Menú
Especies de rana que se pueden tener como mascota
Especies de rana que se pueden tener como mascota

ANFIBIOS

Especies de rana que se pueden tener como mascota

¿Pensando an algún animal diferente para tener como mascota? Es este artículo se cuenta todo lo que necesitas saber para tener una rana como mascota.

Esta vez toca hablar de un tipo de mascotas que quizá no están dentro de las más comunes como pueden ser perros, gatos y hámsters. Sin embargo, resulta una mascota muy sencilla de cuidar y en función de su especie se pueden encontrar tipos muy diferentes. Por si no lo has descubierto ya, este artículo va dedicado a la rana. Conviene tener en cuenta que al igual que con el resto de anfibios que se quieren tener de mascota, para tener una rana es preciso disponer de un terrario, pero de eso toca hablar más tarde. Cada vez son más las personas que están empezando a escoger a estos anfibios palmípedos como acompañantes, si quieres saber porqué échale un vistazo a este artículo.

El terrario

Antes de comenzar a hablar de las ¡diferentes especies de rana que son aptas para tener como mascota, conviene hablar primero de su estancia, y es que como se indica en el párrafo anterior disponer de un terrario va a ser algo fundamental. Las dimensiones del mismo irán variando en función del tamaño de la rana, pero cuando esta es adulta, no conviene cometer el error de comprar el terrario para la rana antes de que crezca. De esa forma será necesario adquirir otro una vez que el batracio haya alcanzado su tamaño adulto. Para mantener las condiciones de temperatura ideales es necesario que por el día alcance entre 25 y 28 ºC, descendiendo por la noche hasta los 20ºC.

La rana toro es conocida por el gran tamaño que puede alcanzar en edad adultaLa rana toro es conocida por el gran tamaño que puede alcanzar en edad adulta

Como buenos anfibios que son, las ranas tienen una piel permeable, en otras palabras, que si se seca el ambiente del habitáculo el propio animal corre el riesgo de deshidratarse. Luego es recomendable que el sustrato de terrario mantenga cierta humedad. Además, también resulta útil dejar a la rana un pequeño recipiente con agua para que puede zambullirse cuando así lo desee. Otro consejo importante es rociar el terrario regularmente con un difusor de agua -se pueden encontrar en cualquier bazar- para ayudar a mantener la humedad. Es importante que el agua esté exenta de cloro, un componente que no sienta nada bien a esta especie de mascotas. Hablando de las medidas del terrario, el mínimo para una rana estándar seria de 40 x 40 x 60. Siempre debe de medir más de alto que de ancho.

Una vez dispuestos a elegir la rana son varios los aspectos que hay que tener en cuenta. Por un lado, siempre hay que evitar adquirir especies muy raras o que estén en peligro de extinción, ya que una persona de a pie no tiene los conocimientos para mantener a este tipo de animales. Por otro lado, es recomendable, y sobre todo si hay niños en casa, no adquirir bajo ningún concepto ranas de especie venenosa ya que supone un peligro totalmente innecesario. Por último y antes de empezar a ver las especies de rana, es necesario ser conscientes que de en el caso que uno no pueda seguir cuidando a la rana, dejarla libre puede ser un error fatal. Algunas de las especies de rana son invasoras, es decir, pueden alterar un hábitat rápidamente y desequilibrar el ecosistema. Por lo que llevarla a un refugio de animales puede ser una gran opción.

Algunas ranas de Cranwel mueren antes de lo normal debido a la ingesta de objetos no comestiblesAlgunas ranas de Cranwel mueren antes de lo normal debido a la ingesta de objetos no comestibles

Rana verde de ojos rojos

Es una especie de rana arbícola muy común entre las ranas mascota. Por lo general el tamaño de las hembras suele ser superior al de los machos llegando a superar los 6 cm en la edad adulta. Es importante saber que su piel es ligeramente tóxica. La composición de del terrario para esta especie es sencillo: Se empleará un sustrato a base de fibra de coco, algunas piedras planas, plantas y una rama gorda inclinada dado que a estas ranas les encanta trepar.

La rana toro

Se trata de una rana de gran tamaño que ya es popular en todo el mundo. Está considerada una especie invasora por su facilidad para poblar hábitats naturales. Con todo esto y dada la facilidad de cuidado que tienen, las ranas toro se han convertido en una de las opciones más elegidas por los usuarios. Su principal inconveniente suele el el elevado tamaño que alcanzan en su edad adulta. Esto al final deriva en la compra de un terrario de mayores dimensiones, ya que algunas ranas toro llegan a pesar 1 kg. Para el terrario es necesario mínimo 20 cm de agua libre de cloro y varias piedras o maderas para que el animal repose fuera del agua.

Escuerzo de Cranwell

Este tipo de rana se conoce coloquialmente como 'Rana Pacman' y es que tienen una manía permanente de llevarse a la boca prácticamente todo lo que se encuentran, tanto es así que algunas acaban muriendo antes de tiempo debido a que ingieren sustancias nocivas. Pueden llegar a medir 13 cm y alcanzan los 500 gramos en edad adulta.

A pesar de su indudable belleza la rana azul es una especia venenosaA pesar de su indudable belleza la rana azul es una especia venenosa

Rana flecha azul

Probablemente esta sea la especie de rana más llamativa de que se habla en este artículo. Se trata de un batracio originario de Surinam (América del sur). Tradicionalmente los indígenas de las tribus de la zona impregnaban sus flechas con el veneno de esta especie de tal manera que eran aun más letales. A pesar de la increíble belleza de este animal, no es recomendable su adquisición por personas ajenas a este mundo debido a que se trata de una especie venenosa.

Rana arbícola verde

Para terminar toca hablar de la rana verde, también conocida como 'rana rechoncha' es una especie muy común entre los que optan por tener este tipo de anfibios como mascota. Esta rana es conocida por su hambre permanente a pesar de su pequeño tamaño. Tanto as así que es una de las pocas especies que llega a establecer vínculo con su dueño, pero únicamente porque es quién le da comida. Su medida normal es de 10 cm dado que suelen engordar mucho debido a lo que comen. Suelen llegar a vivir hasta 16 años.

Te puede interesar