Menú
Consejos para elegir la raza de tu primer perro
Consejos para elegir la raza de tu primer perro

PRIMERA MASCOTA

Consejos para elegir la raza de tu primer perro

¿Buscas un perrito y todavía no sabes qué raza escoger? Bekia ha recopilado toda la información necesaria en este artículo para ayudarte a dar con el perro indicado.

A la hora de escoger una mascota primero tenemos que decidir qué tipo de animal preferimos y cuál es compatible con nuestro estilo de vida. Si somos personas que pasamos mucho tiempo fuera de casa deberemos de decantarnos por animales independientes como peces, pájaros o roedores. En cambio, si lo que buscamos es un compañero lo ideal son los perros y los gatos. Y una vez escogido el animal debemos de decantarnos por el tipo, algo nada fácil.

Lamentablemente, la realidad es que las personas no pierden el tiempo a la hora de decidir qué tipo de perro prefieren, normalmente se guían por lo bonito que les parece y la edad que tienen. Y eso es un error, ya que está demostrado que la correcta selección de las mascotas tras una pequeña búsqueda de información a cerca de ellas reduce el maltrato y el abandono. A continuación, Bekia te da las claves para poder escoger el perro más adecuado a tu estilo de vida.

Escoger un perro por la raza

Hay muchas personas que se decantan por un perro de raza y no hay nada malo en ello. La ventaja principal de esto es que los canes de cada raza comparten unas características comunes que se cumplen en mayor o menor medida generalmente. Esto puede ayudar a cada persona a decidirse por escoger un tipo de perro u otro, dependiendo de la forma de ser de cada persona. En estos casos es importante informarnos bien a cerca de la raza antes de adoptar o comprar simplemente por la belleza del perro.

Hay que tener en cuenta que la raza del perro condiciona su personalidadHay que tener en cuenta que la raza del perro condiciona su personalidad

Además de este tipo de perros existen las razas mixtas o cruzadas, una práctica muy común a la hora de criar camadas de perros. En general, estos perros portan la misma buena salud que los de raza, algo que normalmente se piensa que es al contrario. La verdad es que la combinación de diversos genes puede derivar en perros más inteligentes y con mejores características físicas. Como podrás comprobar, estos animales no son inferiores con respecto a sus compañeros con pedigrí.

Dentro de los diversos tipos de raza habrá que tener en cuenta el pelaje del animal, ya que los encontramos con pelo corto y pelo largo. Los ejemplares de pelo largo tenderán a soltar mucho más pelo y deberán de ser aseados y peinados más asiduamente, lo que puede aumentar las visitas a la peluquería canina. En cambio, los caninos con pelo corto no necesitan gran mantenimiento, aunque como todo animal, también soltarán pelo.

Escoger un perro por la edad

Lo normal, y lo que muchas personas prefieren, son cachorros de entre ocho y doce semanas. Esto se debe en primer lugar a que son los dueños quienes se encargan de la educación del can, por lo que van a poder enseñar al perro a su imagen y semejanza. Además, a esta edad los perros tienden a socializar y adaptarse a nuevos ambientes con mayor facilidad. Otro motivo por el que se suele buscar cachorros es por la etapa de la infancia y la pubertad canina, donde los perritos serán todo un mundo de diversión para sus dueños. Durante su juventud los cachorros tienden a ser mucho más juguetones y cariñosos, ya que buscan el amor maternal constantemente. Por otro lado, si hay niños en la familia los cachorros serán perfectos para crecer en sintonía con los peques de la casa y forjar una gran amistad.

Tanto cachorros como adultos tienen sus ventajas y desventajasTanto cachorros como adultos tienen sus ventajas y desventajas

Hay quienes prefieren adoptar perros adultos para no tener que educar ellos mismos a los cachorros, lo que conlleva enseñarles a no morder los muebles, a hacer sus necesidades en la calle, a no ladrar constantemente... Los perros adultos ya portan un carácter y una educación difícil de cambiar, por lo que lo mejor a la hora de escoger un perro de esta edad será comprobar que sea compatible con tu forma de ser y estilo de vida. Además, hay que tener en cuenta que hay perros adultos que han sufrido malos tratos, lo que puede acarrear dificultad para adaptarse a nuevos ambientes y socializar. En estos casos deberás de tener aún más claro que eres capaz de hacerte cargo de un animal con un pasado complicado, que necesitará una dosis extra de atención y cariño.

Escoger un perro por el sexo

Quizá esta sea una de las características más importantes a la hora de buscar un perro. No tiene nada que ver tener un macho como mascota que una hembra. Para empezar, los machos son mucho más agresivos y dominantes; tienden a marcar y montar los objetos de la casa, además de masturbarse durante su época en celo. Por otro lado, si no controlamos a nuestro perro cuando lo sacamos a pasear puede ir marcando a las hembras que encuentra por la calle e inseminarlas.

