Menú
Adiestrador canino: qué es y qué se requiere para serlo
Adiestrador canino: qué es y qué se requiere para serlo

¿QUÉ SON?

Adiestrador canino: qué es y qué se requiere para serlo

El adiestrador canino se encarga de identificar los problemas de conductas en tu mascota y poder encontrarle una solución a ellos.

Ser adiestrador canino es probablemente el sueño de muchas personas amante de los animales y especialmente amante de los perros, y es que como se suele decir, si escoges un trabajo que te gusta y te apasiona no trabajaras ni un solo día de tu vida. Quizás alguna vez te habías planteado ser adiestrador canino ya sea porque tú alguna vez hayas necesitado sus servicios o porque quieres convertirte en el próximo César Millán. Sea cual sea tu caso, en este artículo vamos a hablarte de todo lo que necesitas saber para ser el mejor adiestrador canino de tu zona.

¿Qué es un adiestrador canino?

Un adiestrador canino es la persona encargada de educar y adiestrar a los perros que necesitan ayuda para aprender algo. La mayoría de las personas educan y adiestran a sus mascotas de forma independiente en sus casas, pero esto no siempre sale bien lo que puede derivar que en un futuro tu amigo de cuatro patas desarrolle problemas de conducta tanto contigo como con otros animales. En este caso el adiestrador canino se encargaría de identificar estos problemas de conductas y encontrarle una solución para que tanto tú como tu mascota pudieseis vivir tranquilos de la mejor forma posible.

Para ser un auténtico adiestrador canino se necesita hacer un curso que este homologadoPara ser un auténtico adiestrador canino se necesita hacer un curso que este homologado

Aunque la visión más popular del adiestrador canino sea la de Cesar Millán, es decir, que acude cuando nuestros perros son agresivos, lo destrozan todo o no son sociables, lo cierto es que un adiestrador va mucho más allá. Pueden educar a nuestro perro desde ser un perro guía, hasta a que aprenda que no tire de la correa, que haga sus necesidades fuera de casa e incluso que no sea un perro nervioso y esté tranquilo.

¿Cómo ser un adiestrador de perros?

Aunque hay muchos libros sobre adiestramiento canino y muchos programas de televisión sobre adiestramiento de la mano de grandes profesionales, debes tener en cuenta una cosa y es que si no eres adiestrador canino no puedes emplear esas técnicas simplemente porque lo hayas visto en televisión y en ese caso haya funcionado. Aunque puedas aprender muchas cosas de esos libros y programas para ser un auténtico adiestrador canino se necesita hacer un curso que este homologado y que nos proporcione un certificado de que somos adiestradores profesionales. De otra forma no podríamos ni deberíamos ejercer de forma profesional.

Estos cursos se imparten en centros homologados por adiestradores de perros profesionales. Además de clases teóricas donde se aprenderán las mejores técnicas de adiestramientos adaptados a las necesidades de cada perro, también se imparten clases prácticas con perros donde se aprende a como actuar para corregir comportamientos o enseñarles nuevas funciones.

Para este trabajo deben apasionarte los animalesPara este trabajo deben apasionarte los animales

Debes saber que, una vez realizado este curso, lo que te hará ser un profesional reconocido será el boca a boca y tus éxitos mejorando el comportamiento de los perros, esto determinará en gran medida el salario que recibirás al final de mes ya que cuanto más prestigio y reconocimiento adquieras más podrás cobrar por las clases de adiestramiento. Los profesionales pueden ganar grandes sumas de dinero y es que, aunque el precio sea variable y lo pongas tu mismo, estás clases de adiestramientos no son precisamente baratas por lo que fácilmente podrás dedicarte únicamente al adiestramiento canino para vivir completamente de ello.

¿Cómo ser un buen adiestrador de perros?

Como todo en la vida, cuantos más conocimientos se tengan mejores seremos en algo, y en el adiestramiento canino pasa exactamente lo mismo. Cuantos más cursos, libros y practicas hagas más aprenderás y por ende un mejor adiestrador serás. Sin embargo, debes tener en cuenta algo, y es que este trabajo debe apasionarte y gustarte, no debes meterte en este mundo simplemente por el dinero, esto debe ser una afición para ti.

Recuerda lo que todos los adiestradores profesionales recomiendan: el refuerzo positivo. Esto no es otra cosa que adiestrar sin castigos y con premios. En este sector está totalmente prohibido castigar y maltratar a un perro ya que con refuerzo positivo se pueden solucionar cualquier tipo de problema que tenga nuestro perro. No pierdas nunca los nervios con los perros ya que estos notan perfectamente la tensión y la frustración en las personas lo que hará que no esté receptivo a aprender nada contigo y que incluso te coja miedo o rechazo.

Es importante fijarse en el comportamiento de tu mascotaEs importante fijarse en el comportamiento de tu mascota

Así mismo, debes tener claro que la gran mayoría de los problemas de conductas que puede tener un perro se debe a la falta de socialización. Esto se debe a que los dueños no han sabido educar bien a sus mascotas y que por lo tanto el perro no ha aprendido a socializar o con animales, o con personas, o con ambos, es por esto por lo que es fundamental que veamos cómo se comportan y actúan los dueños ya que muchas veces el problema viene más por parte de ellos que por los animales.

¿Qué tipo de casos tendrás?

Normalmente la mayoría de personas que acuden a un adiestrador canino son aquellas que tienen problemas con el comportamiento de su mascota, ya sean cachorros que necesitan que los eduquen, perros pequeños que tienen mal genio y no paran de ladrar o perros con algún tipo de problema de conducta que necesita solucionarse.

Si quieres ser el mejor adiestrador canino de tu zona, lo mejor es que además de dar cursos, estudies etología canina que es el campo que estudia los problemas de conductas de los perros. No es lo mismo que alguien acuda a ti porque quiere que su perro haga sus necesidades fuera de casa que porque quiera que su perro no sea agresivo. Aunque puedes solucionar un problema de conducta lo mejor será saber por qué está derivado y qué lo ha provocado, con esto conseguirás que el perro no vuelva a desarrollar este problema y que probablemente muchos otros problemas que tenía desaparezcan. Al fin y al cabo el mejor adiestrador canino no es solo el que le enseña al perro a hacer lo que el dueño le ha solicitado, sino el que es capaz de resolver estos problemas adentrándose completamente en la psique del can para poder tratarlo a fondo.

Te puede interesar