Menú
Alimentar a tu perro con pollo crudo es un error: razones
Alimentar a tu perro con pollo crudo es un error: razones

CONSEJOS

Alimentar a tu perro con pollo crudo es un error: razones

El pollo crudo puede aportar grandes beneficios a nuestra mascota, pero conviene saber cómo dárselo y no abusar de este tipo de alimento.

Hoy en día existe una amplia variedad de alimentos para nuestro perro, pero una de las más conocidas es la dieta Barf. Esta utiliza el pollo como principal ingrediente, como pueden ser los muslos, pechuga, huesos o las patas. Nuestra mascota necesita un control continuo de la cantidad de proteínas que ingiere cada día y, a través del pollo, obtenemos una fuente de proteínas de gran calidad, que es baja en grasas y de fácil absorción.

Sin embargo, debemos estar atentos a cualquier señal de intolerancia (vómitos, diarrea), ya que si esto ocurre debemos parar de inmediato con la dieta y llevarlo a un centro veterinario para que puedan hacer pruebas en busca de cualquier tipo de alergias. Esto es de especial importancia y, al igual que en los humanos, no podremos saberlo hasta que le demos a probar el alimento.

La dieta Barf consiste en una carne completamente cruda y natural que ofrece una serie de ventajas y beneficios, ya que no contiene ningún tipo de ingrediente sintético y además ayuda en la salud dental e inmunológica del animal.

La dieta Barf para mascotas se traduce como Alimentos Crudos Biológicamente ApropiadosLa dieta Barf para mascotas se traduce como Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados

El organismo de los perros está capacitado para digerir de forma óptima los alimentos en su estado natural, es decir en crudo, y sintetizar sus nutrientes. Cuando cocinamos el pollo este pierde parte de sus nutrientes ya que sufre algunas alteraciones en sus propiedades, en cambio si lo mantenemos en crudo conseguiremos que se conserven todas sus propiedades y beneficios (enzimas, vitaminas, minerales, etc) esenciales para el buen funcionamiento de nuestro can.

Riesgo de desarrollo del síndrome APN

En la Universidad de Melbourne se han realizado recientemente investigaciones que relacionan el consumo de pollo crudo en perros con parálisis, conocido como síndrome APN (poliradiculoneuritis aguda). Este aparece debido a la bacteria Campylobacter, frecuente en carnes no cocinadas.

El APN afecta principalmente al sistema nervioso debido a un desajuste del sistema inmunológico que provoca que este ataque sus propias células nerviosas. Los síntomas comienzan con parálisis en las patas traseras, posteriormente se bloquean las delanteras, cuello y cabeza, pudiendo llegar a la muerte del animal. Por suerte, la gran mayoría son capaces de superar el síndrome en unos meses.

Con este tipo de dietas se corre el riesgo de que nuestra mascota sufra parálisisCon este tipo de dietas se corre el riesgo de que nuestra mascota sufra parálisis

Si seguimos alimentando al animal de forma prolongada con carne que porta el patógeno, habría más probabilidades de desarrollar el síndrome APN, sobre todo en perros que tienen un tamaño pequeño, pues son los que más suelen verse afectados por los síntomas de dicho síndrome.

¿Pueden los animales cocinar sus alimentos?

La respuesta es obvia, pero existe un miedo generalizado de alimentar a nuestras mascotas con algo crudo, cuando realmente llevan haciéndolo desde su aparición en el planeta tierra. La comida preparada para perros lleva pocos años en el mercado, si lo comparamos con la edad de la especie, y esto provoca que su uso habitual debilite el sistema digestivo del perro, de ahí que cuando le ofrecemos comida cruda no es capaz de digerirlo de forma correcta.

Sería como alimentar a uno de los miles de niños desnutridos de África con un cocido madrileño, el elevado valor nutritivo haría que su sistema no lo metabolizase provocando náuseas y diarrea. Lo mismo ocurre cuando viajamos a un país de vacaciones y probamos sus platos típicos, si son fuertes el estómago te lo hará saber.

Este tipo de dietas conviene introducirlas poco a poco y de forma combinadaEste tipo de dietas conviene introducirlas poco a poco y de forma combinada

Por lo tanto, si queremos comenzar a alimentar a nuestro perro con carnes crudas o huesos primero debemos de darle un tiempo de adaptación. Podemos seguir alimentándole con productos cocinados, siempre que sean naturales y de confianza.

Beneficios

El consumo de pollo en perros aporta una serie de beneficios que expondremos a continuación:

  • Gracias a las proteínas disponen de unos músculos saludables y fuertes
  • Los huesos tienen los valores ideales de Calcio y Fósforo para el animal, manteniendo una dentadura y huesos sanos. (Los huesos siempre se consumen crudos)
  • Al tener triptófano, es un antidepresivo, ya que produce sensaciones reconfortantes
  • También tiene Vitamina A que ayuda en la salud ocular
  • La Vitamina B2, principalmente el hígado de pollo, proporciona elasticidad a la piel y mantiene el sistema inmunitario controlado

¿Qué parte del pollo le doy?

Realmente le podemos dar lo que tengamos en el momento, aunque los muslos y los contramuslos son algo mejores porque son una carne de un color más roja que el que tiene la pechuga. Incluso le podemos dar a nuestro perro piel de pollo, siempre sin exagerar porque como en los humanos puede llegar a padecer obesidad. La piel tiene grasa animal por lo que es beneficiosa y debería formar parte de su dieta.

Hay que estar atentos por si se produce una intolerancia y acudir al veterinarioHay que estar atentos por si se produce una intolerancia y acudir al veterinario

Las carcasas de pollo, que son huesos con poca carne, también se pueden incorporar en la dieta siempre que estén crudas ya que, si cocinamos los huesos, se pueden astillar y habría riesgo de que nuestra mascota se atragante.

Recetas

En la dieta Barf no solo se consume pollo, sino que su composición primaria es de un 60% de carne con huesos, un 20% de carne magra, un 10% de verduras y frutas, y un 10% de vísceras y órganos. Dentro de los tipos de carnes pueden consumir pollo, pato, cerdo, ternera, conejo, caballo, cordero... Incluso pueden comer pescado como sardinas, boquerones, atún, salmón...

En cuanto a la fruta y la verdura se pueden servir crudas, pero es recomendable cocer las verduras, para una mejor digestión, y mezclarlas con las frutas (en crudo). Las semillas de las frutas no deben de ser ingeridas ya que tienen un nivel elevado de toxicidad para el perro. Las preparaciones se pueden congelar sin ningún tipo de problema.

Es recomendable mezclar el pollo con otro tipo de alimentosEs recomendable mezclar el pollo con otro tipo de alimentos

El precio de este menú es, a largo plazo, más económico porque si alimentamos a nuestra mascota con pienso de una marca desconocida pero que es muy barata le estamos dando algo que con el paso del tiempo le provocará algún problema de salud, por lo que tendríamos que gastarnos dinero en llevarlo al veterinario.

Como has visto, el mito que dice que los perros solo deben de comer pienso es falso, ya que hay muchos tipos de alimentaciones diferentes para nuestras mascotas. Un perro sano es un perro feliz, alegre, con energía y contento. Con esta dieta el animal disfrutará más de la comida y será más resistente ante las enfermedades.

Te puede interesar