Menú
Razas de perro: Pastor Yugoslavo
Razas de perro: Pastor Yugoslavo

RAZA PROTECTORA

Razas de perro: Pastor Yugoslavo

Cuando son cachorros hay que sociabilizarlos con el ambiente, las personas y otros animales para que no los vean como un peligro, ya que si no se educan se pueden volver agresivos.

El Pastor Yugoslavo se cree que desciende de los antiguos perros molosos de Grecia y de los perros guardianes de ganado procedentes de Turquía. Aunque poco conocido fuera de su tierra natal, el Pastor Yugoslavo todavía se utiliza para proteger de posibles peligros. Es un animal que tiene una esperanza de vida de entre 11 y 13 años de vida entre otras de sus características ¿Quieres conocer más sobre esta asombra raza? Descubre todo sobre el Pastor Yugoslavo.

Orígenes del Pastor Yugoslavo

El Pastor Yugoslavo tiene sus orígenes de crianza en el sudeste de Yugoslavia, exactamente en las zonas más montañosa. Al predominar por la zona de la montaña Charplanina, que también con el tiempo ha ido adquiriendo el nombre de Charplaninca o Charplaninac. El Pastor Yugoslavo es un perro que se utilizaba para el trabajo, como perro guarda originario de la antigua Yugoslavia. En la actualidad esta raza de perro es idóneo para guardar el ganado y fincas. Además, durante años fue utilizado por los militares como perro guarda de fronteras. Es más que probable que el Pastor Yugoslavo fuera traído de Asia a Europa durante las migraciones de los pueblos en los tiempos prehistóricos por lo que lleva mucho tiempo entre nosotros.

Características del Pastor Yugoslavo

Esta raza de perro, el Pastor Yugoslavo, es una raza de perro de gran tamaño que no dejará indiferente a nadie. Es un perro que por supuesto llama la atención debido a su embergadura, es robusto y con una constitución fuerte. De hecho puede llegar a pesar de entre 26 a 45 kilos en el caso de los machos, y en el caso de las hembras entre 32 y 40 kilos.

El hocico del Pastor Yugoslavo es más corto que la zona del cráneo. La trufa (su nariz) es ancha y de color negra. Sus labios no son ni gruesos ni finos. Por otro lado, sus dientes tienen una mordida tijera. En cuanto a sus ojos, son almendrados, de tamaño medio, de color castaño oscuro. Las ojeras del Pastor Yugoslavo, son colgantes y caen pegadas a lo largo de sus mejillas. El rabo es largo y tiene abundante pelo, cuando tienen miedo suelen esconderlo hacia abajo.Tiene unas facciones muy adorables, en rasgos generales, siempre y cuando no se le enfade.

El Pastor Yugoslavo tiene unas fracciones muy dulcesEl Pastor Yugoslavo tiene unas fracciones muy dulces

Posee un pelo muy denso y largo, ya que en su zona de origen es de bajas temperaturas. En época de muda hay que tener muchas paciencia ya que se le cae mucho el pelo. Esto suele ocurrir entre abril y primeros de junio. Por suerte es un perro que no babea y que tiene una gran agilidad, le gusta mucho jugar a pesar de su enorme aspecto.

Comportamiento del Pastor Yugoslavo

El Pastor Yugoslavo, se caracteriza por tener un comportamiento calmado y muy buen comportamiento. Son perros que mantienen su lealtad a sus dueños hasta el fin de sus días. Dados sus orígenes tiene un instinto guardián muy fuerte. Es por eso que cuando ven a un desconocido, se pueden volver algo desconfiados y agresivos hasta que mantienen alguna toma de contacto con ellos. Es decir, quieren mantener su hogar a salvo de personas que no conoce.

Los Pastores Yugoslavos son una raza dócil y tranquilaLos Pastores Yugoslavos son una raza dócil y tranquila

Son perros bastante independientes, serenos y majestuosos. Son animales dóciles con los niños y también con perros más pequeños. Sienten un instinto protector muy grande. El Pastor Yugoslavo, es una raza de perro inteligente, es por eso que de siempre ha podido trabajar con el hombre y ha podido estar al cuidado del ganado. Esta raza, se relaciona muy bien con otras especies siempre y cuando se les presente poco a poco porque el Pastor Yugoslavo es algo desconfiado. No obstante, se le tiene que educar si no de lo contrario podría atacar a gatos u otros animales con los que se cruce.

Cuidados del Pastor Yugoslavo

Cuando se adopta un Pastor Yugoslavo como mascota de compañía hay que tener en cuenta estos aspectos:

  • Cuando son cachorros es cuando hay que actuar para que no den problemas de socialización de mayor o no haga caso a las órdenes más básicas. Hay que entrenar desde que son más pequeños para así mantener bajo control su naturaleza obediente.
  • Su alimentación, será pienso para perros de tamaño grande y oscilará entre un kilo y kilo y medio de comida al día. Para que no tiendan a engordar con facilidad es aconsejable que se les de largos paseos o se les lleve al campo a correr, ya que son perros felices en libertad.
  • Esta raza de perro puede sufrir con más frecuencia dos enfermedades; la displasia de cadera debido a su gran tamaño y la torsión gástrica, que afecta a perros grandes de pecho profundo como es el caso del Pastor Yugoslavo. Este problema conlleva la muerte súbita si no se actúa con rapidez. Si tu perro trata de vomitar sin conseguirlo y babea en exceso hay que llevarlo inmediatamente al veterinario para ponerle la medicación cuanto antes.
  • Su gran tamaño le ocasiona problemas de caderaSu gran tamaño le ocasiona problemas de cadera

  • Hay que llevar un control sobre su higiene y cepillado. Debido a su gruesa capa exterior, esta raza de perros de montaña necesitan una preparación mínima, limitada y limpieza ocasional. Hay que evitar darles baños frecuentes, tan solo cuando lo necesiten porque estén sucios o huelan mal, siempre teniendo en cuenta su champú, que sea de la mejor calidad posible para no dañar su pelaje y su piel, siendo los productos naturales los más recomendables.
Te puede interesar