Menú
Tipos de cepillos para gatos
Tipos de cepillos para gatos

CUIDA A TU MASCOTA

Tipos de cepillos para gatos

Es muy importante mantener al animal bien aseado y usar los productos adecuados para él. Te damos unas recomendaciones para que sepas que cepillo usar para cepillar a tu gato.

La idea de tener un gato en casa puede resultar muy convincente hasta que nos damos cuenta de lo que realmente conlleva el mantenimiento de un animal. Y es que hay que prestar mucha atención a su alimentación, a los cuidados que necesita, a la limpieza de su arenero y al cepillado de su pelaje, algo que muchas veces pasamos desapercibido y que es muy importante.

Y es que, el buen aseo del animal es imprescindible para garantizarle un buen bienestar y salud en general, aunque los gatos son animales muy independientes y limpios y se lavan y se peinan muy bien sin ayuda alguna. Aun así, el contacto con otros animales, los juegos, el aire... todos estos son factores que provocan suciedad en su pelaje y que conllevan enfermedades, suciedad, enredos...

Debes conocer bien el tipo de pelo que tiene tu gatoDebes conocer bien el tipo de pelo que tiene tu gato

Dependiendo de la raza y el tipo de pelo que tenga tu mascota, deberás seguir una serie de pasos en el cepillado, pero para ello debes estar informado de todos los tipos de cepillos y utensilios relacionados que existen para desempeñar esta tarea, pues no es suficiente con un baño. A continuación, todos los trucos y consejos para cepillar correctamente a tu gato:

¿Cómo es tu gato?

Es imprescindible saber el tipo y tamaño de mascota que tienes en casa antes de comprar un buen quitapelos porque existen muchísimos modelos y hay específicos para gatos pequeños, medianos o grandes. Otro factor a tener en cuenta es la longitud del pelaje de tu gato porque los dientes que forman cada cepillo son distintos en función de cómo sea el pelo del animal. Es importante que no cepilles a tu gato pequeño con un peine para gatos con pelo largo porque podrías herirle, y viceversa.

Tienes muchos tipo de cepillos para elegir el que más te convieneTienes muchos tipo de cepillos para elegir el que más te conviene

Hay muchos tipos de cepillos, ya sean con cerdas de silicona, de acero, cepillos de rastrillo, con hojas o con cuchillas, entre muchos otros más. Su tamaño tiende a ser compacto, con unas medidas de entre 12 x 8 cm y 18 x 10 cm en la base. La hoja o cuchilla puede ser de entre 7 y 8 cm, mientras que los dientes o púas pueden medir entre 4 mm y 2 cm y el mango entre 15 a 20 cm.

Distintos usos del cepillo para gatos

Los cepillos para gatos pueden diversos usos. Por ejemplo, se pueden utilizar para quitar los pelos que se le caigan a tu mascota, es decir, los pelos muertos de la capa inferior y superior de su cuerpo. También pueden servirnos para reducir la caída de pelo del animal si lo peinamos de forma regular. Con esto evitarás tener todo tu hogar, incluyendo los muebles y la ropa, lleno de pelos.

Otro de los usos de estos cepillos puede ser el de prevenir que se formen bolas y nudos en el pelaje de tu gato, algo que irrita la piel de tu mascota y le da un mal aspecto. Si ves que este es el caso, lo recomendable es que compres un cepillo para usarlo una o dos veces a la semana con una duración de peinado de entre 5 y 20 minutos. Esto es algo que tendrás que determinar en función del tamaño del animal.

Masajear a tu mascota te servirá para mejor la circulación sanguíneaMasajear a tu mascota te servirá para mejor la circulación sanguínea

Existen otros cepillos con el objetivo de masajear a tu mascota, lo que mejorará su circulación sanguínea y el crecimiento de un pelo brillante, sano y fuerte. Y qué decir de lo contento que estará tu gato si le compras uno de estos cepillos masajeadores.

Por último, también podemos encontrar los cepillos antipulgas, que tiene la función de encontrar las heces de parásitos como piojos y pulgas, y de arrastrarlas y recogerlas con sus púas metálicas, juntas y finas. Una vez identificadas, se aplicará el tratamiento antiparasitario que te ordene el veterinario o especialista. No tengas miedo porque este tipo de cepillos se pueden utilizar sobre el pelaje corto, medio y largo. Solo tienes que tener paciencia y precaución para no dar tirones ni dañar la piel de tu mascota.

¿Qué materiales puedo encontrar para los cepillos dagato?

Al igual que usos, hay muchos materiales de los que podemos encontrar el cepillo. Uno de los principales materiales que se usa para su fabricación es el acero inoxidable, con el que se hacen los dientes, las cuchillas o las hojas. Y es que, gracias a la resistencia al uso de este metal, los cepillos no se corroen, no pierden precisión y suelen ser más útiles cuando queremos quitar todo el pelo acumulado en en el cepillo.

