Menú
Mixomatosis en conejos: una enfermedad infecciosa
Mixomatosis en conejos: una enfermedad infecciosa

MUY PELIGROSA

Mixomatosis en conejos: una enfermedad infecciosa

La mixomatosis es una enfermedad que afecta a los ojos de los conejos y que debe ser tratada con urgencia.

Los conejos son animales que se ha convertido en la mascota perfecta para muchas personas. Estos lagomorfos, que no roedores como todo el mundo piensa, son animales que se pueden cuidar fácilmente, que no requieren una inversión monetaria excesiva y que tampoco necesitan un esfuerzo en lo que a su educación se refiere. Sin embargo, los conejos son animales que pueden padecer algunas dolencias que se deben tratar cuanto antes.

Estas dolencias pueden ser de lo más variadas ya que, como cualquier mascota, pueden padecer enfermedades que se deben curar en su tiempo y evitar que vayan a peor. Este es el caso de la mixomatosis, una enfermedad que afecta a los ojos de los conejos y que puede llegar a ser mortal para muchos de ellos si no se trata cuando corresponde. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre este enfermedad que mucha gente desconoce pero que puede afectar a su mascota de un día para otro.

La mixomatosis: Qué es y cómo afecta a los conejos

Los conejos pueden padecer la mixomatosis de forma repentina. El leporipoxvirus es un virus que afecta a los conejos provocando una enfermedad tanto vírica como infecciosa. Esta situación puede provocar la muerte de la mascota en tan solo 13 días, porque el animal puede no tener resistencia a la enfermedad de ninguna forma y llegar a morir por ella.

La mixomatosis afecta a los conejos y ocasiona la muerteLa mixomatosis afecta a los conejos y ocasiona la muerte

El problema que causa esta enfermedad que afecta a los conejos es que se forman tumores en los tejidos conjuntivos, que están presentes en múltiples partes del cuerpo, y se forman tumefacciones en piel y membranas mucosas. Como bien se puede imaginar, esto puede ser tremendamente doloroso para el conejo, al que se le verán afectadas distintas partes del cuerpo como la cabeza y los genitales, donde más membranas tienen.

¿Cómo se transmite la mixomatosis?

La transmisión de la mixomatosis se puede producir de diferentes maneras, aunque es cierto que hay una más común. A pesar de esto, hay que ser precavido y prestar atención a las otras posibles formas de contagio de esta enfermedad que puede acabar con la vida de tu conejo.

  • La transmisión de la mixomatosis se produce por la picadura de artrópodos, fundamentalmente la pulga, por lo que es fundamental la prevención para evitar males mayores. Con esto hay que ser muy precavidos, porque algo que podría quedar en un simple tratamiento para evitar pulgas, podría convertirse en algo más grave que no tuviera solución.
  • Se puede transmitir de una forma indirecta por estar en contacto con un instrumental que, previamente, haya sido utilizado para tratar a un conejo con mixomatosis.
  • Lo mismo ocurre con el contacto directo con una persona que haya estado en contacto con un conejo infectado. Por eso, es importante que los veterinarios que traten a conejos enfermos utilicen guantes para protegerse de las enfermedades o bien, lavarse las manos correctamente con un desinfectante para evitar el contagio.

Los síntomas de la mixomatosis

Como ocurre con otras enfermedades, la salud y fortaleza de los animales será fundamental para saber cómo va a afectar la enfermedad al mismo. Si se trata de un animal un tanto débil las enfermedades le pueden afectar aún más que a otros, además, también dependerá de la cepa vírica de la que provenga la mixomatosis. Esta enfermedad se puede presentar de varias maneras.

Los síntomas son variados y muy graves para los conejosLos síntomas son variados y muy graves para los conejos

  • Forma aguda: En esta forma de manifestarse que tiene la mixomatosis se suelen producir fluidos bajo la piel y esto hace que la cabeza, la cara y las orejas se inflamen. Además, esto puede derivar en una otitis interna y, en tan solo 24 horas, se puede producir ceguera. De hecho, esta forma aguda puede producir hemorragias que causarán la muerte al animal, así como convulsiones, muriendo en, aproximadamente 10 días.
  • Forma periaguda: Es la más preocupante porque el conejo no puede sobrevivir a ella. La mixomatosis progresará a una velocidad tremenda, causando la muerte a los 7 días de que se haya contraído la infección y tan solo 48 horas después de que aparecieran los primeros síntomas. Estos síntomas son claros:

    • Letargia
    • Inflamación en párpados
    • Fiebre
    • Pérdida de apetito
  • Forma crónica: Si los conejos sobreviven a la forma aguda pasan a esta fase. No suele ser demasiado frecuente pero puede pasar. Los conejos pueden empezar a tener secreción ocular muy densa, inflamación en la parte baja de las orejas y nódulos en la piel. Además, pueden tener dificultades para respirar y la muerte se produciría 2 semanas después.
  • Posibilidades de resistir a la mixomatosis

    Los conejos que pasan por esta enfermedad tienen poquísimas posibilidades de sobrevivir a ella. La mixomatosis afecta a muchas partes del cuerpo del conejo y, por lo tanto, deben conseguir revertir la infección con tratamientos. Lo cierto es que no existe un tratamiento cien por cien efectivo para la eliminación definitiva de la enfermedad y, por eso, la prevención es fundamental.

    No es fácil sobrevivir a la mixomatosis pero tampoo imposibleNo es fácil sobrevivir a la mixomatosis pero tampoco imposible

    Como ya hemos dicho con anterioridad, los conejos suelen morir pocos días después de que se produzca la infección. Los días aproximados son 13 y, si supera la fase aguda, puede durar hasta dos semanas. Sin embargo, si el conejo ha conseguido superar esas dos semanas de infección podría comenzar a eliminar el virus 30 días después de haberlo contraído. La asistencia inmediata al veterinario es fundamental para evitar que vaya a peor.

    Prevención y cuidados de la mixomatosis

    Como ya se ha dicho en reiteradas ocasiones, es fundamental la prevención y ahí reside el tema de las vacunas. Los conejos necesitan ser vacunados a los dos meses y así dos veces al año, porque esta vacuna solo ofrece inmunidad ante la mixomatosis durante seis meses.

    Además, es importantísimo saber que, con toda probabilidad, si tu conejo contrae esta infección no podrá salir de esta, pero los veterinarios harán todo lo posible para evitar que sufra. Tu conejo recibirá un tratamiento sintomático para evitar el sufrimiento que pueda sentir y consiste en administrar fluidos con los que evitar la inanición y la deshidratación. También se le proporcionarán antiinflamatorios y antibióticos, pero esto es solo para evitar el dolor y el sufrimiento. No hay un tratamiento específico que pueda terminar con la mixomatosis.

    Te puede interesar