Menú
Cómo hacer una sesión de peluquería canina en casa
Cómo hacer una sesión de peluquería canina en casa

¡'LOW COST'!

Cómo hacer una sesión de peluquería canina en casa

Lo primero que hay que hacer es no estresar al animal ya que en estas situaciones se pueden poner nerviosos y no es bueno para ellos.

¿Se puede hacer una peluquería canina en casa? La respuesta es afirmativa, eso si, hay que preparar la zona donde se va a realizar la sesión de belleza para el animal. Hay que tener en cuenta que los animales deben estar limpios y una vez al mes deben ducharse, la peluquería siempre puede esperar un poco más de tiempo entre una sesión y otra. Para poder hacer una peluquería canina personalizada para la mascota, hay que tener unos sencillos tips: paciencia, materiales necesarios y habilitar una zona de la casa para la sesión. No obstante, también es una buena manera para recortar gastos.

Para hacer una peluquería canina en casa necesitas paciencia, materiales y habilitar la zonaPara hacer una peluquería canina en casa necesitas paciencia, materiales y habilitar la zona

Materiales para cortar el pelo a un perro

Hay que habilitar la zona donde será las sesión, que ha de ser plana y alta para que tanto el can como la persona que realice el baño y el corte de pelo estén lo más cómodos posible. Se debe poner en una superficie antideslizante para que la sesión sea lo más calmada posible, ya que muchos perros tienden a ponerse nerviosos. Por supuesto, no puede faltar un peine de acero inoxidable para cepillar el pelaje del can. Este tipo de peina es idóneo para trabajar en las zonas de difícil acceso y detrás de las orejas. En Amazon se puede encontrar el kit completo a precios de lo más asequibles.

El peine Zolux, sirve para aquellos perros que tienen más pelaje, ya que la estructura posee de dos filas para poder peinar mejor. En el kit de belleza del animal tampoco puede faltar el cepillo con mango que hace que los pelos que se hayan caído se eliminen del cuerpo del animal. Este producto está diseñado con dientes redondeados para masajear a su vez y darle una sensación agradable al perro. El cepillo con púas metálicas ayuda a desenredar el pelaje de una manera que les suele gustar mucho.

Los materiales principales son un peine, manoplas para masajear, champú especial y tijerasLos materiales principales son un peine, manoplas para masajear, champú especial y tijeras

De esta manera el perro se calmará en su sesión de belleza personalizada. También existen unas manoplas de la marca Hepooya que sirven para lo mismo, para masajear y relajar a nuestro amigo. El kit de peluquería canina se complementa con unas tijeras rectas y otras para descargar el pelaje una vez cortado.

Cómo bañar a un perro

Para iniciar la sesión de peluquería, lo primero que hay que hacer es dar un buen baño al perro para eliminar toda la suciedad acumulada, ya que estos animales no se les puede bañar con tanta continuidad como a lo mejor otro tipo, ya que sería malo para su pelaje. Antes de meterle en la ducha o bañera hay que darle la confianza suficiente para que no se estrese con facilidad, y es recomendable tener algún tipo de premio en el caso de que se haya comportado tranquilo y sin revolotear por el baño. Tampoco hay que olvidar cepillar el pelaje justo antes de introducirlo en el baño.

Antes de bañar a tu perro tienes que cepillarle el pelajeAntes de bañar a tu perro tienes que cepillarle el pelaje

Es una buena técnica para que vaya que coja confianza para próximas sesiones de belleza. De esta manera lo verá como algo positivo y se convertirá en un momento de lo más agradable. No obstante, si se tiene un jardín lo idel sería realizar el baño fuera de la casa para que el can se sienta mejor y si salpica o se mueve no pringue el resto de las estancias de la casa. La temperatura del agua no debe ser ni muy fría ni muy caliente, una temperatura agradable para que no se sienta molesto.

Otro de los tips fundamentales, es no usar el tapón de la bañera ya que se puede agobiar, resbalar y no es nada práctico para dar el baño. Una vez que se ha conseguido tranquilizar al animal y ya esta en el lugar del baño y se ha pasado la primera manguera de agua, se procederá a la apliación del champú. Esta es una parte en la que el perro disfruta mucho, ya que se le masajea todo el cuerpo y se relaja considerablemente.

Para secar el pelo de tu perro debes usar una toalla y no el secador porque les asustaPara secar el pelo de tu perro debes usar una toalla y no el secador porque les asusta

Después de varias capas de champú, toca el aclarado, con abundante agua para que no quedé ningún resto del jabón aplicado. Hay que prestar atención en la zona del morro y de los ojos para que no se le meta nada de producto. Una vez el aclarado haya finalizado se deberá quedar unos minutos en la bañera para que no moje el resto de la casa. Posteriormente y a toquecitos se irá secando suavemente el pelaje, ya que el secador les suele asustar mucho y hay que usarlo lo menos posible.

Cómo cortar el pelaje a un perro

Llega la hora de la verdad, y la más complicada, ya que después del baño lo que quieren los animales es jugar y les cuesta mantenerse quietos, pero con el premio que se les de, será mucho más llevadero. Para aquellos perros grandes y de gran pelaje es aconsejable pasar primero una maquinilla eléctrica con un bajo nivel de ruido y de vibración para no asustarlos. De esta manera se eliminará gran parte del pelaje y solo quedará recortar las zonas de más difícil acceso con unas tijeras.

El pelo hay que cortarlo por este orden: patas traseras, lomo, patas delanteras, cuello y pechoEl pelo hay que cortarlo por este orden: patas traseras, lomo, patas delanteras, cuello y pecho

La zona donde primero se debe cortar es la zona de las patas traseras y de su lomo. Después, las patas delanteras, su cuello y el pecho. Hay que tener especial pulso al cortar el pelo del vientre, y sobre todo que el animal esté de lo más tranquilo. La última zona para recortar el pelaje será la del rostro. Hay que ir acariciando al perro para que sienta confianza y se mueva lo menos posible. Una vez terminado el proceso se le debe dar otro premio por su buen comportamiento.

Es mucho más sencillo de lo que parece, tan solo se debe dar calma y tranquilidad al can para que la sesión sea lo más llevadera y rápida posible, ya que por regla general es una situación que les pone nerviosos y no les gusta nada que se les esté toqueteando. La primera vez de todas es la más complicada, ya que el animal no sabe a lo que se expone. Las veces siguientes seguramente esté mucho más relajado porque encima sabe que van a llover premios por su buen comportamiento.

Te puede interesar