Menú
Cómo viajar con tu gato en avión
Cómo viajar con tu gato en avión

A TENER EN CUENTA

Cómo viajar con tu gato en avión

El volar en avión con tu mascota puede ser una tarea complicada. Descubre todos los requerimientos para que tu mascota y tú tengáis un vuelo tranquilo.

Cuando se tiene mascotas, es muy habitual que queramos llevárnosla siempre con nosotros a cualquier viaje, ya que lo cierto es que encontrar a alguien que pueda hacerse cargo de ellos adecuadamente puede ser un poco complicado y costoso. Sin embargo, viajar con nuestras mascotas no es algo sencillo, y aunque actualmente la situación para viajar con mascotas ha mejorado, esto sigue siendo difícil.

Viajar con una mascota no es nada fácil y hay que tener cosas en cuentaViajar con una mascota no es nada fácil y hay que tener cosas en cuenta

No obstante, si te has propuesto viajar con tu mascota, especialmente si lo quieres hacer en avión, es probable que alguna vez te hayas preguntado si las aerolíneas permiten la entrada de animales a sus aviones. La respuesta es que sí, pero con muchísimos 'peros'.

Viajar con tu mascota te puede dar algún que otro quebradero de cabeza, y quizás te veas abrumado o abrumada con la cantidad de cosas que vas a tener que tener en mente antes de embarcarte a coger un avión con tu felino. Es por esto por lo que en este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber para que tú y tu mascota podáis viajar tranquilamente.

¿Todas las aerolíneas permiten volar con gatos?

Lo primero que tienes que hacer es conocer cuáles son las aerolíneas que permiten viajar con gatos. No todas las compañías lo permiten, y actualmente ninguna está obligada a aceptar gatos ni en cabina ni en ninguna otra parte del avión.

Las compañías de bajo coste como Ryanair, Easy Jet o Wizzair no admiten gatos en sus vuelos, pero no te preocupes porque cada vez son más las compañías que admiten animales. Si quieres saber si la aerolínea con la que estás pensando adquirir el billete admite animales, solo tendrás que visitar su web o llamar a atención al cliente y preguntarles. Aunque te avisamos que, probablemente, te cueste un poco más incluir a tu mascota en el viaje, ya que por regla general las compañías aéreas cobran un suplemento por mascotas. Aunque este es inferior al coste del billete, suele suponer entre un 50 y un 70% de lo que costaría un asiento en el avión.

El viajar con mascotas hace que el billete de avión cueste más caroEl viajar con mascotas hace que el billete de avión cueste más caro

Algunas de las compañías que permiten volar con gatos son American Airlines, Air France, Air Europa e Iberia, entre otras. Pero para que puedan volar contigo deberán cumplir unos requisitos cambiantes de tamaño, peso, raza etc...

Documentación necesaria para volar con un gato

Igual que las personas necesitamos volar con nuestro DNI o pasaporte a algunos países, los gatos necesitan su documentación también. Sin embargo, debes tener en cuenta que cada país requiere de un documento diferente para dejar entrar a tu mascota, por lo que antes de embarcarte con tu gato deberás informarte de cuáles son los requisitos del país que vas a visitar para llevarte a tu compañero. Para conocer esto solo deberás visitar el sitio web de la embajada del país de destino o llamarles por teléfono para preguntarles.

Hay que tener en cuenta las diferentes formas de transportar a tu gatoHay que tener en cuenta las diferentes formas de transportar a tu gato

Pero eso sí, vayas donde vayas lo mínimo que necesitas llevarte es el pasaporte de tu gato. Este pasaporte normalmente lo dan la primera vez que se le pone las vacunas al animal y lleva el registro de las vacunas, tratamientos, intervenciones que se le ha realizado, etc... En el caso de que se vuele a otra zona de Europa es obligatorio que, a parte del pasaporte de la mascota, tu gato tenga puesta la vacuna de la rabia según los plazos establecidos; es decir, si se te ha pasado ponerle esta vacuna el mes que le tocaba al animal, deberás esperar 3 meses desde que se la pongas para poder moverte incluso dentro de España. Otros países también exigen que el gato esté bien desparasitado incluso con tratamientos específicos, es por esto por lo que es de vital importancia que te informes si no quieres llegar a tu destino y que no te dejen recoger a tu mascota.

El trasportín para tu gato

Lo siguiente que debes tener en cuenta es el trasportín en el que va a viajar tu mascota. El trasportín debe ser cómodo, pero al mismo tiempo tiene que cumplir las reglas de la aerolínea en la que vas a viajar, ya que cada compañía tiene unas normas diferentes.

Por norma general, los gatos que pesen de 7 a 8 kilos incluido el peso del trasportín viajan en cabina, pero si tu gato pesa más, lo más seguro es que no puedas llevarlo contigo. Para asegurarte de que esto es así, debes consultar estas condiciones con la aerolínea, pero te advertimos que las medidas del trasportín suelen ser de 46x28x24 para que pueda ir debajo del asiento que tienes en frente tuyo. Asimismo, deberás asegurarte de que el gato vaya cómodo, es decir, que pueda tumbarse y estar de pie, que el trasportín tenga buena ventilación y que esté bien aislado para que no salga ningún deshecho.

Prepara a tu gato para el vuelo

Deberás tener en cuenta que debes preparar a tu mascota para viajar en avión. Lo primero que debes hacer es no atiborrar a tu gato de comida antes del vuelo. Lo ideal es que tu mascota ayune al menos dos horas antes de comenzar el viaje para que no le entren ganas de hacer sus necesidades o vomitar durante el vuelo. Hay personas que optan por darles tranquilizantes a sus mascotas para que duerman durante el vuelo, pero los veterinarios no lo recomiendan.

Antes de viajar, es mejor preparar a tu mascota para que esté tranquilaAntes de viajar, es mejor preparar a tu mascota para que esté tranquila

A parte de esto, deberás llegar a tiempo al aeropuerto porque seguramente tengas que pasar por el mostrador a tu mascota para que el personal verifique que todos los papeles están bien y que el animal cumple con todos los requerimientos. Además, al igual que las personas tu gato deberá pasar el control de seguridad. Para esto tendrás que sacar a tu felino del trasportín porque este tiene que pasar por la maquina de rayos para que se aseguren que en el trasportín no llevas nada peligroso. Asimismo, tu mascota y tu tendréis que pasar por el arco de seguridad y quizás esto sea lo más peligroso ya que el animal se puede escapar, es por esto por lo que debes estar tranquilo y aportarle esa seguridad a tu mascota.

Te puede interesar