Menú
Razas de perro: Deerhound o galgo escocés
Razas de perro: Deerhound o galgo escocés

AMISTOSO Y DULCE

Razas de perro: Deerhound o galgo escocés

Se trata de una de las razas más antiguas de origen inglés y la preferida por los jefes de los clanes que se repartían por toda Escocia. ¿Quieres saber un poco más sobre esta curiosa raza?

A pesar de que el deerhound, también conocido como lebrel o galgo escocés, no es una de las razas más conocidas, si que es una de las más antiguas dentro de los ejemplares ingleses. Y es que el galgo escocés es descendencia directa de los grandes perros que ya poblaban Escocia durante la época de los celtas. Originariamente se utilizaban para la caza -como bien indica su nombre-, pero no sólo de ciervos, sino también de lobos, jabalís o conejos. Una característica que convirtió a esta raza en la preferida de los jefes de los distintos clanes escoceses. Sin embargo, cuando las armas de fuego comenzaron a hacerse paso en la cacería, el galgo escocés dejó de hacer falta y se le retiró de esta actividad. Tanto es así que estuvo en riesgo de extinción hasta que en el siglo XIX volvió a surgir el interés por esta raza y que aún se mantiene hoy en día en su lugar de origen.

Características físicas del galgo escocés

Esta raza comparte varios rasgos de su primo el galgo inglés, un perro mucho más conocido, a pesar de que suele tener un tamaño mayor. En el caso de los machos, la altura a la cruz puede llegar hasta los 76 centímetros con un peso de entre 40 y 45 kilogramos. Por su parte, las hembras suelen tener una altura a la cruz de 70 centímetros y un peso algo superior a los 35 kilogramos. Pero, si algo comparte con el galgo inglés es su constitución delgada con unas patas largas y una cabeza acorde con el resto del cuerpo al ser alargada.

Los galgos escoceses también pueden llamarse deerhoundsLos galgos escoceses también pueden llamarse deerhounds

Sin embargo, también son muchas las diferencias que se pueden encontrar entre estas dos razas. Una de ellas es que el galgo escocés es más fuerte y musculoso que el inglés. Otra de sus diferencias es, sin duda, su característico manto. El deerhound tiene un pelo de longitud media de entre 5 y 10 centímetros, con la característica de ser bastante irregular, lo que le da la apariencia de estar despeinado en todo momento. Esta diferencia en el pelo probablemente se deba a que el galgo escocés tenía que enfrentarse a temperaturas mucho más adversas que su primo inglés, sobre todo en los gélidos inviernos que asolaban las Highlands o Tierras Altas. De ahí que sea un tipo de perro que no soporta demasiado bien las altas temperaturas.

En cuanto a las tonalidades entre las que puede variar el pelo del lebrel escocés, los colores más comunes son el gris, el pardo, distintas tonalidades de rojo o el azulado. Y, además, un dato curioso es que su rostro también está cubierto de este característico pelo, lo que le da la apariencia de tener pobladas cejas y una barba larga. Es por ello por lo que este perro también suele ser elegido para ser presentado en muestras y exposiciones caninas.

Carácter del Deerhound

La bondad y fidelidad de este perro es uno de sus principales rasgos, aunque hay ocasiones en las que su instinto cazador puede salir a la superficie. Se trata de un rasgo de su personalidad que hay que cuidar desde que la mascota es un cachorro, sobre todo cuando va a convivir con otros animales más pequeños como un gato. Sin embargo, con otros perros no suele tener ningún problema a la hora de relacionarse, al igual que ocurre con las personas desconocidas. Este es un rasgo que lo convierte en una raza no apta como perro guardián, ya que aunque al principio pueda sentirse receloso si se le acerca un desconocido rápidamente cogerá confianza y sacará su lado más amigable.

La bondad y la fidelidad son de las principales características de esta razaLa bondad y la fidelidad son de las principales características de esta raza

Por otra parte, su carácter cariñoso y tranquilo lo convierte en una opción perfecta en el caso de familias en las que también convivan niños pequeños o personas mayores. Eso sí, al ser un perro de gran tamaño no suele ser recomendable tenerlo en pisos pequeños al carecer de la suficiente libertad para moverse. Lo mejor es una casa grande con un jardín en el que pueda correr de lado a lado en completa libertad. Pero, como todos los perros, el lebrel escocés también necesita del cariño de sus dueños y lo reclamará siempre que tenga la oportunidad. En lo que se refiere al adiestramiento, se trata de una mascota que no tiene problemas a la hora de aprender las órdenes, siempre y cuando se haga en sesiones cortas y regulares y con un refuerzo positivo. Si el perro recibe castigos o negativas de forma regular es bastante probable que acabe desarrollando trastornos como ansiedad o miedo.

Cuidados especiales del Deerhound

Esta raza no necesita de grandes cuidados, pero sí de unas pautas mínimas que aseguren su bienestar. Por ejemplo, es un perro que tiene mucha energía que debe derrochar jugando y corriendo de forma diaria. Por ello es recomendable que la mascota reciba, por lo menos, 1 paso largo al día. En lo que se refiere a la alimentación, ésta no difiere de la de otras razas al ser tan solo necesario un pienso de calidad, adecuado a sus características físicas y que esté hecho a partir de ingredientes naturales. La única pauta que se puede aconsejar en el caso de la comida es que las raciones se repartan en 3 y con porciones no muy excesivas para evitar que el perro pueda sufrir una torsión gástrica.

El pelo del galgo escocés se caracteriza por ser muy abundanteEl pelo del galgo escocés se caracteriza por ser muy abundante

En lo que se refiere al cuidado del pelo, éste se caracteriza por ser bastante abundante, áspero y rebelde. Por ello, si se quieren evitar grandes nudos lo más recomendable es peinarlo de forma diaria o, como mínimo, cada 2 días. Una pauta que sobre todo hay que seguir en sus épocas de muda. Además, también es recomendable llevarlo a la peluquería canina de forma rutinaria, sobre todo para evitar que el pelo crezca demasiado en la cara y pueda afectar a los ojos o a la boca. Eso sí, al galgo escocés tan solo hay que bañarle cuando sea extremadamente necesario al estar la mascota demasiado sucia.

Enfermedades más comunes de esta raza

Un Deerhound en un estado de salud óptimo puede tener una esperanza de vida de hasta 10 años. Para ello es necesario seguir a rajatabla el calendario de vacunación y visitar el veterinario de forma regular. En cuanto a las enfermedades más características de esta raza, destacan los callos y las yagas que se les forman en las patas, algo que se puede tratar de evitar si el perro duerme sobre una superficie almohadillada. Por otra parte, estos perros son propensos a sufrir enfermedades comunes de las razas grandes como es la displasia de cadera, la torsión gástrica -que se puede tratar de evitar racionando muy buen ka comida o evitando que el perro realice una actividad física elevada un par de hora después de hacer comido- o el cáncer de huesos.

Te puede interesar