Menú
Aspectos relevantes en la educación de un gato
Aspectos relevantes en la educación de un gato

TRUCOS Y CONSEJOS

Aspectos relevantes en la educación de un gato

Es fundamental entablar una relación de confianza con el felino para poder facilitar su proceso de aprendizaje.

Hoy en día, son muchas las personas que cuentan con un gato como mascota en el hogar. Ya sea adoptado a comprado, este animal pasa a ser uno más en la familia y son sus dueños los que se preocupan de sus necesidades y cuidados para que no le falte de nada. Por lo tanto, al igual que ocurre con los niños, los gatos requieren de no sólo adaptación al nuevo hogar sino también de aprendizaje. Dicho de otro modo, los felinos deben de ser educados por sus dueños para tener un comportamiento adecuado en el hogar y con todas aquellas personas o animales con los que se relacionen.

Para ello, la mejor etapa es aquella en la que son más pequeños, pues contarán con una mayor capacidad de aprendizaje y recuerdo. Por el contrario, cuanto más mayores son más difícil es que cambien sus hábitos o conductas. Por lo tanto, en cuenta se produce la adopción o compra de un gato, uno de los primeros pasos que habrá que dar será el de su educación.

Debes ganarte su confianza para educarles de una buena maneraDebes ganarte su confianza para educarles de una buena manera

Es importante recordar que estos animales nada tienen que ver con los perros. Por norma general, los gatos son más tranquilos pero también más ariscos, independientes y solitarios. Es decir, su socialización suele ser menor y en ocasiones, cambiar sus hábitos puede resultar más complicado. Para conseguirlo, es fundamental no imponerles las cosas a la fuerza sino poco a poco irles haciendo entender qué es lo que está bien y que no mediante un adiestramiento constante. La paciencia es fundamental en este proceso y a su vez, no se recomienda usar el castigo como método de aprendizaje. Sin embargo, una perfecta opción es premiar las buenas conductas o actitudes, de tal manera que entiendan que lo están haciendo bien y comiencen a repetir esas conductas sin necesidad de recordárselas.

Sea como sea, para poder llevar a cabo la educación de este animal es importante que todos los miembros del hogar colaboren en ello y pongan de su parte. Aunque el gato tenga un único dueño, será más positivo para su educación que todos los que vivan en esa casa remen hacia el mismo sentido. Algo que quizás podrá hacerles evitar caer en ciertos errores en su educación, tales como:

Es importante que todos los miembros de l familia le eduquen de la misma maneraEs importante que todos los miembros de l familia le eduquen de la misma manera

  • Educarles como si fueran perros: Como se ha comentado anteriormente, hay que saber diferenciar entre un gato y un perro. Son animales de compañía pero su forma de ser es totalmente diferente y por lo tanto, también la de educarles. Que un gato obedezca a una acción dependerá en un cien por cierto de su voluntad.
  • No dedicarles tiempo: Educar a un gato requiere un tiempo que es imposible de determinar. En algunos casos será más rápido que en otros pero de lo que no cabe duda es de que hay que conseguir ganarse la confianza, el cariño y respeto del animal para encontrar una buena sintonía que permita llevar al felino a comportarse adecuadamente.
  • Decir sí a la violencia: Ni los gritos ni las actitudes agresivas serán la clave para conseguir que un gato se comporte como se espera. De hecho, crearán más rechazo por parte del animal y pondrán las cosas más difíciles de cara a su educación y aprendizaje.

¿Qué hábitos enseñar a un felino?

Hay algunos aspectos que son fundamentales que un gato aprenda dentro de un hogar:

Es importante que aprendan a usar el areneroEs importante que aprendan a usar el arenero
  1. Utilizar el arenero: Por las molestias que ocasiona el no hacerlo, usar el arenero es uno de los aprendizajes más importantes para el dueño de cualquier gato. La higiene es importante y que el animal sea capaz de hacer sus necesidades en un lugar concreto y adecuado debe de ser una rutina. Por lo tanto, habrá que escoger el arenero perfecto y ubicarlo en una zona donde el felino cuente con cierta intimidad y a su vez, fácil acceso. Además, también habrá que limpiarlo cada día para que el gato se sienta más cómodo haciendo uso del mismo.
  2. No morder: Aunque no siempre que un felino muerde o araña hace daño, es incómodo e incluso peligroso que los gatos no aprendan que el hacerlo es algo malo. No obstante, es evidente que por su condición, cuando jueguen con ciertos objetos saquen las uñas y los arañen.
  3. Destrozar el mobiliario: Una solución ideal para conseguir que no rompan objetos del hogar o muebles es comprarles un rascador que les permita saciar la necesidad de utilizar sus garras.
  4. No subirse encima de los muebles: Aunque hay quienes deciden darles licencia para hacerlo, por cuestiones de higiene sería recomendable evitarlo. Sobre todo en la cocina, donde se manejan ingredientes y comidas que van a consumirse.
  5. No maullar: Maullar es algo propio de estos animales, es su manera de expresarse y por lo tanto, no hay que evitarla. Sin embargo, hay quienes sin causa o motivo alguno, pasan la noche haciendo estos sonidos que pueden provocar el insomnio de los miembros del hogar. Este aspecto, por lo tanto debe de ser controlado.
Te puede interesar