y además son muy vulnerables las primeras semanas de vida. Un aspecto positivo es que las conejas son muy buenas madres y harán lo posible para que sus crías estén bien atendidas en todo momento. En el caso de que la madre los rechace hay que alimentarlos con biberón y mantenerlos calentitos en un lugar seguro. A medida que vayan pasando los días los recién nacidos irán cogiendo más fuerza.

Las dos primeras semanas de vida del conejo con cruciales para su futuro desarrolloLas dos primeras semanas de vida del conejo con cruciales para su futuro desarrollo

Consejos antes de que nazcan las crías de conejo

Para que todo esté en orden tanto antes como durante el cuidado de los conejos recién nacidos hay que tener en cuenta varios aspectos, sobre todo con la madre.

  • Hay que mantenerla bien alimentada, con comida abundante y de calidad, donde la proteína y la fibra esté presente, además hay que tener en cuenta que su comida debe tener la menos grasa posible. Durante el embarazo y tras el parto se puede complementar su dieta normal con unas tiras de alfalfa.
  • Hay que separar a la hembra del macho por el motivo de que justo cuando de a luz la coneja puede volver a quedarse embarazada antes de que destete la anterior camada.
  • Crear un nido para cuando nazcan las crías, ya que necesitan un lugar calentito porque nacen sin pelo. Son las propias conejas quienes hacen el nido justo antes de dar a luz. No obstante, para que la coneja pueda hacerlo, habrá que depositar fibras de coco, pelo de cabra y heno, incluso colocará parte de su pelo para hacer el nido.
  • Los gazapos son muy sensibles a la luz cuando nacen por lo que habrá que poner la jaula en un lugar poco luminoso antes de que la coneja de a luz.
Hay que separar a los machos de las hembras debido a la gran fertilidad de los conejosHay que separar a los machos de las hembras debido a la gran fertilidad de los conejos

Indicaciones para cuidar a un conejo recién nacido

  • Hay que revisar a las crías ya que suelen nacer por la noche o en las primeras horas de la mañana. Es importante este paso porque puede que alguna cría no haya sobrevivido al parto. Es probable, que se tenga que llamar a la madre con comida para poder alejarla y poder acceder al ponedero (el nido creado previamente). Además, debes retirar la placenta para mantener una correcta higiene.
  • Mantener calientes a las crías. Si la madre dio a luz alguna cría fuera del ponedero no tengas miedo de manipularla pues ya la madre conoce tu olor, y deberás ponerla junto al resto de la camada. Para mantener el calor se puede poner una bolsa con agua tibia debajo de la toalla y cama del ponedero. Es importante que las crías no estén en contacto con la bolsa porque para ellas puede estar demasiado caliente.
  • Evita dar lechuga y otros vegetales a los conejos durante los primeros mesesEvitar dar lechuga y otros vegetales a los conejos durante los primeros meses

  • Ponerse en contacto con un veterinario si la madre no les da de lactar, si las crías están débiles, no responden, tienen sus barrigas hundidas o tienen la piel arrugada. Esto quiere decir que están deshidratadas y que no están bien alimentadas. También habrá que ponerse en contacto con un profesional si la camadas es de más de seis crías ya que la madre podría no poder abastecer a todas adecuadamente.
  • Mantener limpio el ponedero ya que las crías harán ahí sus necesidades hasta que puedan poder moverse por sí mismas.
  • A las dos semanas, las crías comenzarán a morder la comida granulada por lo que habrá que adaptar de nuevo su alimentación porque se encontrarán en otra etapa. No obstante, deberían de dejar la lactancia durante ocho semanas después de nacer.
  • Evitar darles de comer vegetales durante varios meses porque les puede acarrear problemas digestivos.
  • Se podrán manipular las crías a partir de las ocho semanas a no ser que ocurra algún tipo de complicación, ya que sino pueden ser contaminadas por bacterias o enfermedades, en especial el E. coli, lo que incluso podría ocasionarle la muerte a la cría.
A partir de la séptima semana puedes descartar la leche y empezar a alimentarle únicamente con alimento sólidoA partir de la séptima semana puedes descartar la leche y empezar a alimentarle únicamente con alimento sólido

Consejos para cuidar un gazapo

Hay que tener en cuenta una serie de aspectos para cuidar al gazapo si se quiere que todo salga bien, aunque aun así puedan surgir complicaciones.

  • No hay que preocuparse si una madre se aleja de la camada y no pasa tiempo en el ponedero. Al ser su hábitat y zona de confort las madres conejas solo irán a ver a sus crías una o dos veces al día para alimentarlas. No es como cuando una perra o una gata da a luz.
  • Siempre intenta revivir una cría aunque esté fría o muerta.
  • Las crías de conejo no abren los ojos hasta pasados 10 o 12 días.
  • Es normal en los conejos perder su primera camada, incluso en la segunda o tercera vez.
  • Si la coneja se pone a escarbar en el mismo punto y lo tapa es posible que haya dado a luz, y hace esos movimientos para mantener a salvo a sus crías.
Te puede interesar