Menú
Cómo cuidar el pelo de un Galgo afgano
Cómo cuidar el pelo de un Galgo afgano

CONSEJOS BÁSICOS

Cómo cuidar el pelo de un Galgo afgano

Para mantener la buena estética del pelaje de estos perros se recomienda cepillarles al menos tres veces por semana y darles un baño una vez al mes.

Si existe una característica que hace únicos a los ejemplares de Galgo afgano, ese es su pelaje. A pesar de que mantenerlo en su mejor estado pueda parecer una ardua tarea, en realidad no tiene por qué ser tan complicada si se conocen los trucos y las técnicas más recomendables para el cuidado del pelo de tu Galgo afgano. Así que si deseas sacarle partido al cabello de tu mascota al mismo tiempo que buscas proporcionarle las mejores rutinas, hoy te las descubrimos en Bekia.

¿Cómo es el pelo del Galgo afgano?

Antes de adentrarnos en los métodos de cuidado conviene saber qué tipo de pelaje tiene esta raza de perro para saber cómo cuidarlo. El pelaje del Galgo afgano es característico por ser largo, sedoso y láceo, además de abundante. Asimismo, estos perros pueden tener el pelo de cualquier color, siendo inaceptables para su reconocimiento dentro de la raza aquellos modelos que presenten motas. Los más comunes son aquellos que presentan un tono rojizo, crema o negro.

Los galgos afganos tienen algo de especial y es su precioso pelo Los galgos afganos tienen algo de especial y es su precioso pelo

No obstante, los cuidados básicos son los mismos para todos los ejemplares y según dictan los expertos, conviene cepillarles al menos tres veces a la semana. De esta forma se evitan los nudos en el pelo del animal al mismo tiempo que se eliminan la suciedad incrustada y el excedente. También se recomienda darles un baño al menos una vez al mes con un champú especial para perros de pelaje largo que le aporte la suavidad y brillo necesarios.

Cómo bañar y cepillar a un Galgo afgano

Para que el pelo de tu Galgo afgano quede totalmente limpio es fundamental bañarle al completo. No será suficiente si le limpias solo una parte porque precisamente se ha manchado en esa zona, pues será difícil que el volumen del pelo y su sedosidad queden igual que en el resto. Así que para realizar un buen tratamiento, comienza siempre aplicándole agua de arriba hacia abajo, empapando mechón a mechón. Empieza por el lomo y los costados, siguiendo por las patas y finalizando por las zonas genitales y por la cabeza, presentando aquí especial cuidado. Retira el pelo de la cara hacia atrás y aplica agua cuidadosamente.

Estos perros requieren de un champú especial para su cabelloEstos perros requieren de un champú especial para su cabello

Después toca dar la primera mano de champú para eliminar la suciedad del pelo de tu perro. Coge champú con tus manos y comienza a aplicarlo de manera general, haciendo especial hincapié en las partes genitales, en el ano y en las patas. En esta fase también deberás comprobar si existe algún nudo en el pelaje del Galgo, y si lo hay será mejor que lo abras con los dedos para evitar romper el pelo y hacer daño al perro. Si te fuera imposible, ayúdate de un cepillo.

Posteriormente, haz un primer aclarado con la manguera, siempre de arriba hacia abajo y asegurándote de eliminar todo el jabón del cuerpo de tu mascota. A continuación toca aplicar la segunda mano de champú. Esta vez la espuma ha de salir blanca, como prueba de que existe menos suciedad y como indicador de que el pelo de tu mascota quedará resplandeciente. Así pues, masajea por todo el cuerpo con las yemas de tus dedos, siempre de arriba hacia abajo. Una vez terminado, aclara con agua también siguiendo este sentido hasta que no salga espuma del pelo de tu Galgo afgano.

Hay que secar bien el pelo de estos perros para que no se formen nudosHay que secar bien el pelo de estos perros para que no se formen nudos

Después se procede al secado del animal. Puedes cubrirle con una toalla para que recoja el exceso de agua durante dos minutos. Pasado este tiempo, llega el momento de utilizar el secador y el cepillo. Deberás emplear para este paso un cepillo de púas con las puntas redondeadas, ideal para deshacer nudos. Primero empieza por las zonas en las que el pelo del Galgo sea más corto, como son el cuello y las patas, pero esta vez de manera ascendente, cepillando antes las zonas bajas. Se trata de secar el pelo al mismo tiempo que se alisa con el cepillo, siguiendo un orden ascendente. Lo ideal es terminar con las costillas y el lomo porque es donde más pelo se acumula.

Por último, actúa sobre el pelo de la cabeza y la cara, guardando la distancia necesaria para no hacer daño al animal y con cuidado de no introducirle el cepillo en los ojos ni darle con el directamente con el secador. Recuerda que no será suficiente con una pasada del cepillo, pues has de repetir el cepillado de cada mechón hasta que quede completamente seco y con la forma deseada. De lo contrario se queda humedecido y puede crear nudos, ayudándonos de un cepillo.

Es necesario que el cabello de estos perros se lave un mínimo de 3 veces a la semanaEs necesario que el cabello de estos perros se lave un mínimo de 3 veces a la semana

Consejos básicos para el cuidado del pelaje del Galgo afgano

  • Hay que tener cuidado de no bañar de manera frecuente al animal para evitar dañar con el calor del secado el brillo y la resistencia de su pelaje. Lo ideal es hacerlo una vez al mes, aunque lo más recomendable para mantener en buen estado su pelo es cepillarle al menos tres veces por semana. El procedimiento será el mismo que durante el secado, solo que sin secador y con menos pasadas.
  • Lo ideal es llevar a tu Galgo afgano a cortar el pelo en una peluquería canina para sacarles el máximo partido, pero si una vez bañado su pelo queda desigual, puedes igualar las zonas desequilibradas con cortes de tijera precisos.
  • El champú que debes emplear para obtener el máximo cuidado del pelaje de tu Galgo afgano debe contener acondicionador y debe ser especial para perros de cabello largo. De esta forma guardarás el brillo de su pelo y será más sencillo deshacer nudos. También es preferible que sea sin perfume para que el animal no se sienta incómodo.
  • Conveniente saber que existen diferentes tipos de cepillos. Para desenredar y hacer las primeras pasadas es imprescindible emplear cepillos con bolas en las puntas, como se ha comentado anteriormente, mientras que para las pasadas posteriores conviene el uso de cepillos de puntas metálicas para cardar y dar volumen, que son los llamados cepillos de mantequilla, de púas que pueden ser largas o de tamaño medio.
  • La alimentación es clave en el mantenimiento del pelo de tu mascota. Para mantener su brillo es recomendable aportarle una dieta rica en omega 3 con grasas saludables provenientes de pescados. También se puede optar por darle piensos elaborados a base de salmón, que además de ser rico en proteínas, proporcionará menos rigidez tanto al pelo como a la piel.
Te puede interesar