Menú
El día de San Antón: la fiesta de los animales
El día de San Antón: la fiesta de los animales

UNA TRADICIÓN

El día de San Antón: la fiesta de los animales

Como cada año la fiesta de San Antón acoge a todos los animales para ser bendecidos y disfrutar de la tradición.

Cada 17 de enero se celebra el día de San Antonio Abad o, como es más conocido por todos, San Antón. Dice la tradición que hay que llevar a las mascotas a la iglesia de San Antón para que sean bendecidos y así evitar posibles problemas de salud en el animal en los futuros años. Sin lugar a dudas se trata de una bonita tradición que, en distintos puntos de España, se practica de formas diferentes.

Historia de San Antonio Abad

Todo el mundo que tiene mascota y muchos de los que no la tienen han oído hablar de San Antón, el patrón de los animales y una de las festividades de la Comunidad de Madrid. El nombre del santo es San Antonio Abad y la festividad tiene lugar todos los 17 de enero. Según cuenta la leyenda, este hombre contaba con muchos bienes pero decidió cambiar radicalmente de vida.

La historia de San Antón es de lo más llamativaLa historia de San Antón es de lo más llamativa

El santo se quedó huérfano a los veinte años y decidió desprenderse de todas sus posesiones y comenzar una nueva vida austera y alejado de la gente. La leyenda cuenta que estuvo viviendo en un cementerio situado en el desierto, en el que dormía en un sepulcro, pero tras esto optó por marcharse al monte y vivir en la más absoluta soledad. Fue creando comunidades que fueron las que dieron origen a la tradición monacal cristiana.

Sin embargo, lo que relaciona a San Antón con los animales es un milagro que se cuenta que hizo durante su etapa de ermitaño en el monte. La leyenda dice que acercó hasta él una jabalina con sus jabatos y estos sufrían ceguera. Pues bien, San Antón pudo obrar el milagro de que recuperaran la visión y esta familia de animales se quedó con el santo para siempre. Es precisamente por esto por lo que a San Antón se le representa con un cerdo colocado a sus pies.

La gente acude con sus mascotas a hacer cola a la Iglesia de San AntónLa gente acude con sus mascotas a hacer cola a la Iglesia de San Antón

A raíz de esta situación y de que los campesinos supieran de la existencia de este hombre y sus andanzas, le pedían que les protegiera los ganados de las enfermedades porque eran su forma de vivir y su sustento; así como para evitar que otros animales depredadores terminara con ellos. Sin lugar a dudas se trata de una bonita historia de milagros en los que la gente puede creer o no, pero que ha permanecido en la historia a lo largo de los años inculcando una tradición en muchas personas.

La tradición en la actualidad

Si esto comenzó siendo una historia de leyenda y milagros, ha terminado convirtiéndose en una tradición que se lleva a cabo cada 17 de enero en muchas localidades de España, principalmente en Madrid. Muchas personas acuden durante todo el día a la Iglesia de San Antón, situada en la calle Hortaleza 63, para bendecir a sus mascotas. San Antón es considerado como el patrón de los animales y se supone que este santo vela por el alma de todos los animales.

El patrón de los animales se debe encargar de protegerlos de cualquier mal, bien sea una enfermedad o cualquier injusticia, de ahí que todas las personas que tengan mascota se desplacen hasta la iglesia y así un sacerdote les pueda bendecir. Normalmente se forman largas colas a la puerta de la iglesia de San Antón y la afluencia de gente ha ido creciendo con el paso de los años, así como la variedad de las mascotas.

Los animales esperan pacientemente con sus dueños a que les bendiga el sacerdoteLos animales esperan pacientemente con sus dueños a que les bendiga el sacerdote

Si antes era habitual ver a personas con mascotas de lo más comunes, tales como perros y gatos, ahora hay animales de todas las formas, colores y tamaños, desde los más comunes hasta los más exóticos. Esta tradición se recuperó en el año 1983 de la mano del Alcalde Enrique Tierno Galván, ya que anteriormente, concretamente en la época medieval, el cerdo era el único animal al que se protegía de esta forma. En los últimos años se han unido numerosas protectoras animales porque es un festejo en el que los animales son los grandes protagonistas.

El pan de San Antón

Otra de las tradiciones típicas de las fechas en las que se celebra San Antón es la venta del pan del 'panecillo de San Antón' o 'panecillo del santo'. Este tipo de pan se suele vender en las pastelerías y en la propia Iglesia de San Antón en las fechas previas al día 17 de enero y en ese propio día. Este pan tiene un aspecto rudo y redondo y se cuenta que, para atraer la buena suerte hay que colocar una moneda debajo del pan durante todo el año.

El sacerdote bendice en la puerta de la Iglesia a todos los animales que vanEl sacerdote bendice en la puerta de la Iglesia a todos los animales que van

Este pan no cambia de aspecto ni se pone malo con el paso de los meses y, por eso, al introducir ligeramente la moneda en la parte de abajo del 'panecillo del santo' se dice que se puede atraer la buena suerte. También se ha llegado a decir que, si se está soltero, estos panes pueden atraer a una pareja. Sin lugar a dudas se trata de una tradición cuyo origen se remonta a muchísimo tiempo atrás y que se ha vuelto a instaurar con los animales como grandes protagonistas.

Te puede interesar