Menú
Cómo pasear correctamente a un perro
Cómo pasear correctamente a un perro

ES IMPORTANTE

Cómo pasear correctamente a un perro

Antes de sacar a pasear a tu perro hay que enseñarle a hacerlo porque este ejercicio será clave para su salud y su bienestar.

Sacar a pasear a tu perro con regularidad es clave para su salud. Y es que hacerlo adecuadamente es muy fácil siempre y cuando sepas cómo hacerlo, si no, te verás sometido a adelantamientos, tirones, tensión en la correa y un montón de problemas más que pueden convertir un aparente paseo de desconexión en todo un desastre.

Lo más importante es que enseñes a tu perro a pasear junto a ti, indiferentemente si es una mascota adulta como un cachorro. Los perros simplemente caminan y no saben si lo hacen bien o mal, así que eres tú, su dueño, el que debe mostrarles cómo se hace, el que debe felicitarlos o corregirlos. Y es que la mayoría de los problemas de conducta de las mascotas se debe a una pésima comunicación entre el dueño y el perro. Tan solo es cuestión de mucha paciencia y práctica para tener unos buenos resultados.

Debes enseñar a tu perro a caminar junto a tiDebes enseñar a tu perro a caminar junto a ti

El objetivo principal es que tu perro se desfogue. Cuando un perro sale a la calle, lo primero que está loco por hacer es jugar, correr, saludar a otros perros, orinar, etc. Todo esto es normal, por eso cuando salen a pasear están tan llenos de energía y vitalidad. A continuación, todo lo que debes saber para sacar a pasear a tu perro:

Preparación y entrenamiento

Antes de sacar a pasear a tu perro hay que enseñarle a hacerlo. Acostúmbralo a llevar el collar puesto todo el día sin que lo vea como un problema sobre el cuello. Conforme crezca, el perro se irá acostumbrando y se lo podrás quitar en casa. Ten en cuenta que, al fin y al cabo, los perros crecen muy rápido, por lo que debes vigilar que el collar no le apriete. Lo mejor para saber cuándo un collar está bien apretado es cuando puedas meter un par de dedos sin problema entre el cuello del perro y el collar.

El objetivo del paseo es que el perro se desfogueEl objetivo del paseo es que el perro se desfogue

El siguiente paso es ponerle la correa. Al principio es importante que le pongas una correa corta para llevarlo a pasear, más o menos de un metro. Sin embargo, las correas extensibles no sirven. Una vez le hayas colocado la correa, sal al parque y elige el lado en el que deseas que tu perro camine. La coherencia es importante al entrenar a tu perro y elegir un lado donde el perro caminará hará que establezca su lugar en la actividad. Procura caminar de una forma media, es decir, ni muy deprisa ni muy despacio. Recuerda como norma general que la correa debe ir siempre sin tensión.

Si ves que tu mascota se adelanta y pone la correa en tensión, para en seco. Cuando el perro se dé la vuelta y vaya hacia ti, vuelve a reanudar la marcha. Si ves que no te hace caso y no para de adelantarte y dar tirones, da un giro de 180º y camina en el sentido contrario. Repite este paso las veces que lo consideres necesario hasta que el perro te haga caso y gire contigo a la vez que lo hagas tú. Si esto tampoco te funciona, coge algo que tu mascota considere como premio, ya sea un trozo de salchicha o una croqueta de pienso, para que se coloque a tu lado y camine junto a ti. Cuando lo haga correctamente, dale el premio y ponte otro premio en la mano. Cuando haya caminado bien tres o cuatro metros, dale otro premio de nuevo, y así repetidamente de forma que camine a tu lado.

La correa nunca debe ir en tensión, si el perro se adelanta para en secoLa correa nunca debe ir en tensión, si el perro se adelanta para en seco

Es importante que le hables a tu perro porque entiende el tono de tu voz. Anímale con frases positivas como "Buen trabajo" o "Así se hace" cuando haga algo bien. Emplea una voz severa cuando le digas que no haga las cosas que están mal, como ladrar a las personas que pasan o gruñir a otros perros.

Debes tener en cuenta que enseñar a tu perro a pasear adecuadamente no se consigue ni siquiera en un mes. Sí que pueden existir progresos de forma constante, pero la paciencia es un punto clave. Al igual que unos perros tardan un mes en aprender a pasear, hay otros que tardan medio año, pero lo verdaderamente importante es disfrutar el proceso.

El tiempo de paseo

El tiempo que se debe estar paseando a una mascota varía según la edad, la raza o las necesidades de cada individuo. Si es un perro fuerte y joven hay que ejercitarlo a diario para que mantenga su buen estado de salud. Además, hay que andar y no ser sedentarios como por ejemplo pasaría con el paseo de un cachorro. Y es que los perros jóvenes necesitan quemar su exceso de energía diario y desfogarse, por lo que si el dueño sale a correr o monta en bicicleta será una excelente opción para ello.

