Menú
10 juguetes caseros para perros
10 juguetes caseros para perros

MUY ORIGINALES

10 juguetes caseros para perros

Haz los juguetes de tu mascota únicos y muy más interactivos para que el tiempo que le dediquen también hagan ejercicio y ejerciten su mente a través de varias pruebas.

A los perros les encanta jugar, creciendo así felices y desarrollando su inteligencia, convirtiéndose en un plan magnífico tanto para las mascotas como para sus dueños. Sin embargo, los juguetes que se compran en las tiendas pueden resultar bastante caros y que la calidad no les acompañe. Por ello, te ofrecemos varias alternativas económicas y ecológicas para que los perros continúen disfrutando dentro y fuera del hogar. Con utensilios que tengas por casa y con todo el ingenio del que seas capaz, elabora juguetes caseros para perros con el fin de que estas adorables mascotas se entretengan y pasen más tiempo divirtiéndose contigo.

Consejos para hacer juguetes caseros aptos para perros

Antes de proceder a la elaboración de los juguetes, debes prestar atención a las siguientes indicaciones para que sean seguros para las mascotas y no sufran ningún daño con ellos.

Es importante que no jueguen con cosas que tengan materiales tóxicosEs importante que no jueguen con cosas que tengan materiales tóxicos

1. En cuanto a los materiales empleados, no deben contener pinturas tóxicas ni piezas pequeñas de plástico que puedan tragarse.

2. El papel y el cartón son los materiales más aconsejables, ya que no resultan perjudiciales para los perros en caso de que los ingieran.

3. Si tienes que pegar varios trozos de algo, utiliza cinta de carrocero, pues también está compuesta por celulosa y no resulta dañina para las mascotas.

4. Cuando un juguete comienza a estropearse, retíralo de inmediato antes de que tu perro se haga daño con él.

5. El juguete no puede romperse o deshilacharse. Utiliza materiales resistentes o aquellos que sepas con seguridad que tu perro no ingiere, como papel, cartón o plástico. Si no tienes esto en cuenta, el animal puede sufrir cortes, muerte por asfixia u obstrucción intestinal.

Con una simple cuerda se puede hacer un jugueteCon una simple cuerda se puede hacer un juguete

6. Especial cuidado debes prestar a los materiales rígidos, cuyos bordes afilados pueden cortar a tu mascota. Protégelos, por ejemplo, con la anteriormente citada cinta de carrocero.

7. Adapta los juguetes al tamaño y edad de tu perro.

Teniendo en cuenta estas pautas, llega la hora de recurrir a las manualidades y a la originalidad para que tu perro interactúe con unos juguetes caseros de lo más divertidos.

Ingenio perruno

A los perros les encantan los premios, por lo que esta idea es fantástica para que disfrute al máximo de su tiempo de juego. La idea de estos juguetes es que los perros busquen premios, y, sobre todo, que encuentren la manera correcta de hacerse con ellos. Utiliza los alimentos favoritos de tu mascota, ya que así se volverá loca por conseguir el premio.

1. Tubo de cartón

Para ello, puedes emplear un tubo de cartón, ya sea de papel higiénico o de cocina, metiendo premios dentro de él. Colócalo en el suelo y deja que tu mascota averigüe el modo de acceder a ellos. Se trata de un juguete ideal para entretener a los perros durante mucho rato, pues hará virguerías para lograr el premio que se encuentra en su interior. Y si esto le resulta fácil, dificulta el nivel del juego precintando los extremos del tubo de cartón, pues de esta forma solo logrará el premio si destroza el tubo por completo.

Se pueden reutilizar otras cosas que se tienen por casaSe pueden reutilizar otras cosas que se tienen por casa

2. Bola de papel

Otra alternativa es introducir premios en una bola de papel. El papel de revista no resulta apto para ello, ya que contiene muchas tintas que resultan tóxicas. Emplea, por tanto, papel de periódico o de cocina. Para empezar, elabora una pelota sin apretar mucho el papel, e introduce una serie de premios. Añade capas para dificultarle la tarea. Cuando este juego resulte fácil para tu mascota, añade más capas de papel a la bola o precíntala. No solo se divertirá con ello, sino que además aprenderá a distinguir entre papel y comida.

