Menú
¿Se pueden dar huesos a los perros?
¿Se pueden dar huesos a los perros?

CONOCE LA RESPUESTA

¿Se pueden dar huesos a los perros?

Es habitual que las personas les den huesos a los perros pero no siempre son beneficiosos para su salud. Conoce cuáles son los mejores y cómo sientan a tu mascota.

Si tienes un perro sabrás que lo que más le gusta en el mundo es morder cualquier cosa que pille, es por esto por lo que muchas personas les compran huesos ya no solo para que jueguen y se entretengan sino, para aportarle a su mascota todos los beneficios que tiene este alimento en su alimentación.

Sin embargo, hay mucho mito en cuanto a si los huesos son peligrosos o no para la salud de estos animales. Con toda la información contradictoria que existe es importante que conozcamos cuales son las ventajas de los huesos, pero también los inconvenientes para que así podamos tomar la decisión de dárselo o no a nuestra mascota.

Ventajas de los huesos para perros

Los huesos para perros son muy recurrentes cuando se tiene mascota y conllevan una serie de ventajas.

  • A tu mascota les encanta y es una buena forma de darle un premio de vez en cuando.
  • Limpia sus dientes, mantiene sanas sus encías y previene la aparición de sarro.
  • Los huesos son una gran fuente de calcio y fósforo, las cuales influyen en el crecimiento de tu mascota y le vendrá genial incluirlo en su alimentación.
  • Tú mascota libera estrés al comérselo.
  • Son como juguetes con los que tu perro se mantendrá tranquilo.
  • Ayuda a estimular la mente y ejercitar la mandíbula.

Desventajas de los huesos para perros

Es cierto que los huesos también pueden conllevar una serie de desventajas que hay que saber si vamos a dárselos a nuestra mascota.

Los huesos para perro pueden tener una serie de ventajas y desventajas que hay que conocerLos huesos para perro pueden tener una serie de ventajas y desventajas que hay que conocer

  • Los huesos de mala calidad pueden llegar a provocar enfermedades bacterianas.
  • Normalmente son de difícil digestión lo que puede provocarle a tu mascotas problemas de estreñimiento o por lo contrario, diarrea.
  • Si el hueso es quebradizo puede llegar a ocasionar heridas bucales a lo largo del intestino e incluso obstrucción.

Tipos de huesos para perros

  • Huesos comestibles: Estos son los huesos que están huecos y que pueden picarse en una trituradora, son muy buenos para tus mascotas porque aportan minerales, calcio y fósforo.
  • Huesos recreativos: Son los huesos que se usan como juguete para los perros, con estos podrán jugar, mordisquearlos e incluso estimular su mente durante horas. No aportan calcio y no hay peligro de que sean ingeridos por su gran tamaño y rigidez, no obstante, es mejor que se vigile a la mascota mientras juega con él.
  • Huesos de piel de vaca: Estos huesos se reblandecen al ser ingeridos por nuestras mascotas y los hay de diversos tamaños dependiendo de la raza de perro que tengas.
  • Huesos de piel de cerdo: Es muy importante que no le demos estos huesos a nuestras mascotas ya que pueden causar diarrea y vómitos. Además, nuestras mascotas no son capaces de digerirlos correctamente.
  • Huesos de calcio: Estos son una excelente opción para nuestra mascota no solo porque como su nombre dice, tiene mucho calcio sino porque este tipo de huesos puede durar mucho tiempo y son de fácil digestión. No obstante, debemos tener en cuenta que hay que lavarlo cada vez que lo guardemos para evitar que nuestro perro sufra alguna infección bacteriana.

¿Qué huesos no puedo darle a mi perro?

Normalmente, siempre se advierte que los huesos de pollo no son aptos para estos animales porque son muy pequeños y pueden atragantarse con ellos o incluso provocarles heridas, pero lo cierto es que ese peligro lo puedes correr con todos los huesos que le des a tu mascota.

Hay huesos que es conveniente no dárselos a los perros por su saludHay huesos que es conveniente no dárselos a los perros por su salud

Para asegurarte de que esto no pase, o al menos que haya las menores probabilidades de que esto ocurra, debes darle a tu mascota huesos que sean más largos que la longitud de su hocico para que así no se atraganten. Por supuesto, no le des huesos cortados en pequeños trozos ya que estos corren el peligro de astillarse dentro del intestino de tu can.

Como hemos dicho antes, los huesos de cerdo y también los de costilla son más propensos a astillarse por lo que es mejor no correr el riesgo. Asimismo, debemos tratar de que nuestro perro mastique bien lo que ingiere y que cuando ya no quiera más o nosotros veamos conveniente guardarlo, refrigerarlo, lavarlo antes de volvérselo a dar y tirarlo después de tres o cuatro días.

Nunca debemos darle huesos cocidos

Los huesos más peligrosos para nuestras mascotas son los cocidos, incluidos los que provienen de los restos de la mesa cuando cocinamos algo como el pollo, costillas etc... Estos huesos se pueden romper y astillar muy fácilmente. Si crees que tu perro ha podido ingerir alguno es posible que presente alguno de estos síntomas: Dientes rotos, lesiones en la boca o lengua, obstrucción gastrointestinal, en la tráquea o esófago, estreñimiento, sangrado rectal y peritonitis (una infección bacteriana en el abdomen que es causada por pinchazos en el estomago o intestino). Si notas que tu mascota tiene alguno de estos síntomas es fundamental acudir al veterinario de inmediato.

¿Vale la pena darle un hueso a mi perro?

La creencia general de los propietarios de estos animales es que siempre y cuando los huesos no sean pequeños, de pollo o cocido, se le puede dar a nuestra mascota un hueso sin problema, sin embargo, esto no es cierto. Aunque hay unos huesos más peligrosos que otros, el riesgo siempre está ahí.

Saber todo sobre los huesos de los perros es muy importante antes de dárseloSaber todo sobre los huesos de los perros es muy importante antes de dárselo

Es por esto, por lo que muchas personas se han preguntado si merece la pena darle un hueso a su mascota a pesar de los peligros que pueda conllevar esto y lo cierto es que, muchos veterinarios opinan que no merece la pena. Como siempre, la última palabra la tiene el dueño del animal, no obstante, los veterinarios recomiendan moler los huesos en polvo y espolvorearlo sobre la comida del perro antes que darle un hueso entero.

Aunque esto proporciona los minerales necesarios para la alimentación de tu mascota, se pierden los beneficios de la mordida. A pesar de esto hay muchos sustitutivos a los huesos con los que puedes obtener los mismos beneficios en su alimentación, pero como siempre la decisión es tuya.

Te puede interesar