Sin embargo, si nuestro perro ya está viejo y mayor, hay que darle paseos sin presionarle y más tranquilos. No hay que forzarlos, ya que algunos días querrán andar y pasear y otros querrán simplemente disfrutar tumbados sobre la hierba en el parque. Hay que tener en cuenta que algunas razas de peros molosides, como el carlino, el bóxer, o dogo de burdeos no deben pasear durante mucho tiempo o estar expuestos a un ejercicio físico intenso porque la estructura de su hocico no les permite respirar igual de bien que a otras razas.

Si el perro está mayor debes darle paseos tranquilos, sin presionarleSi el perro está mayor debes darle paseos tranquilos, sin presionarle

Como norma general, se podría decir que un perro necesita pasear entre 40 minutos y dos horas diarias, repartidos entre dos y tres paseos al día.

  • Por la mañana: será el primer paseo del día y por lo tanto el más completo, largo y estimulante. Su duración será de entre 15 a 40 minutos.
  • A mediodía: Durará entre 10 y 20 minutos. Este paseo está enfocado en que nuestra mascota pueda hacer sus necesidades y la ayudemos a estar más calmada.
  • Por la noche: Lo ideal es dedicar entre 15 y 30 minutos a este paseo como máximo.

La preparación del dueño

De nada sirve que tu perro haya liberado toda su energía si su dueño no está relajado. Y es que los seres humanos somos capaces de trasmitir de forma indirecta nuestros problemas a nuestra mascota. De esta forma, un dueño que esté mal, tenso, estresado, trasmitirá esa energía negativa a su perro. Para conseguir sacar a pasear adecuadamente a tu perro es importante tener muchas ganas y nada de prisas. La constancia hará del paseo un momento agradable y ayudara a mejorar el vínculo entre ambos.

Provisiones

Nunca estará de más que lleves suficiente agua y alimento para hidratar y darle energía a tu mascota. Mantener a tu perro hidratado es importante al pasear durante periodos largos de tiempo o durante las horas más calientes del día. En los meses de verano es muy importante que tu perro tenga bastante agua.

Momento de liberación

Si quieres mejorar la calidad del paseo deja que tu mascota disfrute sin la correa durante 5 o 10 minutos, pues esto hará que desfogue y que se sienta liberado, será su mejor recompensa. Si tienes miedo a soltarlo en un lugar abierto, prueba a buscar zonas más cerradas o una zona vallada para que pueda lograr el bienestar del perro. Es en este momento cuando se puede aprovechar para practicar ejercicios de olfateo o jugar con él a la pelota. Sin embargo, si no ves a tu perro por la labor de correr, no lo fuerces porque le puedes ocasionar estrés.

Soltarle la correa unos minutos hará que se desfogue, es el momento de jugar con élSoltarle la correa unos minutos hará que se desfogue, es el momento de jugar con él

La temperatura importa

Intenta no pasear a tu perro en días u horas de mucho calor porque el animal solo querrá estar a la sombra y no te hará caso. Y es que la temperatura determinará el mejor momento para sacar a pasear a tu perro. Los mejores momentos para salir a dar un paseo con tu mascota son las horas más tempranas del día o las más tardías de la noche. Tienes que evitar el mediodía porque el suelo puede quemar y estar demasiado caliente para sus patas. La mejor forma de saber si está demasiado caliente es colocar la mano descubierta en el pavimento. Si en solo cinco segundos tienes que quitar la mano, es probable que haga demasiado calor.

Consejos para pasear a tu perro

  • Permite que lama algún orín porque, aunque te resulte desagradable, forma parte de la conducta natural de los perros. Es más, si está tienen todas las vacunas correspondientes no tienes que temer porque no se contagiará.
  • Nunca le pongas un collar castigo, de estrangulación o correas anti-tirones porque harán que se tome el paseo como un castigo. Todos los perros pueden aprender a pasear con un collar normal y una correa de tamaño medio.
  • Si ves que tu perro está muy alterado, intenta relajarlo de forma natural antes de comenzar a pasear. Siéntalo o túmbalo, acaríciale y dale un masaje.
  • Deja que olfatee todo lo que quiera, no le metas prisa porque olfatear es una de las cosas que más le gusta hacer a los perros. Además puedes estimular su olfato con juegos de búsqueda dejando trocitos de comida escondidos para que los busque y se los coma.
  • Visita parques con otros perros para que pueda relacionarse, jugar y hacer nuevos amigos.
  • Pasea por lugares distintos para que conozcan nuevas rutas, explore nuevos olores... Haz que se sienta lo afortunado que eres de poder tenerlo a tu lado.
  • No olvides que es tu responsabilidad llevar bolsitas de plástico para recoger la caca de tu perro y mantener todo limpio.
Te puede interesar