3. Botella de plástico

Limpia bien una botella de plástico y recorta ventanas, protegiendo los bordes para que tu perro no sufra ningún percance. Introduce premios para que el animal utilice todo su ingenio y logre sacarlos. Una vez descubra el modo de conseguirlos, haz el juego más difícil poniendo el tapón a la botella o haciendo las ventanas más pequeñas.

4. Felpudo dulce

Con un felpudo de plástico con agujeros puedes elaborar un original juguete casero. Esconde golosinas en los agujeros para que tu perro se entretenga descubriendo la manera de comérselas.

Diversión y ejercicio

Con los juegos caseros que te mostramos a continuación, tu perro no solo disfrutará sino que también hará ejercicio, tan importante para que el animal crezca sano y lleve una vida dinámica.

Se pueden utilizar alimentos que los motiven a jugarSe pueden utilizar alimentos que los motiven a jugar

5. Cuerda anudada

Con cualquier cuerda que tengas por casa podrás elaborar un juguete sencillo y divertidísimo para tu mascota. Haz nudos a lo largo de la cuerda y en uno de los extremos forma una pequeña bola para lanzar mejor el juguete. Tu perro disfrutará corriendo de un lado para otro yendo a por él y devolviéndotelo para repetir el proceso.

6. Cuerda con materiales reciclados

Con trapillo procedente de camisetas o toallas viejas podrás realizar coloridas y originales cuerdas, reciclando al mismo tiempo que tu mascota se divierte. Podrá jugar con ella mordiéndola o lanzándosela para que vaya a buscarla.

7. Rampa de Agility

Para construirla puedes utilizar tablones de madera. A los perros les encanta subir y bajar por ella, distrayéndose al mismo tiempo que hacen ejercicio. Puedes formar parte de su juego corriendo a su lado y que te siga subiendo y bajando la rampa. ¡Lo pasaréis genial!

8. Aro y conos

Con un aro y dos conos puedes elaborar un juguete muy deportivo. Los conos servirán para sujetar el aro, de manera que quede a cierta distancia del suelo y el perro se vea obligado a correr y saltar. Además, puedes llevarlo al parque. ¡Seréis la envidia!

Con una simple pelota y un calcetín se tiene un juguete nuevoCon una simple pelota y un calcetín se tiene un juguete nuevo

9. Calcetín con pelota de tenis

A los perros les encanta jugar con los calcetines. Por ello, busca un calcetín viejo o desparejado e introduce una pelota de tenis, anudando los extremos. Un juguete muy entretenido y fácil de elaborar. Huye de la típica pelotita y lánzale este nuevo juguete.

10. Botella mordedor

Con una botella de plástico vacía podrás elaborar un mordedor que también servirá para que vaya en su busca lanzándolo o escondiéndolo para que recorra la casa y haga ejercicio. Lo único que debes hacer es envolver la botella con un trapo o camiseta que ya no utilices y anudar los extremos. Rápido y sencillo.

¡A jugar!

Es imprescindible que dejes a tu perro examinar con tranquilidad su nuevo juguete, sin enseñarle previamente ni darle órdenes. De esta manera será mucho más divertido. No obstante, si la cosa se complica puedes ayudarle a utilizarlo siempre y cuando le dejes cierta independencia. Resulta recomendable dosificar el tiempo de juego, ya que si le ofreces juguetes constantemente tu mascota puede agobiarse o estresarse. Si cada día tiene un determinado tiempo de juego, lo disfrutará al máximo y esperará impaciente el momento. Y ahora, no esperes más y elabora alguno de los juguetes caseros explicados anteriormente. Es rápido, sencillo y económico. ¡Y a tu perro le encantará!

Te puede interesar