Menú
Perros de asistencia: cómo se educan para ayudar a las personas
Perros de asistencia: cómo se educan para ayudar a las personas

PERROS DE ASISTENCIA

Perros de asistencia: cómo se educan para ayudar a las personas

El entrenamiento de un perro de asistencia comienza desde que a penas nace y siempre se realiza en positivo.

Entrenar a un perro de asistencia es una labor muy importante ya que al final estas mascotas se convierten los oídos, ojos y manos de las personas que lo necesitan. No todos los perros pueden convertirse en perros de asistencia, para esto se necesitará escoger a aquellas razas que sean más fiables, equilibradas y que tengan un comportamiento predecible.

El entrenamiento de un perro de asistencia comienza desde que a penas nace, no obstante, durante el primer año conviven con una familia de forma normal aprendiendo a sociabilizar hasta que los entrenadores se lo llevan para enseñarle más concretamente cual será su labor.

No todos los perros pueden convertirse en perros de asistenciaNo todos los perros pueden convertirse en perros de asistencia

En este artículo te vamos a hablar sobre qué son los perros de asistencia y cual es el entrenamiento al que se someten para ayudar a las personas con discapacidades.

¿Qué es un perro de asistencia?

Muchos estudios hablan de los beneficios que tiene convivir con un perro, estos animales nos hacen ser mas sociables, que hagamos más deporte y por supuesto nos hacen compañía. No obstante, en los casos de los perros de asistencia, los beneficios son incluso mayor ya que son capaces de ayudar a personas que requieran de algún tipo de ayuda extra.

Los perros de asistencia son animales que han sido preparados específicamente para ayudar a las personas con discapacidades, normalmente suelen ser labradores, golden retrieveres o pastores alemanes. Por norma general a estos perros se les entrena específicamente para la persona que lo va a tener.

Origen de los perros de asistencia

El origen de los perros de asistencia se remonta a finales de la Primera Guerra Mundial. Los soldados heridos que sufrían de ceguera o algún tipo de amputación necesitaban encontrar una forma de realizar sus tareas cotidianas sin la ayuda de otra persona. Así aparecieron estas mascotas y por ende las primeras escuelas de entrenamiento como Seeing Eye Dogs en Nueva Jersey o Guide Dogs for the Blind en Michigan.

El entrenamiento de un perro de asistencia comienza desde que a penas naceEl entrenamiento de un perro de asistencia comienza desde que a penas nace

Desde este momento se han abierto muchas más escuelas y los perros están mejor preparados para asumir todo tipo de funciones de ayuda a discapacitados y enfermos. En función de la labor que cumplen podremos encontrar que los perros de asistencia se dividen en cinco categorías:

  • Perros guías: Ayudan a personas con discapacidad visual.
  • Perros señal: Ayudan a personas con discapacidad auditiva.
  • Perros servicio: Ayudan a personas con discapacidad física como los parapléjicos.
  • Perros de asistencia alerta médica: Actúan ante el ataque que puedan sufrir las personas con algún tipo de enfermad.
  • Perros de asistencia para el autismo: Ayuda a personas con algún trastorno del espectro autista.

¿Cómo se entrena a un perro de asistencia?

Como hemos mencionado antes, los perros de asistencia son los ojos, los oídos y las manos de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o que requiera apoyo. Esto implica que la crianza y el entrenamiento de estas clases de perros sea fundamental actualmente, por lo que es muy importante la labor que realizan algunas personas de adoptar a un cachorro desinteresadamente mientras que este adquiere la edad necesaria para que se lo lleven y lo entrenen.

El adiestramiento de estos perros siempre es en positivoEl adiestramiento de estos perros siempre es en positivo

A continuación, vamos a ver un breve resumen de lo que los adiestradores hacen para convertir a estos perros en perros de asistencia:

Socialización

Esta parte del entrenamiento la realizan las familias de acogida y es una parte totalmente fundamental de la crianza de las mascotas. Este periodo llamado periodo de socialización abarca desde las 8 hasta las 10 semanas de vida del cachorro y se mantiene hasta que más o menos cumple un año. El objetivo de esto es que el animal conozca y se acostumbre a los ruidos, a los olores y al trato con adultos y niños. Básicamente lo que se trata de hacer en esta fase es que el perro se integre a vivir en sociedad, sin miedos o futuros problemas de comportamiento.

Entrenamiento

Aunque el entrenamiento de un perro de asistencia comienza desde que nace con ejercicios que más tarde perfeccionaran los adiestradores, no es hasta el año cuando el animal comienza a ser adiestrado en profundidad. Este adiestramiento siempre es en positivo con el fin de que el animal esté predispuesto a aprender.

Los perros asistencia ayudan a todas las personas que necesitan un apoyoLos perros asistencia ayudan a todas las personas que necesitan un apoyo

Estos son algunos de los ejercicios que realizan estos perros:

  • Apoyar la cabeza en el regazo del usuario
  • Recoger un objeto y dejarlo en la mano de un usuario o guía
  • Llevar un objeto de un usuario a otro
  • Golpear con la nariz al usuario
  • Pasar por debajo de la piernas (puente)
  • Pasar por debajo de las piernas mientras se anda
  • Subir al regazo
  • Aprender a tomar premios a la orden
  • Besar a la orden
  • Ladrar a la orden
  • Pasar a través de aros (saltando)
  • Sentarse dentro del aro y dejar sacarse el aro
  • Colocar al perro tumbado al lado del usuario
  • Colocar al perro encima de un usuario tumbado
  • Saludo (pata, give me five)
  • Beg (pedir)
  • Tug & Play (tira y afloja)
  • Mantenerse quieto y relajado encima de una mesa (peinar, colocar pañuelos, correas...)
  • Muerto

Selección del usuario

Para solicitar a un perro de asistencia, la persona debe presentar el papel que acredite su discapacidad y también deberá pasar por cuatro fases hasta conseguir al animal:

  • Entrevista: Para valorar al usuario y la necesidad de tener a esa mascota.
  • Información: Sobre lo qué es un perro de asistencia y sobre los cuidados que requiere.
  • Preparación: Si tras informarse sobre los perros de asistencia, es apto para solicitarlo y el usuario quiere seguir adelante con el proceso, comienza la preparación sobre el manejo y cuidados de su futura mascota.

Adaptación al usuario

Una vez se le entrega el animal a la persona que lo solicita, tanto el dueño como el animal deben hacer ejercicios de adaptación y practicar juntos todo lo que el perro ha aprendido. El usuario tiene que entrenarse para aprender cómo puede ayudarle el perro y saber recompensarle cuando lo haga. Esto es un aprendizaje que no termina nunca.

Revisión

Una vez ya están viviendo juntos el animal y el usuario, el entrenador tendrá que acudir regularmente a hacer visitas para poder detectar si el perro se está comportando como debe o si necesita que los ejercicios que haya aprendido el animal sean reforzados.

Te puede interesar