Menú
Paté para gatos: recetas caseras
Paté para gatos: recetas caseras

CASERO ES MEJOR

Paté para gatos: recetas caseras

No hay nada mejor que la comida casera, lo que se aplica también a tu gato que disfrutará de estas recetas de paté caseras.

Cuando adoptamos o compramos una mascota estamos adquiriendo una gran responsabilidad. Este animal de compañía se convertirá de forma automática en un miembro más de la familia, por lo que es normal que queramos proporcionarle los mejores cuidados, para que se sienta sano, feliz y cuidado en todo momento.

Esto implicará que, antes de la llegada de la mascota al hogar, debamos adquirir todos aquellos utensilios básicos que necesitará para su bienestar. Por ejemplo, un lugar cómodo y con buenas condiciones climatológicas donde dormir con su consecuente cama, un comedero y bebedero donde poder poner su comida y el resto de objetos para su posible cepillado, un lugar donde pueda hacer sus necesidades (en el caso de que no debas bajarlo a hacerlas en la calle) o los juegos que necesite para poder pasar buenos ratos con tu animal de compañía y que este se sienta feliz también en vuestra casa.

Aunque un gato es muy independiente necesita de ciertos cuidadosAunque un gato es muy independiente necesita de ciertos cuidados

Un gato será una excelente mascota para aquellos que busquen un animal de compañía que no deba sacarlo a pasear por su bienestar y para hacer sus necesidades, pero que también precise de gran parte de su atención. Al ser animales independientes es posible que no necesiten estar constantemente con su amo, pero sí que gustarán de su presencia en muchos momentos. Además, saben racionarse la comida y son muy limpios, soliendo hacer siempre las necesidades dentro del lugar asignado, por lo que podrás dejarlos solos una noche sin grandes preocupaciones, algo que quizás con un perro no deberías hacer.

Si tienes un gato como mascota, seguramente quieras proporcionarle los mejores cuidados en todos los aspectos de su vida y la alimentación es uno de los más importantes. Quizás tu gato esté teniendo algún problema en el estómago o no termine de disfrutar el pienso que sueles darle. Por todos estos u otros motivos, son muchas las personas que deciden elaborar manualmente la comida de su mascota, para que su alimentación sea más apetitosa para el animal de compañía, pero también sana y fresca, sin ingredientes ultraprocesados ni conservantes y colorantes.

Cómo hacer una receta de paté para gatos en casa

Existen varias recetas caseras a la hora de cocinar paté para gatos en el hogar. Sería conveniente que antes de realizar alguna de estas recetas de paté para gato consultes con el veterinario si sería adecuado para tu mascota. Recuerda que, como los humanos, cada gato es distinto y puede que no termine de sentarle bien alguno de los ingredientes que vayas a añadir al paté. Además, este paté debería ser de consumo ocasional, puesto que la mayoría de los piensos ya contienen todos los ingredientes que tu mascota necesita con tal de estar sana y fuerte.

El paté debería ser de consumo ocasionalEl paté debería ser de consumo ocasional

Lo primero que deberás tener en cuenta es que la receta de paté que vayas a cocinar para tu gato debe contener, al menos, una fuente de proteína. Esto es, un tipo mínimo de carne o pescado para que tu animal de compañía pueda obtener las propiedades de estas como precisa en su alimentación. Por lo tanto, podremos escoger entre carne o hígado de pollo, ternera o pescados como el salmón o el atún, tanto fresco como enlatado en agua, sin aceite.

Con tal de poder generar la textura adecuada para el paté deberás cocinar esta carne a fuego lento con un chorrito de aceite, de manera que quede bien jugosa y blanda. Añade un par de patatas pequeñas hervidas a la mezcla y ayuda a crear una pasta homogénea, de manera que quede bien compacta. A continuación añade dos huevos batidos para que termine de cuajar y quede a modo de tortilla. Gira la mezcla con la ayuda de un plato en dos o tres ocasiones para que quede bien cocinado por ambos lados y déjalo enfriar antes de darle el paté al gato.

Otra manera de cocinar el paté sin que esté frito ni debas usar aceite como con la sartén, es utilizando los mismos ingredientes pero poniéndolos al horno. La temperatura dependerá de tu electrodoméstico en concreto, pero deberás intentar que quede bien cocinado, tanto por dentro como por fuera, y que ninguno de los ingredientes quede crudo.

Tu gato te agradecerá el cuidado de su alimentaciónTu gato te agradecerá el cuidado de su alimentación

Para complementar la correcta alimentación de tu gato puedes añadir verduras a la mezcla de la carne con patata, como por ejemplo zanahorias cortadas pequeñitas para que las pueda masticar bien o guisantes cuando estén bien blanditos. Recuerda que la boca de tu gato no es muy grande, por lo que todos los ingredientes deberán estar cortados a cuadraditos bien pequeños para que pueda masticarlos bien y sin hacerse daño, disfrutando del paté casero que le has preparado y con el que podrás sorprenderle de manera ocasional, cuidando de su alimentación y de su bienestar como se merece.

La realización de este paté casero puede ser muy buena idea en el caso de que debas darle algún medicamento por vía oral a tu gato, ya que al disfrutar del delicioso olor y sabor del plato quizás no se dé cuenta de la pastilla que se encuentre dentro y puedas dársela con mayor facilidad.

Te puede interesar