Menú
Razas de gato: Tonkinés
Razas de gato: Tonkinés

ADORA LA COMPAÑÍA

Razas de gato: Tonkinés

Un gato muy cariñoso con las personas que, además, posee un gran parecido a otra conocida raza felina, el siamés.

Los gatos son esos animales que, normalmente, van a su bola. Aunque eso no signifique que no te demuestren que su amor a su manera. Por eso, los gatos triunfan, tanto o más que los perros, como mascotas. Aunque si quieres tener un gato que siempre esté contigo y no te deje de lado nunca, el gato tonkinés puede ser perfecto, ya que adora estar con sus dueños.

Un gato bastante desconocidoUn gato bastante desconocido

El gato tonkinés nos puede recordar a otra raza de gato, exactamente al gato siamés. Un hecho que se debe a que esta raza felina es producto del cruce de un siamés con otra raza, el burmés. Por eso, en un principio fue llamada 'siamés dorado', por su claro parecido. Hasta que, a principios de los años 90, el Instituo de CFA y asociaciones aceptaron a esta raza, cambiando el nombre por el cual lo conocemos actualmente.

Origen de esta raza

Para conocer el origen de este felino no hace falta desplazarse mucho tiempo atrás, ya que el primer gato tonkinés se remonta en la década de los 60. En aquel entonces, esta raza de felino fue bautizada como 'Tonkinese' en honor a la isla de Tonkin, ubicada en el sur de China. Años más tarde, durante la década de los 80, este animal cambió su nombre por el de 'siamés dorado', teniendo que luchar duramente para poder ser reconocido y cambiar el nombre, algo que consiguió en los años 90.

Un físico parecido al siamés

El tonkinés reúne ciertas características muy parecidas con el gato siamés, por lo que presenta unos ojos también muy llamativos de color azul o verde. Además, el color de su pelaje puede hacerle parecer un propio siamés, incluso, posee un maullido estruendoso similar al siamés.

Su físico hace que le confundan con un siamésSu físico hace que le confundan con un siamés

Este gato tiene unas orejas anchas en la base y redondeadas en la punta, con una cabeza redondeada. El Tonkinés, generalmente, tiene el cuello de color claro, casi blanco, y sus extremidades, como orejas, cola y cara son marrones.

Cuidados y salud del gato tonkinés

Es un gato que necesita a veces un tipo de cuidado especial, con un cepillado cada 10 días será más que suficiente para cuidar correctamente su pelaje. El mayor peligro que tenemos que tener en cuenta es que el gato ingiera demasiada cantidad de pelos cuando se lave a diario, por eso, con el cepillado lo conseguirás evitar.

En algunas estaciones, el gato puede sufrir caídas de pelo, por lo que los cuidados que hemos mencionado más arriba tendrán deberán de hacerse de una forma más habitual y específicos al final del invierno. Eso si, es importante que no olvides limpiar de forma regular sus ojos y orejas. Además, es aconsejable llevar un control periódico de vacunas y su estado de salud.

Al ser descendiente del siamés puede desarrollar sus enfermedadesAl ser descendiente del siamés puede desarrollar sus enfermedades

Aunque son considerados como uno de los gatos más sanos, pueden llegar a sufrir gingivitis y ser sensibles a la anestesia, en caso de tener que operarlos. Y, debido a su descendencia del gato siamés, pueden llegar a desarrollar enfermedades como amiloidosis, asma, enfermedades congénitas del corazón o linfoma.

Detestan la soledad

El gato tonkinés odia estar solo, puede que también depende de cada gato, pero por lo general lo odio. Tanto que siempre busca estar con su persona favorita de la casa, así que tendrás que demostrarle el amor y ser buena compañía. Además, es un gato muy entusiasta y le gustan demasiado los juguetes.

Son gatos muy sociables que se adaptan con mucha facilidad a las personas e, incluso, a otros animales. Aún así, tendrás que tener en cuenta que al ser un gato tan activo puede llegar a ser muy molesto para otras razas mucho más tranquilas.

El color de su pelaje

Esta raza de felino puede tener diferentes coloraciones:

Natural Mini: el cuerpo presenta un color marrón, mientras que en las extremidades tiene un color chocolate.

Champain Mink: En este caso, el gato tiene un color crema con unas manchas amarronadas.

Platinium Mink: Presenta un color plateado, siendo más intenso este color en las marcas.

Cuida su alimentación

Durante los primeros meses de vida del gato tonkinés necesitará una alimentación acorde a su edad, por lo que tendrá que tener un fuerte aporte energético que le permita crecer sano y de forma natural. Asimismo, esta raza tendrá que extenderse este tipo de alimentación durante más tiempo comparado con otras razas, ya que no deja de crecer hasta los dieciséis meses, que es cuando se establece su adultez.

Proporciónale una alimentación fuerte hasta los dieciséis mesesProporciónale una alimentación fuerte hasta los dieciséis meses

En cuanto al tema del sobrepeso, en esta raza no suele ser un problema dado que son animales muy activos, incapaces de parar quietos. No obstante, si has esterilizado a tu mascota es mejor que controles con cabeza su alimentación para prevenir que el sobrepeso derive en problemas articulares y de tipo cardiovascular. Lo mejor para estos caso es optar por darle a nuestra mascota comida seca por encima de la húmeda, ya que tiene menos calorías, e intentar probar con comida baja en calorías en el caso de que nuestro gato la tolere.

Te puede interesar