Un aspecto importante a tener en cuenta es el precio que puede tener un cepillo para gatos de este material, pues a lo mejor las cuchillas tienen los bordes redondeados o una forma curva para adaptarse a la forma natural del cuerpo de tu gato y así prevenir lesiones y que nos sea más fácil utilizarlo. Por ello, dependiendo del tipo de cuchilla que lleve, podrás encontrar unos precios u otros.

Hay cepillos que se adaptan a tu mano y mejorar el cepilladoHay cepillos que se adaptan a tu mano y mejorar el cepillado

El cuerpo de estos peines o cepillos, en su mayoría de veces, están fabricados con una mezcla de materiales como el ABS o el TPR, que, a su vez, pueden tener lugares que estén recubiertos con materiales anti resbalantes. Aun así, esto no es problema para que puedas encontrar mangos ergonómicos o formas en especial que se adapten fácilmente a tu mano para conseguir un cepillado más cómodo, no solo para el animal, sino para ti también.

Otro de los materiales de los que podemos encontrar fabricado el cuerpo del cepillo es la silicona, pues las púas pueden estar elaboradas de este elemento, lo que hace que sea más flexible, suave al tacto y, lo más importante, económico para nuestro bolsillo. Los buenos resultados gracias a este material pueden variar dependiendo del pelaje del gato, pero en general son bastante buenos. Además, los cepillos de silicona son una gran opción para mucha gente porque puedes meterlos en el agua para lavarlos y no tienen ni rendijas ni cuchillas donde puedan esconderse o almacenarse los pelos del animal.

También puedes incorporar accesorios a estos cepillosTambién puedes incorporar accesorios a estos cepillos

Complementos de los cepillos

  • Asa que incluyen algunos modelos para colocar entre los dedos índice y anular. De esta manera, el cepillo se puede sujetar de una manera más segura y cómoda.
  • Botón de expulsión de pelo: un complemento muy bien acogido porque te permite limpiar de forma muy rápida y sencilla el peine.
  • Barra de expulsión de pelo: muy parecida al anterior complemento. Su función es la de expulsar los pelos que se esconden en los dientes de la cuchilla.

Ventajas del cepillo

Además de eliminar el pelo muerto y la caspa, prevenir el atragantamiento del animal por bolas de pelo, o incentivar su circulación sanguínea, también se consigue un pelaje brillante y suave, se mejora vuestra relación entre mascota y dueño y el animal podrá identificar ese momento con cuando era cachorro y su madre lo acicalaba.

Es importante que utilices bien los cepillos para no hace daño a la mascotaEs importante que utilices bien los cepillos para no hace daño a la mascota

¿Cómo utilizo un cepillo para gatos?

Ahora que tenemos toda la información necesaria sobre los tipos de cepillos, materiales y distintos usos, vamos a ver cuál es la manera más adecuada para utilizarlos, pues es muy importante que se haga correctamente para no herir al animal y para proporcionarle bienestar, además de para ahorrarte muchas incomodidades de higiene en tu hogar al ver todo lleno de pelos.

  1. Busca los nudos

    El primer paso es muy sencillo porque se puede observar sin problema si tu gato tiene nudos en su pelaje. Si es así, intenta deshacerlos con los dedos para evitar un cepillado incómodo. Si por el contrario ves que no puedes desenredarlos, tendrás que cortarlos con unas tijeras sin punta cuidadosamente.

  2. No vayas a las zonas sensibles

    Evita acercarte a las zonas más débiles de tu gato como los ojos, la barbilla o los bigotes. Si no lo haces, tu animal podría sentirse atacado y no querer someterse más a esta tarea.

  3. Ten en cuenta la dirección del cepillado

    Siempre hay que peinar el pelaje del gato a pelo, o lo que significa lo mismo, en la dirección natural del crecimiento del pelo para no herir sus folículos. Sin embargo, si tu gato tiene un manto muy abundante, puedes hacerlo por mechones y, finalmente y cuando ya esté bien desenredado, darle un cepillado general.

  4. Acostumbra a tu gato

    La tarea del cepillado en sí puede resultar muy sencilla, pero no tanto como que tu gato se deje ser peinado sin oponencia ninguna. Para que no te ocurra esto, debes enseñarle desde muy pequeño que el cepillado es una parte fundamental de su rutina de cuidados. Empieza con sesiones cortas para que, poco a poco, vaya cooperando contigo.

  5. Sin embargo, si tu gato ya está en su etapa adulta y nunca antes se le ha cepillado, es fundamental que hagas una buena elección del momento, preferiblemente opta por cuando esté relajado y tranquilo. Por ejemplo, puedes empezar acariciándolo con cuidado y pasando al cepillado de una manera suave. El animal tiene que familiarizarse con esta tarea para que no de problemas ni se altere.
  6. El primer lugar en el que hay que cepillar al gato es en su espalda, pues es el lugar con más fácil acceso. Una vez haya tolerado esta tarea, podrás peinarlo completamente durante unos 5 minutos al día en función del tipo de pelaje que tenga.
  7. Higiene del cepillo El peine tiene que estar siempre limpio. Para ello, quita los pelos de tu gato diariamente y lávalo con un poco de jabón y agua. El secado también es importante, no lo olvides.
Te puede interesar