Menú
Cómo proteger a tu gato del frío
Cómo proteger a tu gato del frío
APRENDE A PROTEGER

Cómo proteger a tu gato del frío

Llega el frío y es muy importante conocer que hay qué hacer para proteger a tu gato.

La mascota, desde que llega al hogar, se convierte en un miembro más de la familia. A partir de ese momento querremos lo mejor para ella, darle una buena alimentación, que goce de una excelente salud y que sea feliz. Depende del tipo de mascota que tengamos tendrá unas necesidades especiales, como por ejemplo, si es un perro tendremos que bajar a pasearlo al menos tres veces al día para que haga sus necesidades en la calle y pueda hacer ejercicio para sentirse más contento y relajado de vuelta al hogar.

Sin embargo, si la mascota que tenemos en casa es un gato no deberemos preocuparnos en sacarlo a pasear, ya que podrá hacer sus necesidades en casa. De nosotros dependerá que la caja para sus necesidades esté siempre limpia para que nuestro gato pueda hacer allí sus necesidades sin inconvenientes y además goce de una excelente salud.

Nuestro gato, además, requerirá muchos otros cuidados, por lo que deberemos comprarle la comida que le sea necesaria, tenerle siempre un recipiente con agua limpia y fresca y asegurarnos de que le dedicamos el tiempo que sea necesario para jugar con él y hacer que se sienta querido y aceptado en el hogar.

Otro factor muy importante para el cuidado de nuestro gato como consejos es su zona personal. Tanto como si le compras diferentes utensilios para jugar, tu mascota siempre necesitará un rincón de la casa propio donde podrá dormir y descansar como guste. Piensa que este lugar deberá estar habilitado para que el gato se sienta cómodo y protegido, sobre todo en invierno que las temperaturas son más bajas. Los gatos se sienten siempre atraídos por el calor, pero nosotros también debemos asegurarnos de que nuestro gato no va a pasar frío en casa, de lo contrario podría coger frío y ponerse enfermo.

Los cuidados de los gatos frente al fríoLos cuidados de los gatos frente al frío

Consejos de cómo proteger a tu gato del frío

Lo primero que debemos hacer es encontrar un rincón de la casa adecuado para que sea la zona de confort de nuestro gato. Recuerda que debe ser un lugar que no le dé la corriente de aire, pero que tampoco no quede muy escondido o apartado de donde os encontraréis el resto de los miembros de la familia. Los gatos quieren su intimidad, pero tampoco quieren que los tengas encerrados en una habitación muy apartada, lejos de todos.

Si le entra el sol a tu comedor o sala de estar durante el invierno podrías colocar la camita del gato cerca de los rayos de sol. Intenta que no le pase mucha corriente de aire, puesto que sino pasará frío y no se sentirá cómodo. Si le dan los rayos encima de la cama seguramente se sienta más a gusto y, pese a que creas que le va a dar una insolación, el gato reaccionará muy bien al calor y le irá perfectamente frente al frío para no ponerse enfermo.

Podrás notas que tu mascota seguramente se acerque mucho a los aparatos electrónicos como a la televisión, tu ordenador o la lavadora. Esto es porque estos aparatos desprenden calor y durante el invierno tu gato tendrá mucho frío, por lo que acurrucándose en estos lugares de la casa conseguirá hacer que su cuerpo deje de tener tanto frío y se sienta mejor.

Es muy importante como consejos proteger a tu gato con que tenga su propia mantita en casa. Preferiblemente esta tendría que estar en su camita, pero puedes cambiarla de lugar si crees que tu gato puede tener frío. La idea de tener una mantita es que la misma mascota podrá taparse y destaparse siempre que le parezca necesario para resguardarse del frío y no ponerse enferma.

Si dejas que tu gato salga a la calle deberías proteger asegurarte de que tiene acceso al hogar siempre que lo necesite. Lo más probable es que durante el invierno pase más tiempo dentro de casa, porque preferirá estar durmiendo calentito que tumbado al sol en medio de la calle, pero debes tener en cuenta que seguramente le apetezca salir más de una vez. Por eso, es esencial que no tengas las entradas al hogar por parte del gato bloqueadas, ya que puede ser que tenga frío y no pueda acceder a casa. Por lo que tendrá que quedarse en la calle bajo las bajas temperaturas y puede llegar a ponerse enfermo.

Otro de los consejos para proteger a tu gato de las bajas temperaturas es tener todas las ventanas cerradas cuando lo dejas solo y mantener la habitación en la que va a estar a una temperatura en la cual pueda sentirse a gusto. Que sea un animal no significa que sus niveles corporales sean totalmente distintos a los nuestros y que no sientan el frío y el calor como nosotros lo sentimos. Por eso, deberemos pensar si a nosotros nos gustaría encontrarnos en una estancia en la cual están todas las ventanas abiertas en invierno o si hay mucha corriente de aire.

Los rayos del sol son un gran aliadoLos rayos del sol son un gran aliado

No solamente debemos hacer que la habitación tenga una buena temperatura para que el gato se sienta a gusto y no pase frío en bajas temperaturas, sino que además si no cuidamos bien de nuestra mascota podrá ponerse enferma. Los gatos, como los perros y los humanos podemos resfriarnos e incluso coger la gripe, por lo que un golpe de frío podría ser el causante de que tu gato enfermase y tuvieras que llevarle al veterinario lo antes posible para que pudiese darle la medicación que necesita y mejorar su estado de salud.

Si tu gato es un bebé o tiene una edad avanzada tendrás que ir con bastante más cuidado a que no le den corrientes de aire y que no pase frío, ya que en estos momentos tan importantes de su vida es normal que coja enfermedades con más facilidad y que su vida corra peligro.

Así pues, el cuidado de una mascota no implica solamente que le demos comida, agua y le tengamos el lugar para hacer de vientre limpio, sino que también debemos prestarle atención en cuanto a su actividad física y de juego para que sea feliz además de cuidar sus necesidades básicas con tal de que cuente con la mejor salud. Que el gato tenga frío o calor pueden ser claros indicadores de una futura dolencia o enfermedad, por lo que deberemos asegurarnos siempre de que su camita se encuentra en el lugar adecuado y de proteger a nuestro gato de las bajas temperaturas para que la temperatura corporal de nuestra mascota es siempre la correcta.

Te puede interesar

Comentarios