Menú
Cómo alimentar a un perro senior
Cómo alimentar a un perro senior

PAUTAS A SEGUIR

Cómo alimentar a un perro senior

Es importante reducir la cantidad de grasas de su dieta para que no coja peso de más y derive en problemas de salud que perjudiquen a su movilidad.

Cuando entran en una edad más avanzada los perros no necesitan de la misma variedad de nutrientes. La llegada a la vejez y las necesidades de su cuerpo influyen en su modo de vida, que no es igual que cuando son perros adultos, así que sus amos deben realizar una reestructuración de su dieta. Es muy importante porque los canes se adentran en una etapa en la que las carencias pueden hacer mella en su salud, con el añadido de que muchos dueños desconocen que deben introducir una nueva rutina alimentaria. Por eso en este artículo te proporcionamos toda la información para que el cuidado de tu mascota sea el óptimo.

¿Cuándo modificar la dieta de tu perro senior?

Lo cierto es que no existe una fecha o edad clave para determinar cuándo es preciso que cambies la dieta de tu perro por una que se adapte a su edad, pues no solo influyen los años del animal sino también su tamaño y su raza. Asimismo, otro factor muy influyente es el estado de tu mascota y si ha sufrido problemas graves de salud o si ha tenido problemas relacionados con el aparato digestivo. Por este motivo la solución siempre está en la consulta a tu veterinario de confianza, que conoce el historial del perro y todos sus antecedentes. Además, podrá inspeccionarle para determinar con más exactitud qué tipo de dieta o pienso le conviene.

Para modificar la dieta de un perro se debe tener en cuenta su edad, su tamaño y su razaPara modificar la dieta de un perro se debe tener en cuenta su edad, su tamaño y su raza

No obstante, no se recomienda realizar el cambio de rutina en la alimentación de tu animal de compañía de un día para otro porque puedes provocar que el perro no lo acepte, con el consecuente riesgo de que coja aversión a los nuevos alimentos, que al fin y al cabo estará obligado a tomar. Es preferible que hagas el cambio de forma gradual teniendo en cuenta los gustos de tu mascota. Por ejemplo, para comenzar puedes ponerle un poco del pienso senior mezclado con el que come habitualmente para que se vaya a costumbrando al sabor y en el futuro ir reduciendo poco a poco la cantidad de pienso adulto que le das. Respecto a las cantidades de pienso, deja que tu veterinario te indique las más adecuadas según la raza y la edad del animal, así como también en función de la marca de pienso.

Cambios a introducir en la dieta de tu perro senior

Cuando los perros envejecen necesitan que sus dueños cuiden su alimentación para evitar el desarrollo de problemas de cualquier tipo. Es muy importante porque su organismo tiende a oxidarse con la edad, como el de cualquier otro ser vivo, y puede fallar si no sigue una dieta que trate de estimular su sistema inmunológico. De esta forma, el animal tendrá más defensas y resistirá mejor a las enfermedades o problemas que puedan afectarle. Así pues, a continuación te explicamos los cambios que sin excepción todo perro senior debe tener en su dieta:

  • Evita un alto nivel de grasas en su dieta: los perros entrados en una edad más avanzada suelen reducir su tiempo de actividad física por motivos evidentes y es que su organismo pierde la fuerza y resistencia física según pasan los años. Por este motivo, el aporte de calorías diarias ha de ser menor. Sin embargo, es muy importante que las grasas no concentren una gran parte de esa ingesta total de calorías, pues la materia grasa es mucho más difícil de eliminar que el resto y como consecuencia, tu animal de compañía puede desarrollar un sobrepeso u obesidad que afecte a su movilidad y atrofie sus músculos y huesos.
  • Aumenta el nivel de proteínas: así como has de reducir la ingesta de grasas de la rutina de alimentación de tu perro, en contraposición deberás aumentar la cantidad de proteínas. Estos nutrientes son muy importantes porque ayudan a reparar los tejidos que tienden a oxidarse con los años del animal y le aportan más fuerza muscular, tan imprescindible para combatir la flojera característica de las edades más avanzadas.
  • Aumenta el nivel de fibra: la fibra aportará hidratos de carbono a tu mascota, un tipo de calorías que le ayudará a obtener la energía necesaria para sobrellevar el día a día y que es de más fácil absorción de las grasas, puesto que ingiriendo las cantidades recomendadas no se acumula. Además, la fibra ayudará al sistema digestivo de tu mascota, regulando su metabolismo y favoreciendo el funcionamiento de sus intestinos.
  • Introduce minerales en su dieta: aunque todos los perros necesitan vitamina C a lo largo de su vida, cuando se acercan sus últimos años debe incrementar su nivel de este mineral. La razón es porque esta vitamina previene la oxidación y ayuda a reparar tejidos, unas funciones muy importantes en relación al deterioro del sistema nervioso, que puede decelerarse con esta sustancia. Asimismo, los expertos recomiendan aportarle al animal el triptófano, un aminoácido presente en algunos piensos específicos destinado a regular el sueño y el placer.
  • Mantén bien hidratado a tu perro: si bien a tu mascota nunca debe faltarle agua, mucho menos debe hacerlo cuando entre en su etapa senior. Es fundamental que tome las cantidades de agua recomendadas para evitar la oxidación de las células de su cuerpo y desarrolle como consecuencia problemas de salud que pueden conducirle a la muerte. Una buena hidratación hará más fuerte a tu perro ante las adversidades que puedan llegarle.

Las grasas no se deben concentrar para evitar problemas de sobrepeso u obesidadLas grasas no se deben concentrar para evitar problemas de sobrepeso u obesidad

Alimentos permitidos en la dieta de tu perro senior

Es cierto que existen piensos y patés de múltiples marcas comerciales que adaptan su alimento a las características anteriormente mencionadas. Sin embargo, también puedes darle a tu perro algunos alimentos caseros como complemento siempre que cumplan con dichas características. Por ejemplo, una gran fuente de antioxidantes son los vegetales, que además aportarán vitaminas, fibra y carbohidratos a tu mascota, aunque no debes olvidar que algunas frutas y verduras que resultan tóxicas para perros. Por otro lado, existen carnes y pescados que contribuirán a mejorar los índices de proteínas y ácidos grasos en tu animal de compañía, como las sardinas o el salmón rosado. Se trata de un nutriente indicado para contrarrestar la inflamación de enfermedades como la artritis, así como es muy bueno para los órganos vitales de los perros.

Te puede interesar