Los machos suelen generalmente ser más difíciles de dominarLos machos suelen generalmente ser más difíciles de dominar

En el caso de las hembras hay que tener en cuenta principalmente su época de celo en la que, al igual que las mujeres, sangrarán y estarán más sensibles. Además, aunque algunas pueden destacar también por su comportamiento dominante, suelen ser mucho más sencillas de educar y cuidar y su carácter tiende a ser mucho más protector con sus dueños. Importante plantearnos que son las hembras las que se quedan preñadas, por lo que si no queremos que nuestra mascota tenga cachorros lo mejor será esterilizarla.

Escoger un perro por su tamaño

Esta característica no solo depende de los gustos personales de cada persona, sino de la vivienda que tenga. Los perros pequeños son la mejor opción para los pisos y casas con poco espacio y sin jardín. Pero si tu idea es hacerte con un perro pequeño porque consumen menos y terminan siendo más baratos, olvídate. Este tipo de canes son mucho más propensos a las enfermedades, ya que sus cuerpos son más delicados y vulnerables, así que lo que puedes ahorrarte en comida irá destinado a veterinarios. Además, por regla general, este tipo de perros suele tener un temperamento mucho más arisco.

Los perros pequeños son más propensos a las enfermedadesLos perros pequeños son más propensos a las enfermedades

Si por otro lado tienes espacio de sobra, e incluso jardín, puedes plantearte la compra o adopción de un perro de gran tamaño como mascota. Estos perros pueden proporcionar un extra de seguridad a la casa y pueden ser un gran compañero de aventuras para los niños de la familia. Pero también son una mayor fuente de gastos, ya que ensucian más, son complicados de transportar y comen el triple que un perro de tamaño pequeño. Que la casa sea amplia no significa que estos tipos de perros ya no vayan a necesitar salir a desfogarse, por lo que siempre será necesario sacar a pasear a la mascota y dedicarle un tiempo semanal a sus actividades físicas. Así estarán mucho más controlados y sosegados dentro de casa.

Dónde encontrar a nuestra mascota

Finalmente, y una vez claro el tipo de perro que queremos como mascota, llega el momento de hacernos con él. Existen tres opciones para ello: criaderos, tiendas de mascotas y perreras. En cada una de ellas se podrá encontrar un tipo de perro diferente y se deberá de escoger una de las tres en función a las necesidades e ideales de las personas que buscan mascota.

Criaderos

Esta es la opción más recomendable si lo que buscas es un perro de raza. Lo principal en esta opción es encontrar un criadero con reputación, ya que hay muchas personas que se dedican a estafar a la gente vendiendo perros sin pedigrí. En estos centros las camadas de perros empiezan a recibir contacto humano desde las primeras semanas de vida, lo que ayuda a estabilizar al cachorro y ayudarle a mejorar su forja de relaciones.

Como dato es importante recordar que los criaderos de perros destacan por cruzar canes de una misma raza con diversas líneas genéticas para obtener perros con mejores genes y características. Esto puede presentar diversos defectos genéticos, ya que la práctica de la endogamia no solo transmite los genes buenos, sino también los malos.

Los criaderos son la opción mas recomendableLos criaderos son la opción mas recomendable

Tiendas de animales

Este se ha convertido con el paso de los años en el lugar menos recomendado para adquirir un perro. La mayoría de los cachorros que se exponen en los escaparates de las tiendas son destetados y separados de sus madres antes de tiempo. Esto conlleva que los cachorros sufran estrés postdestete, lo que ocasiona que los animales puedan coger grandes traumas y sean reacios a relacionarse con otros animales e incluso con personas. Además, la utilización de las mismas jaulas para la exhibición de perros de diversos orígenes y razas facilita el contagio y transmisión de enfermedades entre los canes. Por consiguiente, no se debería de recurrir a esta opción si se quiere comprar una mascota.

Protectoras

Esta es la opción perfecta para todas aquellas personas que en vez de comprar prefieran adoptar a un perro sin hogar. Estos lugares cuentan con profesionales especializados que se encargarán de encontrar el perro adecuado para tu familia y tus necesidades. Además, la seguridad del perro prima por encima de todo lo demás en las protectoras, por lo que la familia tendrá que pasar por una serie de entrevistas antes de poder llevarse al can a casa.

Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de los perros que se encuentran en las protectoras de animales han pasado por experiencias traumáticas o han vivido durante una parte de su vida en la calle. Por ello, es necesario llevar a cabo un proceso de resocialización con este tipo de perros, por lo que se recomienda que sean personas con experiencias anteriores en el mundo canino las que recurran a adoptar a un perro maltratado. Lo mejor es conocer el entorno anterior en el que se ha criado el perro para saber como hay que cuidarlo y qué se puede esperar de él. Pero eso no siempre es posible, por lo que lo importante es que la persona que lo adopte esté llena de amor y compasión que compartir con su futura mascota.

Ahora ya estás preparado para tomar la decisión de escoger cómo va a ser tu perro. Recuerda que lo importante es la relación que se va a desarrollar entre animal y humano, por lo que tú vas a ser quien verdaderamente condicione la forma de ser de tu mascota. Hay muchos perros esperando por un dueño cariñoso y un hogar calentito en el que vivir, así que seguro que hay uno que se adapta a tus necesidades. Solo necesitas un poco de paciencia para encontrarlo.

Te puede interesar